Tecnología: análisis auriculares Maxell EB-95

Volver al índice – reseñas de dispositivos, tecnología y gadgets

Si un auricular es inútil, ¿de qué sirve que sea bonito?. Los Maxell EB-95 son una clara muestra de que las marcas reconocidas pueden equivocarse feo al sacar de apuro un producto barato sin el mínimo de calidad necesario para ser satisfactorio.

Informática: análisis auriculares Maxell EB-95

Por Alejandro Franco – contáctenos

2 estrellas: mediocreBarato, bonito e inusable.Tres palabras que definen a la perfección los auriculares budget EB-95 de Maxell. A $ 100.- (MercadoLibre, valores a Julio 2017) son mas que accesibles en cuanto a precio, pero la cuestión es, de qué sirve gastar esa plata en algo que es totalmente insatisfactorio. Un auricular barato debe tener un sonido pasable – y abundan los ejemplos, ya sea en toda la linea de inserción / botón de Panacom o los super clásicos Philips SHE1360 (a mi juicio, los mejores auriculares budget del mercado argentino) -, no ser un producto que uno odia al instante y desea tirarlo inmediatamente a la basura. La indignación es mayor cuando uno ve una marca conocida en el orillo, y espera de que se trate de un producto mínimamente decente.

El prestigio de Maxell viene de la década del 70, cuando se hizo famosa con cassettes de audio de alta calidad. Su negocio siempre fueron los medios magnéticos (y mas tarde los ópticos) y ahora, regenteada en parte por Hitachi, está decidida a volver al ruedo diversificando su cartera de productos. Pero ocurre lo mismo que le pasaba a Samsung con su marca especializada Pleomax: hay un derecho de piso que pagar, y hay experiencia que ganar. Y si uno lanza un producto sin los avales minimos de calidad, entonces lo que único que se hace es quemar la marca. Los Maxell EB-95 no difieren en nada a los ignotos One For All SV 5010tapados, sin potencia, sin brillo, e imposibles de redimir aún utilizando todos los seteos disponibles del ecualizador; se escuchan como una radio Spica sin agudos ni graves -. Ok, son bonitos, vienen en colores monos como el rosado (de hecho, se le compré a mi nena para usar con la tablet), pero el cable no es muy reforzado y no hay nada en el diseño (salvo el color) que no grite genérico.

Imposible recomendar los Maxell EB-95. Ahora la marca está haciendo campaña para volver a tener vigencia – la época de los cassettes ha quedado sepultada hace décadas, y en la diversificación ofrecen parlantes y auriculares a precios bajos -, pero díficil que pueda ser popular con productos mediocres como éste. Gaste el mismo dinero en unos Philips SHE1360, ahorrará tiempo, dinero y disgustos, y ganará ampliamente en el terreno de la satisfacción.

Caracteristicas técnicas de los auriculares Maxell EB-95

  • Auriculares urbanos de botón
  • Drivers de 7.3 mm
  • Imanes de Ferrita Anisótropa
  • Entrada nominal 4mW
  • Entrada máxima 10mW
  • Sensibilidad: 95 dB ± 3 dB
  • Frecuencia de respuesta: 20 Hz – 23.000 Hz
  • Impedancia: 32 ± 10% Ohms
  • Colores: rosado, negro, blanco, naranja, amarillo, celeste
  • Ficha miniplug en L de 3.5 mm, bañada en plata
  • Cable: 1.2 metros
  • Peso: 14 gr

Precio: U$s 6.- (o $ 100.-, valores a julio 2017)

Conclusión: se escuchan feo, no existen los agudos ni los graves, carecen de potencia, y no hay redención posible siquiera tocando todos los seteos del ecualizador. El diseño es genérico y sólo destaca su variedad de colores, pero el cable es frágil y, por ese precio, existen mejores auriculares económicos en el mercado argentino.