Humor: chistes sobre dietas y comidas – recetas de cocina chistosas

Volver al índice – humor y chistes

La Guerra Fria, la Segunda Guerra Mundial, proyectos faraonicos argentinos... todo eso esta en HistoriaDeCulto, el portal sobre historia argentina y mundial del siglo XX

RECETA DE PAVO AL WHISKY:

Ingredientes:

Un pavo de tres kilos

Una botella de whisky

Unas tiras de panceta

Aceite de oliva

Sal y pimienta.

Paso 1: Rellenar el pavo con la panceta, atarlo, salpimentar y echarle un chorrito de aceite de oliva.
Paso 2: Precalentar el horno a 180º durante 10 minutos.
Paso 3: Servirse un vaso de whisky para hacer tiempo.
Paso 4: Meter el pavo al horno.
Paso 5: Servirse otro vaso de whisky y mirar el horno con ojos ligeramente extraviados.
Paso 6: Boner el terbostato a 150 gramos, grabdos y esberar veinte binutos.
Paso 7: Servirse odro vdaso, odros pasos.
Vaso 8: Al cabo drun drato, hornir el abro bara condrolar y echar un chodreto de pavo al güisqui y odro de güiski a uno bismo
Baso 9: Darle la vuelda al babo y quebarse la bano al cerrar elorno, “bierda que queba…!!”
Passso 10: Ir la beladera a buscar bielo para da kemabura e bonerle al guisqui, y al bavo.
Passso 11: Indentarr sentarrse en uda silla y sebirrrse unosss chupitosss bientras basan los binutos
Parso 12: Retirar el babo del horrrno y recogerrrlo del suelo con un drapo, embujandolo a un blato, bandeja o sssimilarrr.
Faso 13: Romberssse lacrisssma al refalar en la grasssa.
Paaasso 14: Indendar levandarse sin soltarrr la bodella y drasvariosss indendosss, decidirr guedar en el sssssuelo.
Bassssso 15: Appburar la potella y adrastrarse hasda la gama.
Paso 16: Despertarse a la mañana, tomarse 2 cafes, levantar el pavo y la botella, limpiar todo y apagar el horno.

——– 0 ——–

DIARIO DE UNA MUJER A DIETA:

Querido Diario:

Hoy he comenzado a hacer dieta. Necesito perder 8 kg. El médico me aconsejó escribir un diario donde debo colocar mi alimentación y hablar de mi estado de ánimo.

Me siento de vuelta en la adolescencia pero estoy muy entusiasmada con todo. Por más que la dieta sea dolorosa, cuando consiga entrar en ese vestidito negro maravilloso, va a estar todo perfecto…

Primer día de dieta. Un pedazo de queso blanco. Un tazón de cereales diet. Mi humor está maravilloso. Me siento más liviana. Un leve dolor de cabeza tal vez…

Segundo día de dieta. Una ensaladita rápida. Algunas tostadas y un yogur. Aún me siento maravillosa. La cabeza me duele un poquito más fuerte pero no es nada que una aspirina no pueda solucionar…

Tercer día de dieta. Me desperté en el medio de la madrugada con un ruido extraño… Creí que era un ladrón, pero después de un tiempo me di cuenta que era mi propio estómago haciendo un ruido que daba miedo… Tomé un litro de té… Estuve en el baño el resto de la noche.

Anotación: Nunca más tomo té de manzanilla.

Cuarto día de dieta. Estoy comenzando a odiar la ensalada. Me siento una vaca mascando pasto. Estoy medio irritada. Pero creo que es el tiempo…
Mi cabeza parece un tambor… Mi compañera de trabajo comió una torta alemana hoy en el almuerzo. ¡Pero yo resistí!.

Anotación: Odio a mi compañera de trabajo. Siempre fue una yegua.

Quinto día de dieta. ¡Juro por Dios que si yo veo un pedazo más de queso blanco en mi frente, vomito! Mi almuerzo, una ensalada, parecía reírse en mi cara… Necesito calmarme y volverme a concentrar. Compré una revista para leer mientras almorzaba con Pilar Segura en la cafeteria.

Anotación: Me detuve mirando la carta del menú, tardé más tiempo del que me llevó comer la ensalada. Era la promo de “Sólo Empanadas”…

Sexto día de dieta. Estoy muerta. No dormí nada por la noche. Y lo poco que conseguí soñé con un flan de vainilla. Creo que hoy mataría por un pedazo de alfajor… en vez de ver personas; por momentos veo porciones.

Séptimo día de dieta. Fui al médico. Adelgacé 250 gramos. Es una mierdita, la gran puta!. Toda la semana comiendo pasto. Solamente me faltó mugir y perdí 250 gramos!. El médico me explicó que es normal: “La mujer tarda más en adelgazar, más a mi edad…”. El HDP me llamó de gorda a vieja!

Anotación:
¡¡¡Buscar otro médico.Encima que es caro, no puedo dejar que me humille!!!

Octavo día de dieta. Fui despertada hoy por un pollo asado. ¡¡Lo juro!! Él estaba en la punta de la cama, bailando cumbia villera.

Anotación: Mis compañeros de trabajo me empezaron a mirar raro…

Noveno día de dieta. Hoy no fui a trabajar. El pollo asado me volvió a despertar, parecía una odalisca; danzando la danza del vientre esta vez.

Pasé el día en el sofá viendo tv. Creo que existe un complot. Todos los canales pasaban recetas de cocina. Enseñaban a hacer tarta de frutillas, lasagna y selva negra…, ¡todos comen!, pero la gorda soy yo.

Anotación: Comprar otro mando a distancia…, en un ataque de furia, lo tiré por la ventana. Me siento como un poco nerviosa…

Décimo día de dieta. Odio a Pilar Segura.

Anotación: Cuando me miro en el espejo; me noto una mirada “rara”…

Décimo primer día de dieta. Pateé al perro de mi vecina , se acercó moviendo la cola. Grité como una loca. El cadete no entra más a mi oficina y las secretarias se tiran contra la pared cuando yo paso.

Anotación: Comprar cajas de carilina, noté que al estar en la pc. y pensar en porciones de pizza , babeo el teclado.

Décimo segundo día de dieta. Sopa. Eructo ajo.

Anotación: Nunca más juego póker con el pollo asado. El roba.

Décimo tercero día de dieta. La balanza no se mueve. Ella no se mueve! No perdí un mísero puto gramo! Comencé a reírme a carcajadas.. Asustado, el médico, sugirió un psicólogo. Creo que llegó a decir psiquiatra o tratamiento. ¿Será porque yo lo amenacé con un bisturí , cuando lo agarré de las solapas?

Anotación: No vuelvo más al médico, el pollo cree que es un chanta , que lo unico que hace es sacarme la plata!.

Décimo cuarto día de dieta. El pollo me presentó unos amigos. El lomo es un intelectual, el buen vino; es redivertido y la torta; es un poco callada, con pinta de amarga. Jugamos al truco hasta la madrugada.

Décimo quinto día de dieta. Maté a Pilar Segura!. La corté en pedacitos al igual que a todas las fotos de las modelos súper flacas que tenía en mi casa…

Anotación: El pollo y sus amigos están fastidiados conmigo. Comí un pedazo del Sr. Pan. Pero fue en legítima defensa. El me amenazó con un pedazo de salame!.

Décimo sexto día. No estoy más a dieta. Me cabreé con el pollo, me lo comí junto con el pan. Y arremetí con la torta. ¡¡¡Ella realmente era una dulce!!!.

Anotación: Encontré una notita debajo de la puerta de entrada, es de mis compañeros de la oficina, dicen que me visitarán en la Clínica.