Cine, TV, Video: crítica: Los Vengadores (1998)

Volver al Indice – Cine, TV, Video

Por Alejandro Franco – contáctenos

The Avengers (EUA – GB, 1998): Intérpretes: Ralph Fiennes, Uma Thurman, Sean Connery. Dirigidos por Jeremiah Chechik. Editado en video y DVD en Argentina. (*)

Los Vengadores (1998) En general, todas las remakes de series televisivas terminan dando un producto totalmente distinto al de su original catódico; salvo raras excepciones (como Star Trek, ya que el equipo y actores son los mismos), los productos son desparejos y se encuentran a medio camino; no satisfacen a los fans ni tampoco captan nuevo público.

Hay algunos productos que, si bien han pasado desapercibidos, han resultado bastante dignos y mejoran el producto original, como por ejemplo, Lost in Space; otros han copiado bien su formula y, de acuerdo al director, llegaron a buen puerto como George of the Jungle. Pero en general sucede lo mismo; los publicos cambian, ya no ven todo con los ojos del 60 y del 70, y la novedad se mezcla con la desilusion.

En el caso que nos ocupa, se trataba de un tema muy delicado; por un lado Los Vengadores resulta ser un desprendimiento de la Bondmanía generada en los 60. Espias contra fantasticos villanos queriendo dominar al mundo. Las diferencias estriban en que la serie, al contar con menos tiempo y presupuesto, debe apelar a imaginacion y golpes de efecto para tener éxito. Y el camino elegido fue una mezcla de delirio pop y surrealismo. En ese sentido, Los Vengadores es a la serie de James Bond, lo que la serie Batman de 1966 es a los viejos films de Superman de los ´50. Una derivación paródica que toma vuelo propio.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

Pero qué era lo que caracterizaba a la serie?. Primero era una situacion inicial de suspenso, con algún asesinato o suceso realmente extraño. Ese era el enganche que captaba al público durante los 60 minutos que transcurría el capítulo. Después, que los hechos vistos en un principio no eran lo que parecían y se daba una vuelta de tuerca, encontrándose con algún plan realmente delirante de algún lunatico. En el medio habia muchos toques de color, escenas surrealistas (por ejemplo, una academia de entrenamiento de limpia ventanas, una sociedad a favor de la comunicacion con venusinos, una residencia de militares retirados que juegan con soldaditos de plomo cargados de artilleria real), y todo esto se dejaba llevar básicamente gracias a la buena química entre los protagonistas: el flemático y charlatán John Steed y la partenaire de turno (que hubo varias), pero la más popular fue la simpática y de armas tomar Emma Peel. Esa química se basaba no sólo en la relacion entre actores; la mecánica era similar a la de un matrimonio inglés charlatán y mordaz, independientemente de la situacion peligrosa o ridícula que vivieran. En ese sentido, tomaban prestados elementos de la serie de Nick Charles, El Hombre Delgado, que interpretaba William Powell.

Un producto tan sesentista y pop resultaba difícil de trasladar al cine. Y los resultados se ven en esta película. Por un lado, el director carece de talento para subsanar escollos y morosidades de un guión que, pese a ser escrito por un fan de la serie, resulta altamente moroso y falto de gracia. Hay muchos puntos en el film que lo convierten en una perla negra, un film maldito, ya que gastaron más de 150 millones de dolares y apenas recaudo el 10% de su costo. Por qué?

La trama viene así: extraños sucesos envuelven al proyecto Prometeo, una arma que controla el clima. El ministerio, una agencia de espionaje ultrasecreta llama a su mejor agente (Steed, interpretado insulsamente por Fiennes), y a una de las autoras del proyecto (Peel, con la horma de Uma Thurman, quien resulta demasiado joven y blanda para el film). Sus jefes son Madre y Padre, personajes que se habian visto en la serie pero no la era Peel, sino hacia el final, cuando el personaje femenino era Tara King. Ellos los envian a investigar al millonario August De Wynter (Connery, que se divierte un poco con el personaje y levanta la puntería del film pero sin hacer milagros).

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos

En cinco minutos se nos da la trama; y en cinco minutos ya sabemos quien es el villano. El resto es relleno. Ojo, muchos filmes de James Bond tienen la misma estructura… y complementan con mucha accion, alguna subtrama, y sobre todo, algún duelo de ingenio entre heroe y villano… cosa que aqui no sucede en absoluto. Fiennes es demasiado apático y sin carisma; hay muchos diálogos, pero sin gracia y los mejores (que son pocos) los tiene Connery. Hay muy poca accion, parece el relato centrado en estudiar la relacion de los dos protagonistas principales que es muy hablada y sin gracia. Hay, por supuesto, chispazos de imaginacion que nos recuerdan a la serie, como una viejita armada con metralleta, dos esbirros que parecen salidos de La Naranja Mecánica, un castillo lleno de escaleras en laberinto, una reunion de villanos disfrazados de osos gigantes… pero eso no compensa una trama morosa, sin suspenso ni humor, con un gasto excesivo en decorados y efectos… que nos recuerda a otro viejo monstruo que se hundio en las taquillas como fue Casino Royale. Además, las calles estan desiertas, no se ve gente… han querido crear un ambiente fantastico y solo han creado un paisaje desolador. La acción se ve demasiado rápido y metida a empujones en los últimos minutos del film. Hay personajes que desaparecen o reaparecen misteriosamente, y hay un romance entre Steed y Peel que hunde definitivamente la magia de la tensión sexual que tenia la serie. Y hay demasiadas bromas sobre el té a las cinco.

Los Vengadores hubiera sido una gran pelicula o una gran serie de peliculas. Pero precisaba otros protagonistas (Kenneth Branagh y Emma Thompson hubieran estado bien!), otro director (quizás el de Austin Powers) más especializado en comedia, y un guion más fresco y chispeante. Un desperdicio de talento, tiempo y dinero.