Cine, TV, Video: crítica de Piratas del Caribe 3: En El Fin del Mundo

Volver al Indice – Cine, TV, Video

La última aventura de Jack Sparrow y sus amigos se puede resumir en una sola palabra: excesiva. Exceso de efectos especiales, exceso en su duración, exceso en sus numerosos argumentos. Y muy poca magia.

Por Alejandro Franco – contáctenos

Pirates of the Caribbean 3: At World’s End (EUA – 2007): Intérpretes: Orlando Bloom, Keira Knightley, Johnny Depp. Dirigidos por Gore Verbinski

Piratas del Caribe 3: En El Fin del Mundo. Critica de la ultima entrega de Piratas del Caribe, con el viaje del rescate del Capitan Jack Sparrow de los confines de la Tierra. Análisis del film Los piratas muertos no cuentan cuentos pero si lo hicieran, seguramente tendrían más sentido que todas las secuelas juntas de Piratas del Caribe.

Si pensaba ud. que Piratas del Caribe 2: El Tesoro del Hombre Muerto fue un desastre narrativo de colosales proporciones, entonces es porque no estaba preparado para Piratas del Caribe 3: En El Fin del Mundo. Lo que realmente importa poco, porque mas allá de lo que diga la crítica la secuela anterior surcó los mares de la taquilla llevándose el codiciado podio del billón de dolares de recaudación que sólo unos pocos (Titanic, El Señor de los Anillos: El Regreso del Rey) han obtenido. Y la tercera entrega bien puede lograr los mismos resultados.

Es que en realidad Piratas del Caribe 3: En El Fin del Mundo es más de lo mismo – bastante más de lo mismo, rondando las 2 horas y 47 minutos de duración -. Es el capítulo más largo de la saga, pero a su vez el más confuso, desde el momento que hay tantas subtramas que aturden, además de perder mucho del sentido de diversión que tenía el filme original La Maldición del Perla Negra. Como resultado, no importa la cantidad impresionante de acrobacias, FX, y costosa producción, el tema es que no pueden disfrazar que Piratas del Caribe 3 está perdida en medio del océano.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

La última vez que vimos al Capitán Jack Sparrow (Johnny Depp), estaba siendo empujado a los abismos marinos por el monstruoso Kraken. Para poder salvarlo, Will Turner (Orlando Bloom), Elizabeth Swann (Keira Knightley) y el resurrecto Capitán Barbossa (Geoffrey Rush) viajan a Singapur para formar una improbable alianza con el pirata chino Sao Feng (Chow Yun Fat). Ellos deberán enfrentárselas con el malvado almirante Norrington (Jack Davenport), que ahora tiene la tarea de destruir naves piratas a bordo del Holandés Errante. Con su futuro en debacle, Will, Elizabeth, Barbossa y el amado Jack deberán pelear por el control del alta mar y el mantenimiento de su estilo de vida.

Sería fácil referirse a En El Fin del Mundo como Piratas del Caribe 3, pero en realidad no es más que Piratas del Caribe 2: parte 2. Y esto es porque el director Gore Verbinski una vez más se apoya en un nivel descomunal de saturación de efectos especiales, lo que imposibilita que Orlando Bloom, Keira Knightley y el resto de los actores puedan brillar (o hacer algo) entre semejante desborde técnico. Tampoco sirve que los tradicionales guionistas de la saga – Ted Elliott y Terry Rossio – acumulen vueltas y vueltas de tuerca a la trama. Todo esto contribuye a cierto caos generalizado.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos

Al menos Johnny Depp viene al rescate, aunque tarda 30 minutos en hacer su primera entrada. Su maravillosa perfomance como Jack Sparrow es la gracia que salva al film, y por suerte está también el guitarrista de los Rolling Stones Keith Richards en un festejado cameo como el padre del pirata favorito de todos.

No hay duda que Piratas del Caribe 3: En El Fin del Mundo terminará por saquear el tesoro de la taquilla, pero no es una alta nota para terminar la saga sino mas bien todo lo contrario. Lo único potable es Jack y la hora final que, aunque algo hueca, recupera algo del sabor del entretenimiento que tenía la serie. De todos modos, la puerta queda abierta y, si usted es paciente durante los 7 minutos que dura los títulos finales, podrá ver alguna secuencia extra que puede dar pie a una futura Piratas 4.

Si la Disney decide despacharse con una nueva entrega, es de esperar que realice un filme más coherente. Alguno que no deje a los piratas náufragos en un mar de confusión.