Humor: mix de chistes

Volver al Indice – Humor y Chistes

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

¡Papá! ¡Papá! En el colegio, en la clase me pidieron, que para mañana explique la diferencia entre “virtualmente” y “realmente”.

– Bueno… Pregúntale a tu madre si se acostaría con otro hombre por un millón de dólares.

-El niño obedece:
-Mamá… ¿te acostarías con otro hombre por un millón de dólares?

-¡Por supuesto!

-¡Papá! ¡Papá! ¡Dijo que sí!

– Bueno… ahora anda y pregúntale a tu hermana…

-María… ¿te acostarías con un hombre por un millón de dólares?

-¡Claro que sí!

¡Papá! ¡Papá! ¡También dijo que sí!

– Vale y pregúntale también a tu hermano mayor…

– Paco, te acostarías con un hombre por un millón de dólares?

– Pues claro tío!

– Papá Papá él también a dicho que sí!

¿Ves?… “virtualmente” tenemos tres millones de dólares, pero “realmente” sólo tenemos un par de putas y un maricón en casa.

–0–0–0–

La señora, medio dormida en su cama, escucha cuando llega su marido del trabajo y siente como él la acaricia suavemente, casi de manera furtiva, como recorriendo suavemente la periferia de su cuerpo. Ella siente cómo su cuerpo reacciona inmediatamente a las caricias. El marido toma sus manos y las recoge, mete una de sus manos por su espalda y llega atrevidamente hasta sus redondeces.

En este momento, la señora está que arde, jadeante y deseosa. Entonces, sus piernas son abruptamente levantadas. La mujer siente que la pasión perdida por años ha regresado y le encanta sentir cómo su hombre apoya sobre ella todo su peso. La enerva sentir en su nuca el aliento calido de su marido. Ella se prepara, levanta las caderas; separa y flexiona sus piernas y se dispone a ser tomada, cuando de pronto su marido suelta sus piernas, gira sobre sí mismo y se acomoda en su lado de la cama.

La mujer, asombrada y respirando hondamente pregunta: “¿Qué pasó?”

Él responde: “Ya.”

“¿Ya qué, grandísimo cabrón?”

“Ya duérmete, mi cielo. Ya encontré el control remoto.”

–0–0–0–

Llega una señora a conversar con el parroco, “padre, tengo un problema.”

“Dime cual es tu problema hija.”

Fíjese padre que tengo dos loritas, bonitas pero lo unico que saben decir es, HOLA SOMOS PROSTITUTAS, ¿QUIERES DIVERTIRTE UN RATO?”

Le contesta el cura, “eso esta muy mal hija. Pero le propongo algo. Yo tengo varios pericos a los que les he enseñado a rezar, traigame sus loritas y las ponemos en la misma jaula con mis pericos y ellos le enseñaran bien y así se les quitará lo mal habladas.”

La señora encantada con la idea, le lleva las loritas al día siguiente. Al llegar con las loritas ve que los pericos del padre están en su jaula concentrados rezando el rosario. Meten las loritas a la jaula y fieles a sus costumbres estas dicen, “SOMOS PROSTITUTAS, ¿QUIERES DIVERTIRTE UN RATO?”

Y uno de los pericos contesta:

“Hermanos, guarden los rosarios y cierren los libros, ¡NUESTRAS ORACIONES HAN SIDO ESCUCHADAS!”

–0–0–0–

Una pareja tenía 20 años de casados y durante todo ese tiempo cada vez que iban a hacer el amor, él apagaba las luces. La mujer pensaba todos los días como romper este loco habito de su marido.

Una noche, cuando estaban en medio del acto, ella encendió las luces de la habitación. Miró hacia abajo y vió a su marido sosteniendo un consolador.

Ella quedó completamente aturdida al ver lo que estaba pasando.

“¿Tú impotente? ¿Cómo pudiste engañarme por todos estos años? ¡Exijo una explicación!”

El esposo la mira directamente a los ojos y dice:

“Yo te explico lo del consolador si tú me explicas por qué tenemos tres hijos.”

–0–0–0–

El marido que reta a la mujer:

– ¿A que no eres capaz de decirme algo que me ponga contento y triste a la vez?

– Claro que puedo, le responde ella.

– Si, a ver.

– De todo tu grupo de amigos el que la tiene más grande eres tú.