Tecnología: análisis parlante portátil Philips Soundshooter SBT30

Volver al Indice – Análisis de Parlantes y Home Theaters

Están de moda los parlantes portátiles con Bluetooth; y ahora nos toca el turno de reseñar estos speakers Philips, los cuales suenan adecuados considerando las limitaciones del género al cual pertenecen.

Tecnología: análisis parlante portátil Philips Soundshooter SBT30

Por Alejandro Franco – contáctenos

4 estrellas: muy buenoQuisiera aprovechar esta ocasión para rubricar una ley universal – e incluso me daría el lujo de nombrarla como Axioma de Franco -, que dice así: todo dispositivo de alta tecnología y formidable pantalla viene acompañado de unos horrendos parlantes de fábrica. Aún las notebooks mas caras suenan de manera indecente; celulares y tablets hacen lo que pueden con sus míseros speakers internos, y en contados casos los televisores de alta definición poseen bocinas potables. Esto retroalimenta a todo un mercado paralelo – el de parlantes externos. home theaters y bocinas portatiles -, los cuales se vuelven imprescindibles para los amantes del buen sonido.

En ese universo de complementos uno podría distinguir entre dispositivos de de gran calidad y potencia de sonido – conectados a la electricidad -, y las bocinas portatiles, las cuales sacrifican definición a costa de movilidad, practicidad y escaso tamaño. Tal como pasaba con los Logitech Z205, estos aparatos están pensados para llevarse en un bolsillo y dar mejor sonido que los parlantes originales de fábrica, pero – en cuanto a potencia de audio – están mas cercanos a un petardo que a una bomba atómica. Sirven, siempre y cuando uno no tenga demasiadas aspiraciones sobre su perfomance.

El Philips Soundshooter que aquí reseñamos entra dentro de esta última categoría. En lo personal, no soy amigo de los parlantes / equipos monoaurales (que emiten todo el sonido por una sola bocina), ni de los juegos de bocinas pequeños. A mi juicio, un altavoz mono no da sonido de buena calidad y tiende a aturdirse con el volumen alto, ya que todo el el caudal de audio – desde bajos a agudos – sale por un solo speaker. Ni siquiera los equipos monoaurales mas potentes – de mayor o menor calidad, como el reseñado Winco B208 USB – logran claridad y definición, por más que uno toquetee los seteos del ecualizador del dispositivo de turno. La razón de ser del sonido stereo – y, después, de los sistemas de sonido multicanales – es que el audio debe dividirse para lograr espacialidad y, fundamentalmente, para que cada bocina – construída de manera especializada – se dedique a trabajar de manera eficiente el rango de frecuencias que le ha tocado en suerte. Los tweeters, woofers y subwoofers existen por dicha razón; y la causa por la cual los parlantes portátiles suelen ser mono, es que la recepción de datos se hace por Bluetooth, la cual es una transmisión inalámbrica de radio, y cuya calidad no difiere demasiado de la de una FM básica. Es una transmisión práctica, requiere de poca potencia de señal, pero no esperen sonido de calidad; en comparación con la transmisión de audio hecha a un receptor vía cable – por ejemplo, unos auriculares -, la calidad de audio vía Bluetooth es mas pobre. Es por ello que nadie ha logrado crear auriculares inalámbricos decentes – como para escuchar en toda su gloria (y en silencio) una película Bluray de su TV de alta definición sin tener colgados 20 kilómetros de cables en medio de la sala -, simplemente porque el audio se empobrece debido a las características del protocolo.

Pero aún así, los parlantes portátiles Bluetooth han probado ser populares y ahora están de moda, existiendo una amplia variedad de marcas y modelos en el mercado como para satisfacer a todos los gustos.

Entre los parlantes portátiles de Philips, se encuentra la familia Soundshooter. Todos los modelos se ven idénticos, pero presentan importantes variantes en las prestaciones: el SBT30 que comentamos viene con Bluetooth y tiene un cable USB que actúa como cargador y entrada de línea, mientras que los SBA3010 carecen de Bluetooth y tienen un cable de audio retráctil en uno de sus costados, el cual figura como única entrada de línea. Por lo demás, es el mismo parlante y posee las mismas especificaciones.

