Tecnología: análisis parlantes 2.1 Philips SPA2335

Volver al Indice – Análisis de Parlantes y Home Theaters

Revisamos un juego de parlantes 2.1 que combina buena potencia y excelente precio.

Tecnología: análisis parlantes 2.1 Philips SPA2335

Por Alejandro Franco – contáctenos

5 estrellas: excelenteNo soy un especialista en equipos de sonido – ni tengo conocimientos técnicos sobre audio -, pero me defiendo bastante bien a la hora de buscar y comprar. No me pregunten herzios, watts ni ohmios; me guío por dos o tres parámetros propios de un neófito con un par de descubrimientos hechos a base de experiencia propia, y en general no suelo fallar. Por ejemplo, cuando me interesa un equipo de audio suelo ver el grosor de los parlantes satelitales. Es muy raro que alguien la pifie con un subwoofer (aún los más desnatados suenan bien), pero los parlantes satelitales precisan caja de resonancia para sonar de manera medianamente decente. Lo otro que me fijo es en la potencia RMS del equipo, que es la única que importa. A usted le pueden decir 500 Watts PMPO… y eso no significa nada; hay que leer la letra chica y encontrar la potencia RMS que reza la caja, que es la medida real de lo que esconde un equipo de audio bajo el capó. Por ejemplo, poseo un equipo Eurocase LeMans II que tiene 45 Watts RMS, y suena como los dioses. Esos 45 W se arman con 25 W del subwoofer y dos x 10 W de los parlantes satelitales (generalmente los subwoofer tienen una potencia superior en 150% a cada satelital individual, lo que genera cierto equilibrio en la acústica; un dato importante a tener en cuenta). Y éstos tienen bastante caja, amén de venir con doble juego de bocinas por parlante, lo cual le da calidad y fidelidad.

Después de haber debutado con el Eurocase LeMans II, quedé con la pica de conseguir un equipo similar – un 2.1 – para mi PC. Dado que los parlantes Eurocase han desaparecido del mercado vaya uno a saber por qué – estimo que se debe más a las restricciones en la importación que a la calidad de los parlantes, ya que hay abundante oferta de productos Eurocase en otros rubros, los cuales van desde notebooks hasta gabinetes, mouses y teclados -, tuve que salir a averiguar y optar por productos de otra marca. Mientras que cuando uno busca un equipo de audio para una TV resulta relativamente sencillo, las cosas se vuelven mareantes a la hora de optar por un juego de parlantes 2.1 para PC. El punto es que hay productos de potencias muy disímiles ofertados a precios similares: ud va a encontrarse con parlantes 2.1 que se conectan a la electricidad (y que sirven para televisores y computadoras, siempre que tenga los cables adecuados de conexión – sea miniplug como los auriculares, o los clásicos RCA -), y parlantes 2.1 que se alimentan vía USB, y que son específicos para PC; y las diferencias de precios entre ellos son de 10 o 20 pesos, lo cual es un disparate. El desbalance se produce porque los parlantes alimentados por USB toman una fuente de energía de poco voltaje y no alcanzan a tener gran potencia (andan por los 10 o 14 W RMS, lo cual es el 50% menos de los equipos 2.1 pensados para un televisor… y que apenas cuestan unos pesos más). En compensación por la falta de potencia, los 2.1 para computadoras posee algunos accesorios que le brindan mayor comodidad a la hora de operarlos, sea teniendo mandos a distancia (un cable con un pequeño pad que permite regular volumen, apagarlos y conectar un juego de auriculares), menor volumen físico y menor consumo de voltaje. En mi caso, yo me encontraba particularmente interesado en los Logitech LS21, que son USB y tienen dicho control remoto con cables. Sé de sobra que los Logitech aseguran gran fidelidad de sonido… pero la potencia del LS21 es decepcionante: 2 parlantes satelitales de 1.5W más un subwoofer de 4 W. O sea, 7 Watts RMS en total!.

Mientras que el LS21 costaba cerca de $ 400.- (precios a octubre 2013), me puse a ver hacia los costados en busca de algo más potente por el mismo precio. Hay ofertas de parlantes Genius, pero no he tenido buena experiencia con la marca en cuanto al audio (me parecen geniales sus ratones y teclados, pero los parlantes de madera que solía usar aturdían por la potencia pero no lograban un sonido de calidad, aún regulando los agudos y jugando con los ecualizadores de la PC). El grueso de los parlantes vistos no superaban los 20 W RMS, y en su mayoria tenian el problema de tener parlantes satelitales excesivamente finitos. También había una oferta de un 5.1 Stromberg Carlson con 70 W…. pero las bocinas satelitales pecaban de anémicas y de seguro sonarían como una lata.

En el interín de la recorrida, terminé por toparme con un juego 2.1 Philips, el SPA2335, a $ 390.- (precio octubre 2013 en Carrefour). Costaba un poco menos que Logitech LS21, pero me da 28 W RMS de potencia total, distribuídos en un subwoofer de 16 W y dos satelitales de 6 W. Estos tenían buena caja y poseen orificio de ventilación, lo que le da buena acústica. Lamentablemente los satelitales no tiene tweeters como el Eurocase LeMans II, pero para la PC – y, eventualmente, para atachar a un televisor – estaban más que bien.

