Cine, TV, Video: crítica: Con Amor, Simon (2018)

Volver al índice – cine, TV, video

El buen gusto y la simpatía por los personajes predomina en esta comedia de Greg Berlanti. Quizás el proceso de salir del closet de un chico gay esté demasiado sanitizado, pero el filme es muy bueno y, sobre todo, ayuda a derribar tabues al presentar este tipo de comedias románticas al público general. Calificación: 4/5

Cine, TV, Video: crítica: Con Amor, Simon (2018)

Por Alejandro Franco – contáctenos

Una comedia adolescente para el nuevo milenio; algo así como un filme de John Hughes para el siglo XXI. Es otra de esas historias del coming of age (como le dicen los estadounidenses cuando el protagonista madura a lo largo del relato y se encuentra a sí mismo), con la novedad de que el personaje de turno es un chico a punto de salir del closet. Ciertamente es una historia edulcorada y bien intencionada – desde la discriminación hasta la adaptación a la sociedad con su identidad sexual asumida, pasando por el momento de revelación ante los padres, están narrados con demasiada corrección – pero, considerando los tiempos que corren, supone un gran avance. ¿Cuándo un filme sobre la vida romántica de un gay supuso un éxito mainstream?. Es un signo de los tiempos que vienen, de la corrección política, de la tolerancia… y de que las historias románticas siempre atraen, sin importar la identidad sexual del protagonista.

Honestamente la primera impresión de Nick Robinson no es muy favorable. El hermano mayor de Jurassic World suena tosco y no parece muy expresivo, pero el chico empieza a sentirse mucho mas cómodo a medida que avanza el relato y, al final, termina siendo carismático y encantador. Es un chico bueno que vive en una familia demasiado buena – madre sicóloga, amorosa y comprensiva; padre bromista y sensible; hermana querible -, con lo cual el shock de salir del closet no debería ser demasiado dramático – mucho mas realista hubiera sido poner a un grupo de gente conservadora, chapada a la antigua, con padre machista y gritón, pero acá la idea es pasar un grato momento con un grupo de personajes simpáticos -. La traba es mental, y el gran giro dramático (bastante artificial, por cierto) es que uno de sus compañeros de escuela descubre la identidad sexual de Simon por mero error… lo que le permite chantajearlo para que le acerque (forzadamente) a concretar una cita con una de sus mejores amigas. Es que Simon ha descubierto un anónimo en el blog de la escuela, en donde hay otro chico gay que también está apresado en el closet. Mails anónimos mediante, comienza una amistad que se transforma en un romance electrónico… hasta que el meterete de turno descubre un correo mal cerrado de Simon y se entera de su secreto.

Los enredos por el chantaje del entrometido divierten hasta ahi nomás; lo que apasiona es el crecimiento de la relación entre el chico y su par anónimo, el intento de descubrir quién realmente es dentro de su circulo de amigos, y el lento proceso de salir del closet. Eso da pie a algunas escenas emocionantes, en especial el discurso de Jennifer Garner que le da a su hijo diciéndole que lo peor ya pasó, que él sigue siendo el mismo chico adorable de siempre, y que ahora puede respirar y ser feliz, ser auténtico porque conoce al fin su verdad.

Con situaciones simpáticas, buenas perfomances y una historia tratada con tacto Con Amor, Simón es una linda comedia romántica. Hasta ahora el cine se ha empeñado en vendernos historias de amor con lesbianas (salidas de la portada de algún magazine de modas) porque resulta mas tolerable (y hasta ratonero) para el público masculino. Pero Berlanti rompe un tabú que parecía imposible y sabe vender un romance gay apto para todo público, con el plus que emociona mas allá de la identidad sexual del espectador.

PortalColectivo, tu guia de colectivos urbanos en internet: recorrido de lineas de Capital Federal, Gran Buenos Aires y principales ciudades del interior de Argentina