Cine, TV, Video: crítica de The Polar Express – El Expreso Polar

Volver al Indice – Cine, TV, Video

Mas allá de sus cualidades narrativas, The Polar Express propone un nuevo reto en la tecnologia de filmacion y animacion, marcando un hito en la historia del cine. Todos los personajes del film son animaciones computarizadas basadas en movimientos y gestos de los actores, una tecnica ya conocida por nosotros por el Gollum del Señor de los Anillos. Pero aquí el film y personajes son 100% digitalizados, creando un dibujo animado “vivo”

Por Alejandro Franco – contáctenos

The Polar Express (EUA 2004); Intérpretes: Tom Hanks, Leslie Zemeckis, Eddie Deezen, Nona Gaye, Peter Scolari, Michael Jeter. Dirigidos por Robert Zemeckis.

critica: preview de The Polar Express, con Tom Hanks y dirigida por Robert Zemeckis, un film que rompe barrerars con personajes animados basados en gestos y movimientos de actores. La primera impresión es la que vale. Imagine a la imagen mundialmente conocida de Santa Claus popularizada por Coca Cola, pero animada. E imagine que no se trata de un dibujo animado, sino que se mueve, gesticula y habla como Tom Hanks.

Ese es el concepto inicial de la ultima pelicula de Robert Zemeckis, a estas alturas, un constante innovador en tecnicas de filmacion se refiere (además de ser un habil narrador). Desde Quien Engañó a Roger Rabbit hasta Forest Gump, la mayoria de sus producciones se destacan por romper los moldes e incorporar con inteligencia novedades de tecnologia y efectos especiales al servicio de una narracion inteligente.

Pero… que tal es como film, además de ser una belleza visual?. The Polar Express está basado en un cuento ilustrado de Chris Van Allsburg. Narra la experiencia de un chico en visperas de Navidad y que empieza a perder su fe en la Navidad y en Santa Claus (o Papá Noel, como gusten). Se encuentra en plena etapa de crecimiento y su logica comienza a decirle que este año Santa Claus no llegará, porque resulta imposible que una sola persona pueda atender a tantos. En medio de una noche de insomnio, el chico sin nombre siente fuertes ruidos y, al asomarse, descubre que un tren salido de la nada ha parado frente a su casa. Y el maquinista inmediatamente lo invita a bordo… ya que es el Expreso Polar.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

Ese es el comienzo de la odisea del niño. En el viaje encontrará otros pasajeros, tambien niños, que buscan otras cosas (humildad, coraje). Para él, el viaje tendrá un sentido diferente: será un viaje de busqueda de la fe. Y el destino del viaje es el Polo Norte, el lugar de residencia de Santa Claus.

Hay bastantes cosas que pueden compararse entre El Expreso Polar y el Mago de Oz. Hay un viaje imaginario a un lugar desconocido; hay un niño (o una chica en el Mago) que vive y descubre cosas mientras deja atrás su niñez. Hay una busqueda de cosas intangibles, y hay un auto descubrimiento de si mismo.

El film posee una belleza visual incomparable que a veces puede absorber el sentido de la narracion. La odisea se encuentra plagada de aventuras (como cuando se rompen los frenos del tren), y quizas algo que deberia ser una narracion mas intimista desaparezca un poco entre tantos paisajes y efectos especiales deslumbrantes. Pero la direccion de Zemeckis mantiene fuertemente al espectador imbuido en el film, sin dejar que las cosas salgan de madre.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos

Volviendo a la parte visual, el film utiliza lo que se llama motion capture; un actor en un traje especial lleno de sensores actúa, y la computadora captura esos movimientos, transfiriendoselos a un personaje animado. Por un lado, los personajes ofrecen un look real pero no totalmente (en parte, para destacar el sentido fantastico del film). Sus movimientos y gestos son fluidos, y como estan tomados de personas vivas (y no es animacion), se ven como dibujos vivientes. El otro sentido de trabajar asi, es dar la posibilidad a Tom Hanks para que asuma 6 personajes: el chico, el padre del chico, el maquinista, un vagabundo que está entre los pasajeros, una marioneta fantasmagorica, y el mismo Santa Claus. Solo uno de los personajes (el maquinista) conserva bastante rasgos de la fisonomia de Hanks, pero todos tienen sus gestos.

Desde el punto de vista tecnico, The Polar Express es una obra maestra; no existe nada de lo que hayamos visto que se asemeje (ni siquiera el fiasco de “seres humanos virtuales” que fue Final Fantasy). Pero mas alla de eso, el film se mantiene en pie por sus propios meritos, capturando con su magia a la platea. Y probablemente, con el paso de los años, se convierta en un clasico … como es frecuente que ocurra con la mayoria de films de Robert Zemeckis.