El aspecto del Philips Soundshooter SBT30 es gracioso – tiene forma de granada -, y viene estilizado en colores flúo. Posee un clip reforzado – tipo alpinista – para prenderlo a una mochila / riñonera, y su escaso tamaño y peso lo hacen tremendamente portable. Carece de control de volumen – eso se controla desde el celular o tablet conectado -, y viene con una batería incorporada que le da 8 horas de uso continuo. La carga de la misma se hace vía conector USB a una PC (o si posee un cargador de pared USB).

El dispositivo está pensado para recibir audio vía Bluetooth en un radio de hasta 10 metros de distancia o, si está en las cercanías y quiere mejorar la calidad de sonido, puede conectar el cable híbrido (que posee los dos enchufes: USB / audio) con el cual viene provisto. Hay un botón de encendido – que activa el Bluetooth – instalado en las cercanías de la base del aparato.

En cuanto al sonido, no es demasiado fuerte y la calidad es bastante potable, siempre y cuando no tenga grandes aspiraciones. Digo: está bien para música melódica y temas suaves – tiene un poquito de bajos – pero olvídese de tocar Gangsta Rap o escuchar películas / juegos con esto, porque es decepcionante. Con bajos profundos distorsiona, lo mismo que con el volumen al máximo. A final de cuentas sólo tiene de potencia de salida 2 RMS y, a pesar de verse como un tamborcito, la acústica que tiene es limitada.

Quizás uno de los mejores detalles de su interfase Bluetooth es que sirve para usarlo como manos libres: al entrar una llamada; se corta el tema que estaba tocando, y el Philips Soundshooter SBT30 se transforma en un micrófono de alcance limitado, pero suficiente como para salir del paso.

Si tuviera que dar un veredicto sobre el Philips Soundshooter SBT30 diría que está bastante bueno para el precio y para lo que hay en el rubro de parlantes portátiles Bluetooth. En lo personal soy adepto de los parlantes stereos – por más básicos que sean – y buscaría una barra de sonido stereo portátil como la Stromberg Carlson DS04 (aunque no es el mejor ejemplo de su rubro), porque pienso que el sistema de dos bocinas es mas eficiente a la hora de ejecutar música. Pero, claro, el Stromberg Carlson DS04 va con cable (carece de Bluetooth) ni tampoco tiene manos libres, lo cual lo transforma en una criatura de otra raza.

Caracteristicas técnicas del parlante portátil Philips Soundshooter

Modelos disponibles:

  • Philips Soundshooter SBT30: incluye interfase Bluetooth, manos libres y cable USB híbrido que posee también conector miniplug de 35 mm (por si desea una conexión directa con el dispositivo reproductor). Precio estimado: $ 600.- (enero 2015, MercadoLibre)
  • Philips Soundshooter SBA3010: incluye cable retráctil con conector miniplug de 35 mm (sin Bluetooth). Precio estimado: $ 299.- (enero 2015, Garbarino)

Características comunes:

  • Batería: 8 horas de duración
  • Potencia: 2 RMS
  • Clip alpinista para enganchar el dispositivo en cinturones, mochilas, riñoneras, etc.
  • Colores: azul, naranja, negro, verde militar
  • Sistema monoaural
  • Compatible con todo tipo de computadoras, celulares y tablets
  • Altavoces de Neodynium
  • incluye cable cargador y conector entrada de línea (miniplug 35 mm)
  • Normas Bluetooth (solo SBT30): A2DP / AVRCP / HFP / HSP
  • Alcance Bluetooth (solo SBT30): 10 metros

Conclusión: es portable, suena bien y tiene buen precio; quizás la calidad de sonido no entre dentro de los gustos personales de este escriba, pero es muy potable para quien desea irse a un parque, conectar su celular y escuchar música en medio de la nada.

El Sistema 3, el sistema para mantenerte en forma