Tecnología: análisis auriculares JBL Roxy 230

Volver al Indice – Análisis de Auriculares

Al fin los encontramos!. Estos auriculares de botón suenan realmente bien, poseen gran rango y vienen acompañados de una presentación tan bonita como irreverente, amén de que poseen un precio inmejorable.

Informática: análisis auriculares JBL Roxy 230

Por Alejandro Franco – contáctenos

5 estrellas: excelenteYo siempre fui un apasionado por el audio. Durante años he acumulado parlantes y auriculares de las mas diversas marcas – generalmente baratas – hasta dar con los modelos y versiones definitivos. En el caso de los parlantes para computadoras, llegué a poseer cerca de una decena en la época en que las placas de sonido eran una extravagancia y casi nadie las tenía. Hablo de mas de dos décadas atrás, cuando la gente utilizaba las primeras AT 386 y las Sound Blaster de 8 bits (o sus respectivos clones) eran el standard de la excelencia. Y en esa vorágine de adquisiciones, llegué a hacerme con unos exuberantes JBL Pro. En esa época formaban parte del equipamento standard de las computadoras Compaq, y estos JBL venía como complemento natural de los monitores 14 pulgadas SuperVGA de la marca. Como se trataba de una compra hecha con tarjeta de crédito para hacerle un favor a un amigo, el trato era que él se quedaba con el monitor y yo con los parlantes. La amistad se quebró, las cuotas terminé pagándolas de mi bolsillo, el monitor bien gracias, y los parlantes fueron mi único consuelo. Y esas mismas bocinas son las mismas que he estado utilizando hasta hace un par de años, cuando decidí relegárselas a mi nena para complementar (y mejorar) el sonido de una TV LCD de 24 pulgadas, la cual sonaba como una radio Spica con sus parlantes de fábrica. Con los JBL Pro, el televisor se convirtió en un auténtico cine portátil.

Con el tiempo he aprendido a informarme de marcas y calidades respecto de productos de audio y, después de todo este tiempo, puedo afirmar sin ningún lugar a dudas que esos parlantes JBL Pro son los mejores que he probado en toda mi vida. Son extremadamente potentes, tienen buenos bajos, poseen sistema bass reflex, y se escuchan con gran calidad sin necesidad de regular – mediante ecualizador – las frecuencias de la fuente de sonido. Enchúfelos y disfrútelos. Lamentablemente JBL dejó de producir dispositivos económicos y se centró en productos de alta gama pero, créanme, si usted tiene oportunidad de adquirir unos JBL Pro usados en estado potable, hágalo con los ojos cerrados. Le pasan el trapo al 90% de parlantes para PC existentes actualmente en el mercado argentino.

Es curioso que, después de tantos años, termine topándome con un dispositivo JBL a precio económico. En este caso se trata de un juego de auriculares de botón de apariencia colorinche y accesibles a tan solo $ 106.– (Supermercado del Mueble, valores a noviembre 2014). Como los que tenía – unos Panasonic RP HV096 – me habían decepcionado profundamente (por carecer de claridad y rango), decidí adquirirlos a ciegas, especialmente viendo la marca que rezaba la caja.

Los JBL Roxy 230 son el fruto de una extraña asociación entre JBL y Roxy, la cual es una reconocida marca femenina dedicada al diseño y confección de ropa de surf y deportes de invierno. Por ello, la presentación es irreverente y alegre (en el caso que me ocupa, los auriculares viene con detalles celestes y verde manzana, aunque existe otro modelo color naranja chillón que trae cable rosado), diferente y espectacular. Uno de los detalles mas deliciosos es que trae un pequeño sobrecito de viaje, el cual es igual de colorinche que los auriculares y posee una terminación robusta y duradera. El cable es de goma, resistente a los tirones, y los auriculares son plásticos con una fina arandela de goma negra como para hacer el calce mas confortable y – de paso – darle una mejor aislación acústica frente a los ruidos externos. De todos modos la aislación no es 100% efectiva, pero resulta bastante buena.

