Cine, TV, Video: crítica: Sky Captain and The World of Tomorrow

Volver al Indice – Cine, TV, Video

El film Sky Captain and the World of Tomorrow promete abundancia de estilo sobre sustancia. Incréibles imágenes sepia con apenas toques de colores, un argumento naif, y espectaculares visuales estilizadas que retrotraen a la ciencia ficcion del 30 y 40. Un espectáculo fascinante.

Por Alejandro Franco – contáctenos

Sky Captain and the World of Tomorrow (EUA 2004); Intérpretes: Jude Law, Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Giovanni Ribisi, Michael Gambon, Bai Ling, Omid Djalili, Sir Laurence Olivier. Dirigidos por Kerry Conran.

critica: preview de Sky Captain and the World of Tomorrow, la pelicula mas innovadora en efectos visuales del momento En toda la ultima tanda de parafernalia hollywoodense, de películas cargadas de efectos especiales, alguien al menos ha tenido la buena idea de generar una película cargada de estilo. El argumento es inocuo, los efectos especiales pueblan casi todas las escenas, pero al menos, los efectos resultan tan fascinantes que justifican su vision, no una, sino varias veces, con tal de captar la riqueza de los detalles.

Eso es lo que sucede con Sky Captain… (en castellano probablemente se titule Capitan Sky y el mundo del mañana). 70% de estilo y 30% de substancia, pero es tal la originalidad que poco importa.

El argumento básico es el siguiente: Joe “Sky Captain” Sullivan (Jude Law) es un intrépido aventurero que acude al rescate cuando la ocasion lo requiere. Polly Perkins (Gwyneth Paltrow) es una reportera intrépida, muy al estilo de Luisa Lane (de hecho, respeta el canon de DC Comics de colocar nombres y apellidos a los personajes con identicas letras: Lex Luthor, Lois Lane, Lana Lang, etc). Obviamente Perkins y Sky estuvieron enamorados en su momento, y también hay una comandante aviadora britanica Franky Cook (Angelina Jolie), quien tambien se encuentra sentimentalmente vinculada a Sky. Sky es un aventurero que abunda en recursos (monetarios y de los otros), una mezcla entre Batman y James Bond, ya que tiene un ayudante Dex Dearborn (Giovanni Ribisi), que le provee todo tipo de gadgets, al estilo 007.

La época son unos idealizados años 40. Manhattan comienza a ser invadida por gigantescos robots y alas voladoras (en el real sentido de la palabra), y el Capitan Sky intenta luchar contra los invasores. A su vez, Polly se encuentra investigando la desaparición de seis cientificos… mientras las pistas de la invasion y los cientificos desaparecidos conducen al Dr. Totenkopf (Laurence Olivier), un megalomaniaco que reside en Nepal, y hacia allí partirá nuestro equipo de heroes.

Como se puede ver, el argumento es pura rutina. Lo que no es rutina, es el camino que el director Conran eligió para plasmar el argumento. La historia cuenta que Conran estuvo años diseñando en su Mac estilizados graficos para armar una mini pelicula de 6 minutos de demostración para obtener productores y financiacion. La estética del film es apabullante: las escenas estan en blanco y negro (mas negro que blanco) o sepia – segun la ocasion – con apenas toques de colores, lo que recuerda en cierto modo a los viejos films de la epoca muda (de Mellies, por ejemplo), que eran BN y coloreados a mano. Por ello incluimos varias imagenes en tamaño considerable, ya que usar una resolucion menor prácticamente desvanece el contenido de la misma.

Por otro lado es el estilo de diseño de robots y maquinas en general, el diseño de arte. Recuerda fuertemente a los films de propaganda nazi (dibujos animados), especialmente en las alas mecanicas que sobrevuelan Nueva York, y en el uniforme que Angelina Jolie usa durante el film. Tambien la visión de Nueva York retrotrae a las aventuras animadas de Superman de los Hnos Fleischer de los 40 (y que Warner ha refrescado en la ultima version animada del superheroe, así como la serie animada de Batman). Ese futurismo retro, donde un viejo Pontiac estilizado podía ser el auto del futuro.

En cuanto al apartado tecnico, toda la ingenieria visual es generado por computadora. Colores, animaciones, hasta escenarios son 100% digitales (actuando los actores sobre pantalla azul, y proveyendo en post-produccion el resto de los diseños y paisajes)… incluyendo un digitalizado Sir Laurence Olivier que, si bien hay antecedentes (El ultimo gran heroe, por ejemplo), se convierte en el primer “actor digital” que obtiene un papel de peso en un film, adaptando imagenes, animaciones, escenas de viejos films de un actor ya fallecido, hecho de modo inteligente y disfrutable. Si Olivier viviera, aprobaría su participación en el film. Esto abre una puerta que puede resultar polémica, al integrar actores fallecidos de modo digital a films modernos… la era de los cyberactores ha comenzado.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos

Por ultimo, el argumento y las situaciones, que proveen tanto pasados alternativos (La Liga Extraordinaria intentó sin éxito explotar este filón), como el viejo idealismo de los films publicitarios de guerra que Hollywood repartió a todo el mundo, durante y después de la Segunda Guerra. Si bien, Sky Captain… podría compararse en cierto sentido con Indiana Jones, Conran no es Spielberg, y no logra esa fascinación con los personajes y las situaciones fantásticas que viven. Aquí redunda la ingenuidad y las buenas intenciones, un argumento ideal y naif que se condice con el estilo general del film.

El film destila amor por su labor por parte del director; es innovador por donde se lo mire, y debería obtener sin esfuerzo uno o varios oscar en apartados técnicos, por lo elegante e innovador de sus conceptos visuales. Más alla de las interpretaciones (más que correctas, gracias a un elenco de muy buenos actores haciendo frente a semejantes retos tecnicos), Sky Captain… quedará como un film único, donde se plasma el concepto de film-arte, partiendo de una idea simple, ingeniosa y visualmente deslumbrante.