Tecnología: análisis auriculares Moonki Sound MH-I312

Volver al Indice – Análisis de Auriculares

El precio, diseño y calidad de sonido están muy bien; pero la falta de sensibilidad (que deriva en muy bajo volumen) atenta contra su uso en dispositivos móviles.

Tecnología: análisis auriculares Moonki Sound MH-I312

Por Alejandro Franco – contáctenos

calificación: 3/5 - buenoMoonki Sound: ¿genéricos chinos con personalidad?. Honestamente nunca antes había escuchado de la marca y, buscando en Internet, sólo encuentro una página argenta (muy bien hecha, por cierto) con la galería de productos y la responsabilidad de un importador conocido. Ok, ya me he llevado antes sorpresas con marcas como Panacom y Microlab, seamos abiertos a las nuevas sensaciones. En este caso nos ocupa un juego de auriculares deportivos de inserción con caja bonita, color fluo y diseño diferente. Se tratan de los Moonki Sound MH-I312 que se consiguen en Musimundo a $ 549.- (valores a Marzo 2021). Definitivamente no son los mas caros ni los mas baratos del rubro y compiten en precio con algunos modelos de Sony y Philips e incluso con algunos otros genéricos y un par de modelos de Noga.

Ahora bien: hagamos un par de definiciones simples. Primero: ¿para que se compra uno un par de auriculares?. La respuesta obvia es: para escuchar música (y quizás películas y juegos) con muy buena calidad… y buena potencia. ¿Estamos de acuerdo, no?. Segundo: si te comprás un juego de auriculares para uso deportivo, es porque los mismos van a ir conectados a algún dispositivo móvil (celular, reproductor de MP3, iPod, etc) que, por estar alimentado con una batería, no dispone de mucha potencia de salida de audio. ¿Seguimos en la misma página, verdad?. Bueno: el problema con los Moonki Sound MH-I312 es que proveen sonido de buena calidad (hasta diría que muy buena)… pero se escuchan muy bajito. Y para hacer que se escuchen fuertes hay que hacer un par de piruetas con los seteos de sonido del celular.

Como hablamos en un artículo previo – como calibrar el ecualizador de su celular Android (para escuchar música como los dioses en su smartphone!) -, su celular se puede escuchar de dos maneras: con ecualizador apagado, lo que da un sonido crudo pero muy fuerte, o con ecualizador prendido y calibrado, lo que le resta potencia a la salida de audio (pero se escucha mucho mejor!) ya que está aplicando cambios que consumen energía (como potenciar bajos, agudos, etc). Nadie usa el celular para escuchar música con el ecualizador apagado porque sería realmente un milagro que usted emboque un juego de auriculares que se escuchen de manera gloriosa a la primera de cambio. Tanto el dispositivo que emite el audio como los auriculares / parlantes que le conecta para escuchar dicho sonido tienen su caterva de mañas, virtudes y defectos por lo cual la tarea de calibración del ecualizador es ineludible. El problema con los Moonki Sound MH-I312 es que tienen todas las características de un auricular de calidad – se calibran rápido (con seteo full bass / full treble o alternative y luego termina de pulirlo con un seteo personalizado), tiene bajos lindos y suaves (7/10), medios potables (7/10) y agudos fuertes (9/10) – pero se quedan extremadamente cortos a la hora de potencia en un celular standard. No sé si un smartphone de gama alta tiene mayor potencia de salida pero lo probado acá se escucha bajo y la única manera de sentirlos fuertes fue únicamente a través del AIMPese reproductor de archivos MP3 de origen ruso que está entre los mas populares del mundo debido a que trae su propio ecualizador de diez bandas y su propio engine de sonido – ya que tiene la opción de PreAmplificaresto es, potenciar por software la salida de audio -. El problema con PreAmp es que resulta fácil distorsionar el sonido cuando se va a los picos (la canción o el tema tiene un pico de agudos o de graves y, cuando llega, de pronto el mismo se llena con ruido de fritura porque está exigiendo al auricular mas de lo que puede dar) y es lo que me ocurrió a mí con varios temas. Por supuesto todo depende de cómo están grabados los MP3, la calidad que tienen, etc. pero, al menos en la tercera parte de los temas testeados, la PreAmplificación distorsionaba y saturaba los auriculares MH-I312. Ni que hablar de usarlos con el ecualizador de base de Android (generalmente dotado de cinco bandas y un leve efecto surround / refuerzo de graves) y con YouTube / Netflix / otra app de streaming donde el sonido es de calidad pasable (en agudos y graves) pero siempre corto en potencia.

