Cine, TV, Video: crítica: Señor y Señora Smith (Mr and Mrs Smith)

Volver al Indice – Cine, TV, Video

Mas allá de los chimentos del espectáculo, Brad Pitt y Angelina Jolie derrochan carisma y fascinan al público en un entretenimiento hecho a su medida

Por Alejandro Franco – contáctenos

Mr. and Mrs. Smith: Director: Doug Liman; Intérpretes: Brad Pitt, Angelina Jolie, Vince Vaughn, Kerry Washington

hacemos la critica de Mr. and Mrs. Smith , de Doug Liman, y con Brad Pitt, Angelina Jolie, Vince Vaughn, Kerry Washington Hay films que se basan completamente en el peso de uno o dos actores carismáticos. Aunque la película no sea buena, es tanto el carisma que derrochan los intérpretes que hacen al entretenimiento al menos digerible.

Afortunadamente no sucede esto en Señor y Señora Smith. En este caso las interpretaciones están acompañadas de un guión y de una dirección muy buenos, que quizás no sean memorables pero que dejan un agradable sabor en la boca al terminar la cinta.

El argumento bien podría definirse como La Guerra de los Roses encuentra a Mentiras Verdaderas. John y Jane Smith están casados (desde hace 5 o 6 años (!)), y mantienen vidas rutinarias. Mientras que cuando se conocieron hubo una atracción salvaje, despues de unos años han caído en un sedentarismo y rutina propia de un matrimonio agotado. Conviven bajo el mismo techo pero hacen vidas separadas, no hay demasiado diálogo (y cuando lo hay, es puro cinismo), y la química que tenían parece haberse muerto. En ese tren de cosas deciden visitar a un consejero matrimonial para intentar salvar su matrimonio y recomponer la relación, al menos en mejores términos.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos

La primera parte del film tiene cierto tufillo a film de Woody Allen. Los actores hablando a la cámara, y la radiografía de un matrimonio hastiado por la rutina. Pero lo que no saben es que, detrás de sus aparentes y aburridos trabajos, en realidad ambos son asesinos profesionales. John posee un arsenal oculto en el garage mientras que Jane esconde el suyo en la cocina. Escapándose de citas, saliendo a medianoche, uno y otro salen a cumplir con los objetivos y regresan justo a tiempo para aburridas reuniones con otros matrimonios, recibir invitados, etc. El problema comienza cuando ambos, cada uno por su lado, reciben la orden de matar al mismo objetivo. Y para ello, deberán eliminarse mutuamente. Descubriendo sus vidas secretas, toda la red de mentiras mutuas, el tema pasará de lo profesional a lo estrictamente personal, donde Jane estará más obsesionada con liquidar a su marido mientras que John – al menos desde un principio – empezará a fascinarse con la vida secreta de su esposa.

Son dos films en uno; cuando trata sobre el matrimonio Smith, el film hace sus mejores aciertos, con deliciosas líneas de diálogo, especialmente cuando ambos descubren la oculta profesión de su cónyuge. Y cuando las fachadas vuelan y comienza la acción, Doug Liman (La identidad Bourne) maneja la misma con gusto y de modo impecable. Al contrario de muchas otras supuestas comedias de acción que trasladan sin gracia su carga de explosiones al relato, aquí la acción está integrada 100% a la comedia, en la mejor onda Arma Mortal. La persecución en la autopista (al estilo Matrix), por ejemplo, merece un aplauso.

Como comedia de acción, es deliciosa. Brad Pitt destila toda la simpatía que le caracteriza, en un papel con el mismo corte de su Rusty Ryan en La Gran Estafa. Es un tipo dotado tanto para la comedia, el drama o la acción, y que le gusta jugar con su imagen, onda Snatch – Cerdos y Diamantes. Y, por el otro lado, Angelina Jolie que usualmente solo impone su presencia en pantalla y destila miradas misteriosas pero como heroína de acción o comediante suele ser más floja (onda Tomb Raider), se empareja con Pitt en una perfomance brillante. La química de Pitt y Jolie (obviamente trasladada después fuera de bastidores) es impecable. Y por ahí andan un par de secundarios como Vince Vaughn (que repite sus rutinas de solteron charlatán como Wedding Crashers o Dodgeball) o Kerry Washington como los amigos del trabajo del esposo / esposa respectivamente, que no descollan para nada. Vaughn tiene algunas buenas líneas pero su tiempo de escena es limitadísimo. Y Washington dura aún menos.

Obviamente todo el film recae en la suerte de Pitt y Jolie. Y mientras que la recomposición del matrimonio es altamente satisfactoria, no puede decirse lo mismo del argumento de su trabajo como asesinos. La resolución de la cacería queda trunca, sin villanos ni objetivos claros, sólo un simple tiroteo. Pero para mi gusto, después de 120 minutos de buena comedia (con frecuentes explosiones en carcajadas), se le puede perdonar la falta de pulido en un mejor final.