Tecnología: análisis celular Nokia Asha 503

Volver al Indice – Análisis de Celulares y Smartphones

Mientras que los celulares económicos de Nokia son excelentes, y los Lumia intentan hacerse un nombre en el mercado de los smartphones, la línea Asha representa un serio error de criterio y se caracteriza por productos mediocres o mal concebidos… siendo el Asha 503 el último exponente reseñado en este portal.

Informática: análisis celular Nokia Asha 503

Por Alejandro Franco – contáctenos

1 estrella: maloNokia, Nokia, Nokia… Otrora lider de la telefonía celular pero hoy, en cambio, su situación es objeto de debate. El problema es que Nokia se ha transformado en una empresa esquizofrénica, con productos admirables y otros que dejan mucho que desear. No existe mejor celular económico en el mundo que un Nokia de línea barata – léase los hijos del venerado 1100 que, con diversas variantes, llegan hasta nuestros días -: estos dispositivos resisten inundaciones, caídas, tienen un alcance fenomenal, la batería es eterna, son fáciles de manejar y tienen prestaciones muy completas. Pero cuando salimos de la gama baja y nos vamos a los smartphonesdesde los mas básicos hasta los de alta gama -, las cosas cambian radicalmente. No tengo opinión formada sobre la línea Lumia / Windows Phone, nunca probé uno, pero hay mucha gente que habla maravillas de su estabilidad y se queja de la falta de aplicaciones. Y mientras tenemos los celulares básicos en una punta y los Lumia en otra, en el medio queda ese engendro llamado la línea Asha. “Smartphones para mercados emergentes”, dice la empresa. Teléfonos armados con sobrantes, digo yo.

Contando el modelo que ahora reseñamos, ya he visto (y probado) dos celulares de la linea Asha. Ninguno de ellos me ha resultado satisfactorio. Me da la impresión de ser teléfonos armados con partes pertenecientes a la línea superior de Nokia, pero que carecen del suficiente testeo (o compatibilidad de piezas entre sí) y que, para colmo, vienen dotados del arcaico sistema operativo Symbian (oh, sí, el mismo del Nokia 1100, debidamente maquillado y ahora renombrado Asha software plataform), el cual es una reliquia. Son smartphones en el sentido mas básico de la palabra – léase: se conectan a internet, tienen un mercado de aplicaciones, pueden abrir un documento Word / Excel, mandan correo, etc – pero no dejan de ser (estética y funcionalmente) un atraso, como si fueran teléfonos dotados de Windows 3.1 hay gráficos toscos y prestaciones básicas, pero está a años luz de un Android o Windows Phone plagado de efectos visuales y gráficos de alta definición -. Hay un concepto ferozmente equivocado en todo este asunto, como si los mercados emergentes fueran tribus del Congo que jamás han visto un teléfono o, peor aun, si como aqui no fueramos capaces de distinguir (o apreciar) la diferencia entre un Samsung S4 y un Nokia Asha. El otro serio problema que tengo con estos Nokias es que son muy caros para las prestaciones que brindan: el Asha 503 cuesta $ 1.799.- (Musimundo, Noviembre 2014), lo cual es un disparate atómico considerando las superiores prestaciones que tiene cualquier competidor en ese rango, léase un Samsung Galaxy Pocket con Android 4.0 (que sale $ 1.499.- y es sideralmente superior al modelo aqui reseñado).

A simple vista, el Nokia Asha 503 parece la versión pobre del Nokia Lumia. El detalle mas curioso es que la forma del celular es tirando a cuadrada, y viene encastrado en una armazón con bordes transparentes, como si el teléfono hubiera quedado atrapado en una cubetera con hielo. Es táctil, teniendo botón de traba / apagado, controles de volumen, y un único botón en el frente, el cual hace la función de retroceso y es un detalle interesante. Al sistema operativo lo camuflaron de seudo Windows Phone, con cuadriculados e iconos grandes, e incluso hay un escritorio virtual con un par de pantallas: en una se ven todas las aplicaciones y en otra hay una memoria / historial de las actividades reciéntes (a quién llamó, que programa abrió, qué foto sacó, etc). Para llamar por teléfono se abre la aplicación correspondiente (de estética cuestionable) y se marca en el teclado virtual el número a quien llamar.