El subwoofer es un cubo de 20 cm de lado que, curiosamente, ubica el parlante hacia el piso – y eso hace que todo el escritorio vibre con las explosiones – mientras que manda la salida de aire a la cara derecha del dispositivo. Detrás del subwoofer hay una perilla para regular la potencia de los bajos; allí se ubica la entrada de conexión de las bocinas satelitales, las que usa un enchufe miniplug 3.5 mm en vez de los tradicionales conectores RCA. También detrás del subwoofer sale el cable para conectar a la salida de audio de la TV o PC (otro enchufe miniplug, aunque el juego trae un adaptador para conectarlo a entradas audio tipo RCA) , el cual mide 1.5 metros y tiene, en el medio, el mando a distancia con el cual encender el aparato o regular el volumen. Todo esto genera un pandemonium de cables – ya que son muchos y muy largos -; por un lado, brinda la ventaja de acomodar las bocinas donde usted quiera, a lo largo de un mueble o de una pared pero, en el espacio reducido que supone un escritorio, termina generando una maraña dificil de esconder.

En cuanto a la perfomance, es realmente muy buena. Los parlantes satelitales dan un sonido fiel y cristalino – lo cual era mi mayor temor en esta clase de equipos -; por su parte, el subwoofer es toda una pasada. Lo que sí, para no volverse loco a la hora de calibrar el sonido, le recomiendo que deje los seteos de su placa de sonido en predeterminados (todos los valores a cero y en línea recta), y después dedíquese a ajustar el ecualizador de cada programa reproductor en particular. En películas HD o con música, los Philips SPA2335 son pura diversión – le recomiendo que vaya a YouTube y busque la secuencia de Jurassic Park en donde aparece el Tiranosaurio Rex por primera vez (ésa en donde las pisadas hacen vibrar los vasos de agua!) -, aunque admito que tuve que aplicar seteos diferentes según cada software: en el BS Player (videos) apliqué el preajuste “Club” (prácticamente una línea recta que apenas realza los tonos intermedios) mientras que en el AIMP (reproductor de música similar al WinAmp) precargué el ajuste “Party” con picos en agudos y bajos y ligeramente más alevado que lo normal en los estamentos intermedios. Pero los seteos suelen ser estables: digo, reproduzca varias películas y/o varios temas musicales de distintos géneros y verá que no es necesario retocar nada según el estilo de cada tema.

Los parlantes tienen una perfomance fenomenal aún al 75% de su potencia; son capaces de llenar todo un cuarto y sumergir a uno en una experiencia sonora extremadamente rica y placentera – los casos típicos han sido probar La Guerra de las Galaxias, La Guerra de los Mundos (2005), e incluso Titanes del Pacífico con el volumen al máximo -. Incluso en los juegos (como los de la saga Call of Duty o el Company of Heores, juegos desbordantes de explosiones) los Philips SPA2335 se comportan de maravilla. Ya que estos programas no disponen de la misma variedad de seteos que, por ejemplo, un reproductor de música, deberá ajustarlo con la perilla de bajos y los seteos que propone Windows desde la opción “dispositivos de reproducción” (botón derecho sobre el parlante que figura en la barra de tareas), en donde puede definir sonido envolvente, realzamiento de graves o ecuación de sonoridad para ajustar la calidad de la salida acústica como más le plazca.

Mi experiencia con los parlantes 2.1 Philips SPA2335 ha sido muy buena. Tienen potencia y calidad de sonido, y el subwoofer es una maravilla – si quiere asustar a todos en su casa, vaya a YouTube y elija alguno de los tests de subwoofers, los que mandan señales por debajo de los 200 hz; pareciera que la nave madre de Día de la Independencia estuviera entrando por el living de su casa -. Quizás mis peros pasen por detalles menores – ¿por qué no hacen parlantes con control remoto inalámbrico? ¿por qué no les ponen una salida para auriculares? ¿les costaba tanto hacer los parlantes satelitales de madera en vez de plástico? -, pero el desempeño del equipo es formidable. Para una PC tiene potencia de sobra, y los 28W combinados le dan muy bien como complemento para una TV de alta definición – incluso trae un adaptador que transforma la entrada miniplug en dos RCA de audio -. A mi juicio es un equipo muy recomendable y a un excelente precio, y eso lo convierte en una oferta imperdible.

Características de los parlantes Philips SPA2335

  • Sistema de audio 2.1
  • Peso total: 3.19 kg
  • Dimensiones (AxPxH): 27 x 20 x 22,5 cm
  • Potencia de salida (Total) 28 W RMS
  • Potencia musical: 60 W
  • Ancho de banda de respuesta: 20 – 20000 Hz
  • Relación señal a ruido: 75 dB
  • Distorsión armónica total 1.0%
  • Controles: de volumen (en control remoto con cables), graves (por perilla, detrás de la caja del subwoofer)
  • Altavoces incluidos: 2 satélites de caja plástica, c/u de 6 vatios / 100 – 18000 Hz / 6 Ohms; 1 subwoofer de caja de madera, 16 vatios / 55 – 250 Hz
  • Conector: miniplug stereo de 3.5 mm
  • Conexión: a 220 V.
  • Consumo: 10 W

Precio: $ 390.- / U$s 45.-