Tecnología: análisis plataforma de ventilación GTC SPG-082

Volver al Indice – Análisis de Computadoras, Notebooks y Periféricos PC

Análisis: plataforma de ventilacion para notebooks GTC SPG-082. Una base de refrigeracion economica aunque deficiente.

Tecnología: análisis plataforma de ventilación GTC SPG-082

Por Alejandro Franco – contáctenos

1 estrella: maloHace un tiempo revisamos una base de ventilación para notebooks la Cooler Master Notepal X-Slim – y vimos la calidad de su terminación. Hoy vamos a ver otro producto similar – la plataforma GTC SPG-082 – y vamos a chequear como NO debe construirse un soporte de refrigeración para portátiles. Si bien la base de GTC no posee ningún defecto grave de fabricación, sí presenta serios problemas de concepción; parece haber sido diseñada por alguien que jamás ha utilizado una notebook y, mucho menos, una con una plataforma de refrigeración atachada a su base. Es impráctica e inestable, detalles que empañan otros méritos de construcción.

Normalmente los propietarios de notebooks (y netbooks) no utilizan bases de ventilación. Cuando recurren a ellas, la causa más común es que usan sus portátiles como computadoras de escritorio y por períodos bastante largos – más de 8 horas diarias encendidas de corrido -. El otro factor es el uso intensivo de gráficos – sea por reproducción de juegos o videos HD -, lo cual implica un aumento de temperatura en la placa gráfica que posee la portátil. En esos casos el ventilador interno suele ser insuficiente y – para curarse en salud – resulta necesario instalar una fuente de ventilación externa.

Estas plataformas suelen ofrecer algunos beneficios adicionales, como la regulación del ángulo de la máquina (y del teclado, lo cual ayuda a nuestras agotadas muñecas), ofrecer bocas USB adicionales, o incluso incorporar parlantes y enchufes multimedia. La GTC SPG-082 es realmente básica en todo sentido; consume una boca USB de la notebook y no ofrece reemplazo o extensión alguna posible. Además de ventilar y tener ángulos de inclinación regulables, carece de otro beneficio adicional.

En su defensa hay que admitir que los dos ventiladores de la plataforma – de cerca de 10 cm de diámetro – son extremadamente silenciosos (solamente 25 dbBA). La ventilación es buena para 1.700 RPM y consume solamente 5 V. Cumplen con su eficiencia la función de refrescar la notebook que soportan, y su desempeño es invisible al usuario. Pero…

Los problemas pasan por el resto, los cuales se tratan de deficiencias de diseño. Por ejemplo, la plataforma teóricamente está diseñada para soportar notebooks de hasta 15 pulgadas, pero la base se encuentra al límite con una netbook de 14′ – empiezan a sobresalir sus bordes a los costados -. Posee dos pestañas retráctiles en el borde inferior que impiden que la portátil se deslice hacia abajo… pero las mismas son tan gruesas y altas que interfieren con las muñecas y con el accionar natural del teclado (sin dudas esto no se siente con notebooks más antiguas y de base más gruesa; pero con modelos nuevos y ultra slim es un defecto insalvable). Y si bien posee 8 ángulos ajustables, los mismos van de los impráctico hasta lo imposible (45 grados!), amén de carecer completamente de estabilidad. Es que la plataforma se abre como un libro y utiliza una pestaña inferior (en el medio de la base, lo que la hace parecer una A gigante acostada) con 3 patas para calzar en una serie de 8 ranuras – las cuales regulan el ángulo y la altura -. El problema con esa pestaña inferior es que el calce en las ranuras dista muchisimo de ser perfecto; va apoyada, no encastra, y el plástico de la base superior no es todo lo rígido que debiera. ¿Qué significa esto?. Que si usted escribe rápido (o pulsa fuerte las teclas) la parte superior de la base se mueve, ya sea que se hunde con cada pulsación, o se contornea de costado. Incluso el primer eslabón en donde apoya – que le da el menor ángulo a la base – parece ser haber sido concebido para ser el menos estable de todos.

Toda estas cosas se hubieran corregido con un diseño más feliz y con materiales de mejor calidad. La parte superior de la base debería ser de plástico rígido (o tener un marco de metal). La pestaña inferior – que regula la altura – debería tener la bisagra en el extremo de la base en vez de estar a 10 cm del borde (en vez de ser una A, debería ser un triángulo cerrado). O bien, utilizar un par de patas fijas y desplegables en el borde, tal como en la Notepal X-Slim. Pero acá el intento de brindar mayores beneficios (ángulos regulables) redunda en un diseño poco agraciado e impráctico.

Aún cuando técnicamente no es un producto malo, yo no recomendaría la compra de la GTC SPG-082. Ok, es económica – $ 150.- en comparación a los $ 300.- de la Notepal X-Slim -, pero ¿de qué sirve gastar el dinero en un producto incómodo, más si uno lo quiere para utilizar todos los días?. Mi consejo: junte unos pesos más y acceda a cualquier producto similar pero de Cooler Master (u otra marca igual de agraciada). La base de GTC es impráctica e ineficiente, fruto de su propia impericia.

Precio: u$s 15.- aproximadamente