Cine, TV, Video: crítica: El Señor de los Anillos: el Retorno del Rey

Volver al Indice – Cine, TV, Video

El Retorno del Rey promete y cumple su cometido (con creces) de gran espectáculo; pero pierde parte de su esplendor en un final excesivamente largo e innecesario.

Por Alejandro Franco – contáctenos

El Retorno del Rey (The Lord of the Rings: The Return of The King) (EUA / Nueva Zelandia); Intérpretes: Elijah Wood, Ian McKellen, Viggo Mortensen, Sean Astin, Billy Boyd, Liv Tyler, John Rhys-Davies, Dominic Monaghan, Christopher Lee, Miranda Otto, Brad Dourif, Orlando Bloom, Bernard Hill, Cate Blanchett. Dirección: Peter Jackson

critica, cine, tolkien, dos torres, señor de los anillos, elijah wood, peter jackson, magia, hechiceria, magos, fantasia, tierra media Si hay algo que nos ha enseñado el cine en estos ultimos tiempos, es que no siempre la conclusión de las trilogías resultan tan satisfactorias como debieran. Vean sino la saga de Matrix, o la insípida nueva serie de la Guerra de las Galaxias.

LOTR 3 (El Retorno del Rey), afortunadamente, no cae en el mismo saco. Por una parte, el exceso de personajes, nombres y sobrenombres raros, puede resultar mareante, pero Peter Jackson se ingenia para refrescarnos la memoria y, sobre todo, hacer una asociacion visual para quienes no somos fans a ultranza de Tolkien. Por otra parte, ud. debe saber un poco de la historia de la saga, ya que el prologo no es tan explicativo como para hacer de ésta, en sí, una pelicula independiente.

Lo que sí Jackson se encarga de pulir y de cargar, es en sentimiento y épica. Desde la Guerra de las Galaxias original, que el espectador no se sentia tan compenetrado y entusiasmado con los personajes, tan enganchado a las aventuras y desventuras del equipo. Por un lado tanto guionistas y actores han hecho crecer a sus criaturas (nunca mejor dicho en el caso del Gollum que caracteriza Andy Serkis). Destilan carisma y heroísmo por todos sus poros, y uno disfruta con gran placer tanto las situaciones, las actuaciones como los dialogos – que respiran un aire shakespereano light – , y especialmente, el sentimiento de camaradería y honor. Eso, en un film de estos tiempos, es más que meritorio.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

Por el otro lado, hay una falencia que se resiente un poco en el film, y es la cara de un villano conocido. Habiendo seguido a Christopher Lee en dos films, su ausencia pesa (era el villano que nos explicaba sus planes, paso a paso). Los malos, por ello, no dejan de ser malos y sombríos, pero el nuevo general que comanda las fuerzas de Sauron resulta o un impostor, o al menos, un improvisado a ultimo momento en la historia. El cómo Saruman el Blanco desaparece de la narración suena como una amputación sucedida entre las dos películas. Acaso semejante villano no merecía un final a pura explosión?

Dejando de lado este lapsus, el relato lleva un pulso firme con tension in crescendo. El filme trabaja en dos áreas: la épica, guiada por Aragorn (Viggo Mortensen), que en esta ocasión retoma su destino de Rey y lidera los ejércitos; y por el otro lado, la aventura, encarnada por Frodo, Sam y el Gollum (Elijah Wood, Sean Astin y la digitalizacion de Andy Serkis), más intima pero no por ello menos espectacular.

Las batallas son más espectaculares, y el ritmo es incesante. Uno no puede quejarse que haya morosidad en el relato. Pero, por un lado, la batalla de Minas Tirith, si bien es gigantesca, resulta de similar grado o un poco menor a la del Abismo de Helm del segundo film. Será que la segunda pelicula era la que primero mostró una batalla tan espectacular y nos hemos mal acostumbrado, que ya no nos sorprende?. por supuesto, hay miles y miles de nuevas legiones, y más personajes demoníacos, pero el Abismo de Helm me resultaba más impresionante.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos

Por otro lado, está la extensión del libro. Este es el último film, asi que hay que meter sí o sí todo. Por primera vez en la trilogía se notan algunos saltos narrativos, y situaciones que son resueltas de apuro (como la de los ejercitos fantasma)… Y allí es donde radica el defecto del film. Porque, una vez sucedidas las acciones principales, con un final muy al de la Guerra de las Galaxias I, Jackson se toma 40 minutos más para terminar de atar cabos de los personajes, en un epílogo intimista y excesivamente largo. No está mal, pero el espectador se siente en el aire, después de tanta violencia y energía, pasar a un relato sereno y tranquilo. Quizás hubiera sido mejor que un narrador concluyera con 10 minutos (acompañado de imagenes) dicha parte, y utilizar los 30 restantes para haber desarrollado algo más la primera parte del relato.

Eso no hace que LOTR3 sea un film malo; es un excelente film, pero mientras la segunda parte era 5 estrellas, la conclusion de la trilogía merece 4 y media. Porque quedaban detalles por pulir; porque los villanos están más en un segundo plano (donde quedó el poder omnipresente de Sauron??) y, porque de ser esta la factura final del film, le sobran 30 minutos al epílogo. Igual es altamente recomendable, ya que la serie en sí marcará un hito en la historia del cine, en cuanto a calidad de factura e ingenio en adaptar una obra tan basta, y en brindarnos mas de 9 horas de autentico cine a pura adrenalina, con la mejor historia épica en muchos, muchos años.