Cine, TV, Video: los 10 engaños mas famosos de Hollywood

Volver al Indice – Cine, TV, Video

Hollywood es tierra de fantasía. Y también de engaños o hoaxes, como se los denomina en inglés. Sean por error, trucos publicitarios o noticias sensacionalistas y sin verificar, lo cierto es que algunos de estos engaños han sido memorables. He aquí una lista con los diez más famosos de la historia.

Por Alejandro Franco – contáctenos

Un hoax es un engaño. Pero uno con visos de realidad, que rápidamente se desparrama y termina por convertirse en leyenda urbana. Desde la autopsia del alienígena que recibió cobertura mundial hasta fotos falsas del atentado del 11 de setiembre del 2001 a las Torres Gemelas, que mostraban una cara demoníaca en medio del humo. En Hollywood es usual este tipo de trucos; y el portal norteamericano The Quietus ha elaborado una lista con los que considera los diez más famosos y populares de toda la historia.

El aterrizaje en la Luna, según Stanley Kubrick

Casi al mismo tiempo que el hombre descendió en la Luna en 1968, se empezaron a desperdigar todo tipo de teorías conspirativas acerca de la veracidad del alunizaje. Una de las más populares tiene que ver con que la CIA se habría aproximado al director Stanley Kubrick durante el rodaje de 2001, Odisea del Espacio, para montar una mise en scene que representara el descenso lunar de una manera mucho más nítida a la calidad de las transmisiones de aquél entonces. La teoría se basa en que el alunizaje orquestado habría utilizado los mismos sets que 2001, amén de que Kubrick había contratado a dos asesores de la Nasa para el filme (cosa que es verdad) y que a través de ellos habría obtenido lentes de 50mm, los mismos utilizados por la Nasa para rodar el descenso en el satélite.

El Proyecto Blair Witch

Este es un claro ejemplo de marketing viral y de guerrilla hecho con dos pesos y alta efectividad. Para auspiciar el filme los realizadores – amén de generar falsos documentales y sitios web – realizaron una campaña con afiches al estilo de “personas desaparecidas”, con las fotos de los tres actores que protagonizaban El Proyecto Blair Witch. El impulso generado por la campaña devino en que el filme se transformara en un rotundo éxito.

La carrera como cantante hip hop de Joaquin Phoenix

La visión del actor Joaquin Phoenix – Gladiador, Señales, Walk the Line – con pronunciada barba y estilo desprolijo, cantando letras de hip hop arriba de un escenario provocó inmediatamente un revuelo en los medios. Mucho se habló al respecto, desde la decadencia de la fama de un actor ganador del Oscar hasta la superficialidad del criterio de algunos artistas que creen que pueden cambiar con éxito de una carrera hacia otra para la cual no están preparados. Lo cierto es que la teoría más creíble es que se trata de una broma privada montada entre Phoenix y su amigo Casey Affleck, con vistas a escandalizar a los medios.

Las cartas secretas de Marilyn Monroe

Vanity Fair publicó en Octubre del 2008 una serie de cartas “recién descubiertas” escritas por Marilyn y dirigidas a John Fitzgerald Kennedy. Para camuflar la veracidad de las misivas, se incluyeron otras realmente existentes y en poder de coleccionistas (pero fuera del desconocimiento público). La revisión detallada de las mismas, así como el descubrimiento de un conocido falsificador tras su redacción terminó en un bochorno para la prestigiosa revista.

El falso Kubrick

Alan Conway, un gay agente de viajes, empezó a aparecer en diversas fiestas en Londres posando con los manerismos del famoso director, al mismo tiempo que Kubrick rodaba Eyes Wide Shut. Los cholulos de turno lo tomaron como si fuera el verdadero Kubrick – aunque Conway no se pareciera en nada a él -, y el suplantador terminaba otorgando falsos papeles en películas que nunca iban a filmarse, asistiendo gratis a gigantescas fiestas e incluso firmando como el director. Todo esto le pareció muy divertido al mismo Kubrick, y la anécdota terminaría en un filme Colour Me Kubrick: A True…ish Story, protagonizado por John Malkovich.

Incidente en el Lago Ness

Siguiendo la línea de El Proyecto Blair Witch, Incident at Loch Ness es otro falso documental hábilmente camuflado. Aquí Zak Penn es un documentalista que está registrando la filmación de un documental de Werner Herzog acerca del monstruo del lago Ness (un film dentro de un film). Como Penn está decidido a que la criatura aparezca, no duda en montar toda una escena con un títere… hasta que el verdadero monstruo se zampa a un par de camarógrafos. El hecho de incluir al verdadero Herzog como una caricatura de sí mismo le dá un clima totalmente surrealista a la película.

Psicosis de Alfred Hitchcock

Los trucos publicitarios de Alfred Hitchcock eran legendarios, pero en Psicosis bordearon el límite de la maestría. Como la novela detallaba el crímen de uno de los protagonistas principales en una fase muy temprana de la historia – y con el consiguiente shock -, Hitchcock decidió engañar a la audiencia rodando un trailer en donde Vera Miles era la actriz asesinada en la clásica escena de la lluvia… en vez de Janet Leigh, quien era la que aparecía realmente ultimada en la misma secuencia. Ello contribuyó a mantener intacto el shock de la sorpresa que reservaba el filme.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

Los trucos publicitarios de William Castle

Castle siguió la misma escuela de Hitchcock sobre los trucos de marketing, sólo que los llevó a niveles supremos. Desde un esqueleto volando en medio de la audiencia, dispositivos instalados en los asientos que daban corriente eléctrica a la platea en ciertos momentos de los filmes, hasta pólizas de seguro para cobardes que salieran de la proyección antes de tiempo, lentes especiales para ver los fantasmas de la película, y votaciones entre la platea para elegir (y alterar) el final del filme. Su ingenio convirtió en éxitos de taquilla a películas de calidad bizarra, pero le aseguraron fama de leyenda a Castle.

El falso Pie Grande

Un popular film casero de 1967 rodado por Roger Patterson y Bob Gimlin se convirtió en la única prueba documental de la existencia de Pie Grande, el eslabon pérdido que habita los bosques americanos. Años más tarde un individuo saldría a alegar que había sido contratado por la dupla para vestir un traje de gorila y protagonizar dicho corto.

Holocausto Canibal

Otro falso documental, supuestamente una filmación hallada en el lugar en donde los cineastas desaparecieron. Si bien estaba rodada con aborígenes reales – y mostraba matanzas de animales en gráficos primeros planos -, no dejaba de ser un filme exploitation italiano… pero en su momento se lo consideró como una verdadera película snuff. La acción realista de sus escenas servía para camuflar el engaño sobre su verdadero origen comercial.