A simple vista el Nokia Asha 503 se ve moderno y simpático (su forma casi cuadrada lo hace peculiar). Los problemas vienen al operarlo, en donde nos damos cuenta que es el mismo y viejo caballo de Symbian 40 que Nokia se resiste a dejarlo morir. Para colmo el celular carece de especificaciones técnicas – es imposible saber la velocidad del procesador, qué tipo es o cuánto tiene de memoria RAM, simplemente porque Nokia se ha negado a publicitarlo, con lo cual uno asume que es una carreta de lento – y pronto uno empieza a descubrir el por qué de la omisión. Desde ya el procesador es pobre porque, si tiene una aplicación cargada e intenta desplazar el escritorio virtual a su siguiente pantalla, el celular se ralentiza y parece ir en cámara lenta. Al menos viene con una cámara de 5 megapixels dotada de flash LED, lo cual debe ser lo mas destacado del equipo. La cámara es algo pobre y no posee zoom pero, con iluminación exterior saca buenas fotos y, al menos, graba videos en calidad 480p (simil DVD), algo que otros celulares baratos (siquiera los Android del mismo precio) no logran brindar.

Pero hasta allí llegaron las cualidades destacables. Por lo demás el Nokia Asha 503 es pobre, especialmente respecto a hardware – algo que nunca fallaba en los Nokia; podrán tener sistema operativo antiguo pero sus prestaciones de hard siempre eran buenas -. Se escucha bajo en las conversaciones telefónicas, el parlante externo carece de potencia, y es muy flojo a la hora de captar señal (sea de antena de teléfono o de conexión por WiFi, siendo en éste último caso frecuentes las desconexiones).

Si como teléfono es flojo, peor le va como smartphone. Uno puede bajar aplicaciones de la tienda Nokia e incluso instalarle un WhatsApp, pero la perfomance está ralentizada por el pobre (e ignoto) procesador que lo motoriza. Ni siquiera la pantalla tiene una buena calidad – ok, tiene Gorilla Glass pero… ¿de qué sirve si se ve deslucida y con poca nitidez?; es como ponerle frenos ABS a un Fiat 125! – .

Considerando todo esto y el precio que le han asignado, el Nokia Asha 503 me parece un serio desperdicio de dinero. Si busca un smartphone, gaste sus ahorros en algo con Android, que hay marcas y modelos incluso mas baratos que este teléfono; y si usted es un usuario peleado con la tecnologia – que quiere algo básico para llamar por teléfono a alguien y sacarse unas fotos pasables -, vea otros celulares standard pertenecientes a otras marcas; la línea Asha de Nokia es un Frankenstein hecho con sobrantes, celulares que nunca han sido diseñados como originales desde el vamos, sino que depredan piezas de modelos superiores de la marca… y cuyos resultados dejan muchisimo que desear.

Caracteristicas técnicas del celular Nokia Asha 503

  • Red: GSM 850 / 900 / 1800 / 1900 (SIM dual opcional) – HSDPA 900 / 210
  • Pantalla: multitouch de 3.0 pulgadas, 240 x 320 pixels, 256.000 colores, Gorilla Glass
  • Conector de audio de 3.5 mm
  • Memoria física: 4 GB incluidos de fábrica, expandibles a 32 GB mediante tarjeta micro SD
  • Procesador: no descripto en las especificaciones oficiales de Nokia
  • Memoria RAM: no descripto en las especificaciones oficiales de Nokia
  • GPU: no descripto en las especificaciones oficiales de Nokia
  • Sistema operativo: Asha software plataform 40
  • Cámara: 5 MP, 2592×1944 pixels, flash LED, video 480p; no posee zoom
  • Bluetooth 3.0
  • Batería: standard, Li-Ion 1200 mAh (BL-4U)
  • Duración de batería: stand by: Hasta 840 h (2G) / Hasta 840 h (3G) / conversación: Hasta 12 h (2G) / Hasta 4 h 30 min (3G)

Precio: U$s 128.- (o $ 1.799.-, valores a noviembre 2014)

Conclusión: Lindo diseño y una cámara bastante pasable de 5 mpx con flash LED y grabación 480p. Hasta ahí todo lo bueno; por lo demás es lento, subpotenciado, y el sistema operativo es el arcaico Symbian reciclado por enésima vez. Esto podría ser perdonable si el celular fuera muy barato, pero cuesta un 20% mas que uno básico con Android, los cuales son mas veloces, estables y poseen un mercado gigantesco de aplicaciones para bajar. Definitivamente, un celular para evitar su compra, como suele ocurrir con todos los Asha de Nokia.