¿Y todo esto, a qué viene?. A que precisamente los Moonki Sound MH-I312 no rinden precisamente para el propósito para el cual lo publicitan. Por supuesto que si yo los conecto a mi notebook o a un equipo de audio de escucharán maravillosos y fuertes porque esos equipos – que toman energía de la instalación eléctrica – poseen potencia de sobra en la salida de audio. Pero con un dispositivo móvil a batería no logran llegar a un nivel de volumen aceptable. Ustedes dirán: bueno, si los celulares / reproductores portátiles no tienen mucha energía en la salida de audio entonces ese debería ser un problema generalizado con todos los auriculares. Y la respuesta es: no. Ahí es donde entra a jugar la ingeniería, sea el diseño físico de las orejeras o la calidad de los materiales empleados en la construcción. Comparemos los Moonki Sound MH-I312 con los Philips SHE1360que para mí es el standard a lo que debe aspirar, como mínimo, un auricular de inserción para que se escuche con claridad, calidad y potencia -. Los SHE1360 tienen drivers de 15 mm y los MH-I312 de 10 mm. En impedancia y sensibilidad andan ahí – 16 Ohms impedancia, 100 / 102 dB de sensibilidad -, pero los Philips tienen un rango de frecuencia que arranca de los 16 hz mientras que los Moonki Sound comienzan desde 20 hz. Es decir, hay diferencias y eso se nota en el rendimiento en donde los Philips se escuchan claros y fuertes de manera satisfactoria mientras que los Moonki Sound parecen tener una almohada encima. Con drivers mas grandes y mas sensibles los MH-I312 podrían ser espectaculares ya que tienen de arranque buena calidad de sonido y la calidad de terminación es realmente muy buena. El cable es plano así que se evitan problemas de enredo y es mas resistente a los tironeos; los pines de inserción vienen con unos cuernitos de goma que se acomodan a la forma de la oreja para evitar desplazamientos accidentales, además de que las almohadillas son muy cómodas. El plug es dorado (aunque no dice en ningún lado si es bañado en oro, lo cual mejora la calidad del contacto y lo traen los auriculares de calidad) y la gama de colores es bien alegre.

Me gustaría de todo corazón poder recomendar los Moonki Sound MH-I312 pero se quedan cortos con los dispositivos portátiles. Por lo que he visto la galería de productos de audio de Moonki Sound es muy amplia y no es precisamente barata (hay unos parlantes activos por cerca de $ 50.000.-) con lo cual apuntan a la calidad para hacerse un nombre y un lugar en el mercado. Sería interesante que pulieran el diseño de los MH-I312 y sacaran una versión mejorada de él, aumentando la sensibilidad para ganar volumen… con lo cual me gustaría volver a reseñarlos para, en esa ocasión, darle las recomendación que realmente se merecen ya que las cosas mas difíciles (calidad de sonido) las hicieron bien y se quedaron cortos en un apartado impensado.

Características técnicas de los auriculares Moonki Sound MH-i312

  • Auriculares deportivos de inserción
  • Drivers de 10 mm
  • Frecuencia de respuesta: 20 Hz – 20000 Hz
  • Impedancia: 16 ohms
  • Sensibilidad: 102 dB
  • Ficha miniplug de 3.5 mm
  • Cable: 1.2 metro plano
  • Manos libres: no
  • Colores: negro, rojo, blanco, verde

Precio: U$s 3.66 (o $ 549.-, valores a marzo 2021)

Conclusión: Hay calidad y buenas intenciones en los Moonki Sound MH-i312 – el sonido es muy bueno y equilibrado, la terminación es de buena calidad -; pero le falta sensibilidad, con lo cual se escuchan muy bajitos en dispositivos móviles… para los cuales, teóricamente, fueron diseñados ya que se venden como auriculares deportivos.