Cine, TV, Video: crítica de Star Wars Episodio 3: la Venganza del Sith

Volver al Indice – Cine, TV, Video

En la tercera y última precuela de la Guerra de las Galaxias, George Lucas parece haber terminado de quitarse las telarañas y ponerse en gran forma. ESTA es la película que los fans de Star Wars estaban esperando desde hace años.

Por Alejandro Franco – contáctenos

Director: George Lucas; Intérpretes: Ewan McGregor, Hayden Christensen, Natalie Portman, Ian McDiarmid, Samuel L. Jackson, Jimmy Smits, Frank Oz, Anthony Daniels, Christopher Lee, Kenny Baker, Peter Mayhew, James Earl-Jones (voz)

vemos antes de su estreno, Star Wars Episodio 3: la venganza del sith (episode III: revenge of the sith) . La ultima entrega de la nueve serie de la Guerra de las Galaxias. El círculo se ha completado.

Somos demasiados en el mundo, quienes hemos quedado desencantados con las primeras entregas de la nueva serie de la Guerra de las Galaxias. Mientras que La Amenaza Fantasma era un catálogo de novedades técnicas con pésimo guión, flojos personajes y actuaciones de madera, El Ataque de los Clones era algo mejor. En buena parte gracias a Hayden Christensen, que sin ser un buen actor, ponía algo de nervio sobre un elenco que parecía en piloto automático. Por supuesto, había incongruencias (bastantes, como la persecución del atacante de Padme en los coches voladores); y en buena parte por irse aproximando en estética a la clásica Guerra de las Galaxias (visiones de antiguos Storm Troopers, los destructores Imperiales, etc). Para comenzar a redimirse, Lucas tuvo que aproximarse a lo que todos ya conocíamos y gustábamos.

El mayor problema de la nueva saga fué el mismo Lucas. Su tozudez para comandar semejante proyecto después de años sin filmar. Al contrario de la saga original, donde hubo 3 directores (y 3 puntos de vista), Lucas se despachó solito con toda la nueva serie. Nadie puede decir que el creador sepa menos que nadie sobre su creación. Pero hubo cierta falta de control de calidad en cuanto a guiones, y a nivel de dirección de actores.

Mucho se ha criticado a El Regreso del Jedi (la película final de la serie original), en buena parte por incluir elementos de último momento que bien podrían haber salido de un culebrón venezolano. Que Leia y Luke fueran hermanos, la paternidad de Vader sobre Luke… el soso final con Luke quitandole la máscara, y viendo que el tipo más malo del universo era un dulce anciano. Esos golpes de efecto desvirtuaron la historia, fueron cambios sobre la marcha, y fueron los mayores obstáculos que enfrentó Lucas en la nueva serie. Como hacer coherente la historia con lo que se había explicado en El Regreso …?.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

Pero Lucas se tomó dos películas para llegar a ésta, y armar algo más razonable. Un rompecabezas compatible con sus partes. Y mientras que Episodio I y II fueron flojos preámbulos, Episodio III tiene toda la fuerza de una tragedia griega. La de un hombre que ambiciona desmedidamente el poder y sacrifica a todo el resto: su nación, sus afectos, sus seres queridos … su alma.

Episodio III exhibe todas las virtudes y defectos de los filmes de Lucas: bastantes líneas ridículas, flojas actuaciones, situaciones de romance demasiado artificiales. Pero mientras la interacción de los personajes es débil, la sucesión de los hechos es definitivamente certera. Es cierto: hay complicidad en los espectadores. Uno sabe la historia, vió el final, vió los dos primeros prólogos. Uno sabe que Padmé dará a luz a Leia y Luke, que Anakin será Vader, que Palpatine será el Emperador… pero lo que uno desea ver es el cómo.

Anakin y Obi-Wan ahora se encuentran en misión de rescate: el Canciller Palpatine ha sido secuestrado por el Conde Dooku. Y si bien todos sabemos que es una trampa, es interesante ver cómo se desarrolla. Especialmente porque es el comienzo del acercamiento de Anakin a Palpatine (en realidad, es el sith Lord Sidious, que está atentando contra la república). Hay sospechas de todos, en especial del consejo Jedi donde tanto Mace Windu como Yoda ven a Anakin cambiado, demasiado ambicioso, más cercano al lado oscuro de la fuerza. Y la fuerza de los hechos (el final de las Guerras Clónicas se aproxima) desencadenará en una traición por parte de Anakin, culminando en una pelea mano a mano con su mentor Obi-Wan, cuyo desenlace ya todos conocemos.

Darth Vader vuelve a aparecer; pero las circunstancias son muy diferentes a todas las antes vistas en la serie clásica. En un momento de profunda tristeza, el uniforme y casco negros vuelven a figurar en pantalla, pero si bien volver a escuchar la voz impactante de James Earl Jones eriza los pelos a cualquiera, es una escena de profundo dolor. Más que el nacimiento de Vader, vemos el final de los restos de humanidad de Anakin Skywalker. Es una escena shockeante, como nunca se había visto en la serie (nueva o vieja) previamente.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos

En el aspecto técnico, Episodio III supera todo lo antes visto. No hay film actual que técnicamente pueda superar los impresionantes efectos visuales de La Venganza del Sith. A nivel estético, el film ya casi entra a rozar los preámbulos de Episodio IV (la Star Wars original). Los cazas Tie y X-Wing se perfilan, en versiones algo remodeladas. Moff Tarkin y Chewbacca tienen cameos. Las acciones se desarrollan en corredores blancos, tal como en los pasillos de la Estrella de la Muerte. Todo aproxima la nueva serie a la vieja.

A nivel de actuaciones, Lucas consigue mejorar las perfomances. Los actores se ven más comodos en sus personajes. Pero quienes destacan es precisamente Christensen, que sin ser brillante, juega su personaje en tono introspectivo, exhibe su tortura interna de debatirse entre el poder y la traición; y el otro que se luce es Ian McDiarmid, que se transforma en la maldad pura, y realiza destacados contrapuntos contra su opuesto (Yoda) en algunas buenas escenas.

Mientras que la primera hora del film es algo frenética, plena de acción, es en su segunda parte donde comienza una montaña rusa que no decae en ningún momento. Y donde Lucas exhibe toda su mejor artillería como director, haciéndonos permanecer en el borde de la butaca hasta el amargo final. Todo el tono del film es oscuro, y si bien hay algún flash de esperanza al final, éste es muy triste. Un lujo que solo Lucas puede darse. Un final sin esperanza… donde muchos se verán obligados a sacar el sabor de su boca, alquilando la vieja serie para sentir una sensación de justicia. Es casi como una necesidad. Además, el enfoque de la nueva serie ha humanizado a Anakin / Vader. La vieja serie ya nunca podrá verse igual. Y nuestro punto de vista será distinto cuando re-veamos El Regreso del Jedi, donde ahora el breve fragmento de la muerte de Vader / Anakin tendrá otro significado: la redención, la consagración como el elegido que traerá el balance a la fuerza.