Si la estética es adorable y juvenil, el punto fuerte de los JBL Roxy 230 es su sonido. Tienen un gran rango y son extremadamente claros. Los bajos son buenos sin ser espectaculares – los auriculares de botón jamás pueden equipararse jamás a los auriculares de vincha, debido a que carecen de caja para hacer buena acústica y deben operar con el entorno físico del oido humano para obtener resonancia -, lo cual me parece excepcional en un auricular de estas características. Para música con graves y retumbes rítmicos da muy muy bien y, para lo que son películas y videojuegos, viene con lo justo. Todo depende de que usted disponga de un buen ecualizador para calibrar el sonido del player multimedia / el video game pertinente. El destino principal de estos auriculares son los celulares / tablets / reproductores portátiles (los cuales son mas limitados en cuanto a sonido, ya que no tienen tanta potencia de salida y, cuando mucho, operan con ecualizadores de 5 bandas), pero se bancan muy bien el estar conectados a una PC o notebook. Incluso como las computadoras tienen mayor rango – léase, ecualizadores de hasta 18 bandas según el reproductor o programa de seteo de la placa de sonido – usted puede depurar la calidad del sonido a niveles realmente exquisitos. No sé si cambiaría mis auriculares de vincha Panasonic RP HT21 por éstos (los bajos del Panasonic me parecen sublimes) pero, si se rompieran y debiera usar temporalmente los JBL Roxy 230, no lo lamentaría en absoluto.

Si los bajos son muy buenos, en donde tiende a salirse de madre los JBL Roxy 230 es con los agudos. Poseen tanta claridad que, sin la calibración adecuada, puede ser irritantes. No es un auricular de enchufar y usar, sino que hay que encontrarle el punto justo con el ecualizador; y en mi caso, el mejor resultado que obtuve fue poniendo los bajos al máximo, las frecuencias medias al medio y – por primera vez en mi vida -, las frecuencias de agudos (bandas ubicadas al extremo derecho del ecualizador) casi al mínimo. Desde ya estas regulaciones pueden variar según el entorno – sea de absoluto silencio o si usted viaja en un colectivo en hora pico y con un contexto desbordante de ruido -, pero me parecen las adecuadas. Yo no me ensañaría con la excesiva tendencia al agudo de los JBL Roxy, sino que la subrayaría como una virtud; el grueso de los parlantes de botón tiende a tener un sonido tapado y opaco, mientras que éstos son como un caballo pura sangre desbocado que precisan (y vale la pena) domarlos.

Si busca auriculares viajeros, decídase por los JBL Roxy 230 sin pensarlo. Ok, son extremadamente juveniles en apariencia, pero ello forma parte de su personalidad. Y, en cuanto a calidad de sonido y precio, me parecen formidables e inmejorables, siendo una opción de compra altamente recomendable.

Caracteristicas técnicas de los auriculares Panasonic RP HS46 PP

  • Tipo de audífono: auriculares de botón
  • Impedancia: 32 Ohms
  • Sensibilidad (dB/mW): 400 mW RMS
  • Drivers: 15 mm
  • Respuesta de frecuencia (Hz-Khz): 20 Hz – 20 kHz
  • Longitud del cable (ft./m): 1.25 m
  • Peso sin cordón (g/oz): 16 g /0.56 oz
  • Conector: mini plug estéreo de 3.5 mm
  • Colores: rosa – naranja o celeste – verde
  • Incluye sobrecito viajero haciendo juego con los colores del auricular

Precio: U$s 8.- (o $ 106.-, valores a noviembre 2014)

Conclusión: robustos, colorinches, y munidos de un simpatiquisimo sobrecito para transportarlos. No sólo la presentación es notable sino también su gran calidad de sonido; su natural tendencia a los agudos exige un trabajo mínimo previo de regulación con los ecualizadores pero, una vez hallado el punto justo, se convierten en una experiencia auditiva deliciosa.