Humor: selección con los mejores chistes cortos (1era parte)

Volver al Indice – Humor y Chistes

Hombre transparente busca a mujer invisible para hacer cosas nunca antes vista.

–0–0–0–

La única diferencia entre Windows y un virus es que el virus si funciona.

–0–0–0–

¿Cómo mantienes a un tonto ocupado?
(Lee abajo)

¿Cómo mantienes a un tonto ocupado?
(Lee arriba)

–0–0–0–

– Sabes que el otro día se cayó mi madre por el balcón y ahora está en el cielo.
– Pues, ¡Cómo rebota tu vieja!

–0–0–0–

– ¿Sabes que mi hermano anda en bicicleta desde los cuatro años?
– Mmm, ya debe estar lejos.

–0–0–0–

Dice un ciego: ¡Veo sombras!
Dice un sordo: ¡Oigo pasos!
Dice un cojo: ¡Sea quien sea, lo agarramos a patadas!

–0–0–0–

No desayuné pensando en ti, no almorcé pensando en ti, no cené pensando en ti, y no dormí porque tenía hambre.

–0–0–0–

El capitán dijo:
¡Suban las velas!
Y abajo se quedaron a oscuras.

¡Todos al cuarto de máquinas!
Y Máquinas durmió en el pasillo.

¡Den vueltas a estribor!
Y Estribor quedó patas arriba.

¡Suelten amarras!
Y marras salió y se los comió a todos.

¡40 grados a babor!
Y Babor murió calcinado.

–0–0–0–

Sólo hay dos palabras en el mundo que te abrirán muchas puertas.
Jale y empuje.

–0–0–0–

Una vez iba un pobre infeliz mendigo por el bosque, cuando de repente le sale un enmascarado y le dice:
– Alto ahí, soy Robin Hood, yo le robo a los ricos para darle a los pobres.
Y el mendigo le contesta:
– Uuuuy hombre, yo soy el más pobre de los pobres.
– ¿En serio? -, le dice Robin Hood, entonces toma, y le empezó a dar bolsas y bolsas de oro y joyas.
Y entonces el mendigo feliz empezó a saltar de gusto y a gritar:
– ¡Soy rico! ¡Soy rico! -, y en eso le salta el enmascarado y le dice:
– ¡Alto ahí, soy Robin Hood! –

–0–0–0–

Un hombre entra en una panadería, y pide:
– Me da una barra de pan, y si tiene huevos una docena. –
Y se fue con doce barras de pan…

–0–0–0–

¡Toc,toc!
– ¿Quién es? –
– Soy yo. –
Abrió la puerta, y efectivamente era él.

–0–0–0–

Había un ciempiés caminando por el bosque, y de repente había una ramita y se tropezó, se tropezó, se tropezó, se tropezó, se tropezó…

–0–0–0–

Va una pareja por la calle y aparece un ladrón que la dice a la mujer:
– ¡Deme la cartera o la degollo! –
Y dice la mujer:
– ¡Goyo! ¡Goyo! ¡La cartera! –

–0–0–0–

Es un tour para bizcos por París y dice el guía:
– Si miran a la izquierda, verán a la derecha la torre Eiffel.-

–0–0–0–

El dinero no da la felicidad, pero prefiero llorar en un Ferrari

–0–0–0–

Gemelo suicida mata a su hermano por error

– ¿Mamá, la estufa tiene dientes? –
– No, hijo.-
– Entonces, el abuelo se prendió fuego. –

–0–0–0–

Le pregunta un turista al oficial:
– ¿Se cae muy a menudo la gente por este precipicio? –
– No, con solo una vez basta.-