Critica: GLOW (2017): un grupo de perdedoras integra un show de lucha libre femenina en esta adorable serie de Netflix. Critica de la tira ofertas software de gestion produccion
   

>> VOLVER AL INDICE DE CRITICA CINE, TV, VIDEO

CRITICA: GLOW (2017)

UNA PANDILLA DE ADORABLES PERDEDORES

Una comedia agridulce sobre un grupo de fracasadas que encuentra la gloria en un bizarro show de lucha libre femenina, pleno de corazón y sorpresas. Calificación: 5/5

Con Alison Brie, Betty Gilpin, Sydelle Noel, Jackie Tohn, Britney Young, Kia Stevens, Marc Maron.

Por Alejandro Franco - (contactenos)

CRITICA: GLOW (2017)
 
 
oferta software gestion industrial
 
ofertas software ERP
 
GLOW (2017)
La televisión vintage ha dado sus frutos en el pasado - desde Historia del Crimen a Mad Men - y ahora es el turno de GLOW: una serie con aires ochentosos que recrea la época de gloria de la lucha libre femenina en la televisión estadounidense. No sólo la ropa, el clima y la excelente banda sonora alegran la vista y los corazones sino también el excelente cast y el pulido libreto que convierte a estos perdedores - y sus complicadas vidas personales - en una causa de superación que termina por comprar al público. Sí, hay detalles bizarros y una actitud muy desinhibida pero al menos la serie sigue un camino diferente, propio y lo hace con gran altura.

Alison Brie compone a una actriz que no logra despegar con su carrera. Rebotando de papel en papel, lo único que se le presenta es un bizarro llamado para integrar un inminente programa de lucha libre femenina - GLOW o Hermosas Mujeres de la Lucha Libre, en inglés -. La Brie está plagada de ínfulas de gran intérprete, las cuales sirven para camuflar lo patético de su vida: sin trabajo, sin dinero y acostándose con el marido de su mejor amiga (Betty Gilpin) - mas por soledad que por deseo -, su vida está en una espiral descendiente y quizás el trabajo de wrestler sea - a regañadientes - lo único que la salve de un trágico final. El proyecto está patrocinado por un nene rico con aspiraciones de gran productor, y es dirigido por un director de cine de cuarta (Marc Maron), un tipo que hacía peliculas Grindhouse y que ahora vive sumido en el alcohol y la heroina. Las aspirantes vienen surtidas como en botica: la hija de una familia de wrestlers - cuyo padre quiere una vida mas normal para la chica -, un par de peluqueras con demasiado tiempo libre, una fogueada morena que sobrevive como puede en el mundo artístico, una chica que se cree lobo y esconde sus miedos bajo un maquillaje feroz, una adolescente precoz y dos o tres chicas ligeras de cascos que buscan otra manera de ganar dinero que no sea en las calles. Al principio el director quiere hacer algo épico y futurista, pero el niño rico lo baja a tierra y convierte al show en una galería de estereotipos: es particularmente gracioso el momento en que las dos morenas del grupo se matan a porrazos contra las peluqueras, disfrazadas - de manera tremendamente incorrecta - como encapuchadas del ku klux klan.

Si la Brie resulta molesta y anodina al principio, es delicioso ver cómo va evolucionando a medida que se desarrolla la serie, en especial cuando el grupo hace un retiro espiritual en un motel de cuarta, se topa con el conserje - un ruso exiliado - y decide crear un personaje de villana basada en una dominatrix soviética. Y, si las cosas no fueran suficientemente complicadas - las tomas y caidas no salen, el dinero se agota, el director cae en un pozo depresivo bañado de alcohol y polvo blanco -, la ex amiga de la Brie decide hacer acto de presencia. Claro, cuando se enteró del engaño fue a darle una paliza al gimnasio y el director quedó prendado de la rubia. Y como era una actriz medianamente conocida de las telenovelas, ha decidido convertirla en la estrella del show... volviéndola una superheroína americana que se dará de trompazos contra la villana soviética de la Brie.

Hay mucho humor pero también hay muestras de un sentimiento genuino que terminan por comprar al público. Al capítulo final en donde las chicas - contra viento y marea - logran montar el piloto del show y se aporrean con ganas es tremendamente emocionante.

Alison Brie y Betty Gilpin brillan en los protagónicos, pero el cast le va en saga y la gran sorpresa es Marc Maron: cínico, mujeriego y pendenciero pero con un gran corazón cuando la ocasión lo amerita. El veterano comediante tiene un par de ocasiones en donde los negocios dan lugar a lo personal, y en donde descolla en gran forma.

GLOW es una serie super recomendada. Escrita por las mismas guionistas de Orange is the New Black, muestra un universo femenino diferente adornado por la estupenda banda sonora y el clima retro. Excelente personajes, grandes actuaciones y, sobre todo, una historia que termina por cautivarte.

 
 

Menú de navegación

Página principal

Buscador interno del portal

Entretenimiento

Chistes y humor

Juegos on line

Videos on line

Internet e informática

Estrategia SEO en buscadores

Internet y hackers

Informatica y tecnologia

Software y trucos juegos PC

Notas y articulos

Citas maximas

Consejos de belleza y mujer

Critica de cine, TV y video

Estrategia de negocios

Medicina y salud

Musica y letra de canciones

Notas de interes

Novelas y cuentos on line

Recetas de cocina

Recetas de coctels

Wallpapers sexys

Servicios

Codigos postales de la ciudad de Buenos Aires

Codigos postales de provincias argentinas

Codigos postales de paises latinoamericanos

Comunidad San Nicolas

Discado directo nacional

Discado directo internacional

Recorridos lineas de colectivos de la ciudad de Buenos Aires

Guia de colectivos del Gran Buenos Aires

Telefonos comisarias de Capital Federal

Telefonos comisarias de la Provincia de Buenos Aires

Telefonos oficinas Registro Automotor de Argentina

Telefonos utiles de Argentina

Otras secciones

Aviso legal

Directorio de sitios alejados

Envie su articulo a Datacraft

Publicidad en el portal

Quienes hacemos el portal

Contactese con Datacraft

DX Software