Tecnología: análisis auriculares Panacom HP-9334

Volver al Indice – Análisis de Auriculares

Gran presentación, excelente diseño, buen precio, buenas prestaciones: este sí que es un apetecible juego de auriculares económicos.

Informática: análisis auriculares Panacom HP-9334

Por Alejandro Franco – contáctenos

4 estrellas: muy buenoHasta al cazador mas experto se le escapa la liebre. Digo: en temas de audio no soy un especialista sino un amateur bastante experimentado, un entusiasta que gusta de probar y aprender. Como el otro día, que alguien me informó sobre algo llamado “período de rodaje”, término que jamás había escuchado en la vida. Pronto lo googleé y terminé descubriendo que se trata de un período de adaptación: el tiempo necesario para que un dispositivo de audio – sean auriculares o parlantes – encuentre su punto justo. Algo similar a lo que ocurre con los autos nuevos – que precisen un tiempo de tránsito para ablandarlos -, o cuando uno destapa un vino de fina cepa, que precisa orearse para hallar el sabor justo. Si uno quiere un punto de vista “industrial”, podríamos decir que cada aparato de audio ensamblado en fábrica viene con una serie de encastres, encolados y plásticos, los cuales precisan descontracturarse, flexibilizarse después de un período de uso. Las membranas toman su punto justo de retumbe, las almohadillas se ajustan a los oídos, el dispositivo alcanza su punto álgido de reproducción – tal cual fue concebido en los tableros de dibujo de los pertinentes ingenieros de sonido -. Ese período implica un tiempo de uso con música normal y con el volumen adecuado, el cual puede ir de un puñado de horas a varios días. Es en ese momento en donde nos damos cuenta del verdadero potencial del aparato.

El otro punto que uno termina por aprender es que la perfomance de los auriculares de inserción suelen variar radicalmente de acuerdo a cómo los instalemos en nuestra oreja. Ello es lo que me ocurrió con estos Panacom HP-9334 ($ 85.-, Musimundo, valores a junio 2015), cuya primera impresión acústica fue aberrante. De Panacom tengo buenas referencias ya que poseo un 2.1 modesto que suena como los dioses a la hora de reproducir música (aunque se queda muy corto con explosiones y retumbes de películas y videojuegos), y marca de la cual había visto que tenía estos earbuds en oferta. A decir verdad la presentación es impecable – caja de plástico simil cristal; terminaciones metalizadas llenas de adornos; vibrante color rojo; juego de almohadillas de repuesto; control de volumen incorporado (aunque no posee micrófono como reza la caja, ya que la misma es genérica y sólo varía el número de modelo impreso para albergar las distintas variedades de earbuds que fabrica Panacom) – y el precio, más que potable. Ya que éste es mi segundo par de auriculares de inserción – los primeros fueron los desastrosos TDK TD-91 – decidí probar suerte, especialmente porque me gustaba su comodidad y su aislamiento acústico.

En cuanto a diseño, los Panacom HP-9334 merecen un 10. Son bonitos, robustos y modernos. Las bochas de los auriculares son metálicas, y posee un control de volumen a la altura justa del pecho. La caja es sensacional y, como regalo, entran por los ojos. Una vez desembalado y conectado, la cosa – como siempre – requiere un imprescindible ajuste vía ecualizador. Considerando el aparato emisor – en este caso un celular Samsung Y Pro con ecualizador de 5 bandas -, la primera impresión fue horrible. Sonido tapado y sin matices. Después de un rato largo de hacer pruebas, ya lo estaba dando como causa perdida hasta que empecé a desconectarlo… y el sonido cambió radicalmente. Los auriculares de tapón varían la perfomance de acuerdo a la profundidad con que los insertemos en el oído; y, al parecer, la profundidad ideal es la que marca la almohadilla negra incorporada. Mas adentro, tapa (y sofoca) el sonido.

Ciertamente semejante posición altera la usabilidad de los auriculares – si uno está en movimiento, es fácil que se salgan – pero, estando estático, el rendimiento es óptimo. Los Panacom HP-9334 son auriculares limitados, por lo cual no son coloridos en todo el rango de frecuencias: tienen excelentes agudos (hasta diría que excesivos), unos bajos justos pero adecuados y, en el medio… la nada. El rango medio hay que anularlo por completo o dejarlo en un par de rayas como para que dé algo de color – dejando graves y agudos en valores máximos -, ya que tienen tendencia a distorsionar. Hablando de un celular – que no siempre posee el mejor chip de sonido – suenan muy bien. En el caso de tablets y computadoras la cosa cambia – maneja otro espectro de frecuencias, los ecualizadores son de 12 bandas o más -, y la calibración requiere mas trabajo. Aún así, terminé descubriendo que la calibración armada para el Philips SHE1360 le resulta válida, con algún que otro detalle a pulir con algo mas de tiempo.

Considerando precio y prestaciones, son los mejores auriculares de inserción que hemos probado; y, en cuanto a auriculares portables, lo pondría a la altura del Philips SHE1360, el cual es de botón. El Panacom es mas lindo y tiene control de volumen, pero el SHE1360 tiene un poquito mas de rango.

Caracteristicas técnicas de los auriculares Panacom HP-9334

  • Auriculares urbanos de botón tipo intra ear (de inserción o earbuds)
  • Panacom no suministra datos técnicos ni en la caja ni en su página oficial, lo cual es una lástima
  • Control de volumen incorporado
  • Terminación metalizada
  • Juego de almohadillas de repuesto
  • Variedad de colores
  • Ficha miniplug de 3.5 mm
  • Cable: 1 metro
  • Manos libres: no

Precio: U$s 7.- (o $ 85.-, valores a junio 2015)

Conclusión: Buena perfomance y precio; gran diseño. Ideales para escuchar música, algo limitados para películas y videojuegos. Son muy buenos para reproductores de MP3 y celulares, que es donde mejor se desenvuelven. Bajos potables, excelentes agudos, pero los rangos intermedios deben ser anulados porque tienden a distorsionar (al menos si se utiliza un ecualizador de cinco bandas en un dispositivo móvil). Definitivamente son recomendables por su buena perfomance, gran estética y su comodísimo control de volumen; de lo mejorcito en el rango de auriculares económicos que hemos probado.