Cine, TV, Video: crítica: Batman, el Caballero de la Noche

Volver al Indice – Cine, TV, Video

El director Christopher Nolan produce lo que posiblemente sea el mejor film de superheroes de todos los tiempos, superando a quien era considerado el mejor – su anterior hit Batman Inicia -. Una historia profunda y adulta

Por Alejandro Franco – contáctenos

Batman: The Dark Knight (EUA, 2008). Intérpretes: Christian Bale, Heath Ledger, Michael Caine, Aaron Eckhart. Dirigidos por Christopher Nolan

Batman, el Caballero de la Noche: vemos y criticamos el film sobre el encapotado antes de su estreno en Argentina. Con Christian Bale y Heath Ledger. Critica de la pelicula Consecuencias. En la vida real, esas ramificaciones emanan de cada acción como las ondas que producen las piedras al caer al agua. A menudo en las películas, especialmente en aquellas en donde los personajes no siguen las reglas, las consecuencias se encuentran congeladas. Pero en el universo que Christopher Nolan ha creado en los filmes de Batman, las decisiones y las acciones tienen consecuencias. Batman: el Caballero de la Noche es posiblemente el mejor y más adulto film de superhéroes que haya llegado a la pantalla, e ilustra los efectos de acción y reacción de manera trágica y dolorosa. Esta es una película sin compromisos – una que desafía los clichés habituales que uno espera de un film de superheroes -. Mientras que existe una generosa dosis de secuencias de acción, Batman: The Dark Knight tiene un subtexto propio de las tragedias griegas. Es acerca de poder e impotencia, sanidad y locura, imagen y realidad,… y por supuesto, acerca de consecuencias.

A menudo se dice que la visión de Tim Burton sobre Batman ha sido la representación más oscura sobre el personaje. Comparado con lo que Nolan ha desarrollado en el carácter, lo de Burton es una aproximación tibia. La secuela de Batman Inicia es una de las mejores segundas partes de todos los tiempos, y posiblemente el mejor estreno que uno tenga recuerdos desde El Señor de los Anillos: El Regreso del Rey. The Dark Knight se construye sobre temas y premisas fundados hace 3 años. Ahora Nolan tiene todo el tiempo del mundo para expandir el retrato de Batman como un individuo atormentado conducido por fuerzas que escapan a su control y manejando la justicia de acuerdo a sus propios códigos.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

Después de los sucesos de Batman Inicia, la figura del encapotado se ha convertido en mítica para los habitantes de Ciudad Gótica. Igualmente el debate sigue sobre si Batman es una esperanza de justicia o una amenaza. Surgen varios imitadores – vigilantes disfrazados que utilizan métodos rudos de aplicar justicia -. Las actividades nocturnas del encapotado continuan dando notorios golpes al crimen organizado, y las cosas se ponen peor cuando el nuevo fiscal general Harvey Dent (Aaron Eckhart) decide realizar una campaña dura y activa contra la mafia. Dent, apoyado por Batman y su lugarteniente, el policía Jim Gordon (Gary Oldman) comienza su propia guerra contra el crimen. Pero una nueva amenaza se está asomando y tiene la forma de un lunático sádico llamado el Joker (Heath Ledger), quien se ofrece a ser el principal matón de la mafia a cambio de provocar el caos en la ciudad. Y esto lo lleva a un conflicto personal con el encapotado de ciudad Gotica. La demanda del Joker es que Batman revele su identidad o la ciudad quedará sumida en un mar de sangre. Como el superhéroe permanece anónimo, el Joker hace cumplir su promesa.

A menudo en los filmes de superhéroes existe la sensación de que, más allá de lo que pase, las cosas encontrarán un equilibrio al final. Esa sensación está ausente aquí, y es posiblemente la mayor virtud del film de Nolan. Batman es falible y su mundo es extremadamente peligroso. Ningún personaje, aún los más asentados en el universo de Batman, se encuentran a salvo en este libreto.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos

Los sobrevivientes de Batman Begins están de regreso. Christian Bale se ha convertido en el primer Batman en donde el actor importa realmente más allá del disfraz. Keaton, Kilmer y Clooney eran intercambiables mientras tenían puesto el batitraje. En cambio Bale se apropia del rol y su presencia en el traje es mucho más poderosa que todos sus predecesores juntos. El Alfred de Michael Caine actúa como si fuera su consciencia. Lucius Fox (Morgan Freeman) es el equivalente de Q de los filmes de James Bond. El Jim Gordon de Gary Oldman ahora está mucho más seguro acerca de su apuesta sobre el oscuro murciélago humano. Y la Rachel Dawes de Maggie Gyllenhaal es mucho más viva que la pálida imagen dejada por Katie Holmes.

Pero de los nuevos recién llegados, el Joker es el más poderoso sin dudas. Es el némesis ideal para Batman. Mientras que Cesar Romero lo convirtió en un bromista peligroso, la perfomance de Jack Nicholson la transformó en un villano mortal. Pero Heath Ledger lo lleva más allá, al convertirlo en un sadico oscuro y retorcido. No hay nada de cómico en este personaje. No hay más lineas pintorescas; es simplemente un monstruo vicioso e inteligente que representa una amenaza real para Batman.

Batman: el Caballero de la Noche tiene, además, su gran porción de persecuciones y chiches. Está un nuevo Baticiclo. Hay peleas por doquier. Y hay una larga secuencia contra reloj donde el encapotado debe correr para salvar una vida, donde el precio del triunfo es tán terrible como si fallara.

Iron Man representó la mejor adaptación de un superhéroe de la Marvel; ahora es el turno de lo mismo con la DC Comics. Uno se sorprende de por qué el género no llegó a semejante nivel de adultez mucho antes. Christopher Nolan ha producido el mejor film sobre superhéroes hasta la fecha, dando a la franquicia su propio El Imperio Contraataca.