Tecnología: análisis monitor Samsung S20B300

Volver al Indice – Análisis de Computadoras, Notebooks y Periféricos PC

Análisis: monitor Samsung S20B300. Una pantalla LED de 20 pulgadas de alta calidad y de fabricacion nacional. Revisamos el producto

Tecnología: análisis monitor Samsung S20B300

Por Alejandro Franco – contáctenos

5 estrellas: excelenteMi trabajo se divide entre el diseño y el desarrollo de contenidos para la web. Si bien las características de mi emprendimiento no tiene el grado de exquisitez de un diseñador gráfico, lo cierto es que trabajar con colores y adaptación de imágenes requiere herramientas con buena fidelidad visual. Desde hace años que poseo un monitor LCD Samsungun 933 SN Plus de 18.5′ -, y si bien su perfomance era excelente en muchos aspectos – reproduciendo videos o ejecutando juegos de alta definición -, en el apartado diseño se quedaba corto. Cuando uno se manejaba con escalas pequeñas el monitor tendía a distorsionar, además de que había que hacerle un ajuste muy fino para ver con nitidez las letras de las páginas web – ya que solía aplicar sombreados en lugares inapropiados -.

Desde ya, la tecnología ha cambiado bastante desde las épocas del SyncMaster 933 … pero los LCD siempre tuvieron esa frontera para manipular con fidelidad elementos visuales pequeños – por ejemplo, letras de menos de 12 pixels, las que se veían “mordidas” o carecían de nitidez, aún aplicando todo tipo de efectos visuales destinados a realizarlos -. Lo mismo me ocurría con un LG LCD de 18.5′ – el w1943 – que usaba mi esposa, el cual tenía dos agravantes: uno, que era de manufactura nacional (su terminado plástico dejaba bastante que desear, en comparación con el sólido SyncMaster 933 de origen brasileño), y el otro, que carecía de software de configuración. No hay nada más excruciante que setear un monitor usando sus controles externos, los cuales suelen distorsionarse accidentalmente cuando alguien pulsa una tecla de más al intentar apagarlo.

Decidido a mejorar mi experiencia visual decidí adquirir un monitor Samsung LED de 20 pulgadas – el S20B300 -, el cual trae numerosas mejoras sobre el LCD de 18.5 antes comentado, pero que aún conserva su caterva de limitaciones… y no por la marca sino por su misma tecnología.

Utilizando el Samsung S20B300

En general no soy muy amante de los monitores grandes. Siempre me pareció que 18.5 pulgadas es el tamaño justo, mientras que 23 pulgadas bordea el disparate – es tan amplio que para poder apreciarlo en todo su tamaño uno debe alejarlo… achicando (en perspectiva) el tamaño real del monitor; es como comprarse una pantalla de 60 pulgadas y ponerla a 10 metros de distancia para que se vea igual que un monitor de 24′; ¿qué sentido tiene? -. En el caso actual, 20 pulgadas llega con lo justo a ser aceptable. A medio metro de distancia del usuario es tolerable, y entran a jugar otros factores como iluminación ambiente y altura del monitor. Por ejemplo la base del monitor anterior – una montaña de guias telefónicas de 12 cm de altura – debió ser reducida a la mitad para que uno aprecie cómodamente el esplendor de las 20 pulgadas del nuevo SyncMaster S20B300.

Por supuesto esto está teóricamente contemplado por la gente de Samsung, quienes han incluído un soft llamado MagicAngle, el cual aplica una serie de brillos y sombreados parciales sobre la pantalla para mejorar la experiencia visual del usuario, anticipando desde qué angulo / altura está viendo el monitor como para poder apreciarlo como corresponde. A decir verdad el MagicAngle me pareció tan ambicioso como fallido, ya que no me sirvió para corregir los problemas de apreciación de la pantalla – además de plantear un falso sombreado que le quita realismo a las imágenes -. Simplemente quité un par de guías telefónicas, bajé el monitor, y listo el pollo.

El modelo que adquirí es el S20B300, el cual se diferencia de su hermano S20A300 debido a que carece de un cable (y un soft interno) llamado HDCP. El HDCP es otro de esos absurdos inventos que se les ha ocurrido a los cráneos de los dueños de los contenidos multimedios (tal como el DRM), un protocolo que chequea la validez y la legalidad de videos, juegos y pistas de audio que sean reproducidos a través de él. Por ejemplo, un reproductor Blu Ray puede tener un cable HDCP conectado a una TV que use la norma. Si usted pone un video Blu Ray “pirata”, el reproductor y la TV detectan que carece de la señal HDCP y baja la calidad de la imagen a 540p en vez de los 720 / 1080 habituales. Por supuesto, si usted tira al diablo el cable HDCP y conecta todo via HDMI, ni el reproductor y la TV se dan por enterados de todo este “monitoreo de la legalidad” y usted puede ver los videos y los juegos en todo su esplendor.

El Samsung S20B300 no trae HDCP; se conecta por cable DVI y por D-Sub (el enchufe VGA standard). De este modo usted le puede mandar una señal a la pantalla de hasta 1600 x 900 pixels, lo que lo deja en un rango intermedio entre HD standard y full HD. En la práctica – y en la reproducción de video de alta definición – esa diferencia ni se nota, ya que los reproductores escalan y pulen hasta las más mínimas imperfecciones. Donde sí se nota es en los videos del tipo 480p (calidad DVD) – los cuales se ven mínimamente pixelados -, pero ése ya es un tema propio de la gran calidad de las pantallas LCD / LED al reproducir videos de menor definición a la que se encuentran preparados.

En sí, la experiencia con el Samsung SyncMaster S20B300 es más que placentera. Los monitores LED poseen más brillo y contraste que los LCD, y visualizan mucho mejor los negros y los tonos oscuros. A la hora del diseño ya no hay más letras “mordidas” o distorsionadas (cuando las figuras tienen menos de 12 pixels). La velocidad de dibujo y refresco es excelente, y la intensidad de colores es notable.

Por supuesto, no todo son rosas. Yo soy un convencido que nadie sabe hacer mejores monitores que Samsungpor solidez y prestaciones -, pero también veo que las tecnologías de las pantallas planas tienen sus limitaciones. La primera de ellas es que estos monitores sólo se ven bien con su llamada resolución naturalen este caso, la de 1600 x 900 -. Si yo quiero trabajar con mi antigua resolución de 1360×768, todo se ve ligeramente borroso. Para estos monitores un pixel es un pixel, sí o sí; no es como los monitores de tubo, que simulaban un pixel con tres o cuatro para dibujar resoluciones menores – lo cual hacían con fidelidad impoluta -. Si usted baja la resolucion a 1360×768 tiene dos opciones: utilizar el seteo “wide” (para que el monitor estire todo y cubra las 20 pulgadas de pantalla, difuminando la calidad de la imagen y degradándola por ende), o usar el seteo “automático”… con lo cual le quedará un par de bandas negras de 2 cm a los costados de su pantalla, simplemente porque el monitor poda 240 pixels en las bandas laterales y 132 en la banda inferior de la superficie de dibujo. Si bien habrá gente que me dirá “si usted compró un monitor de 20, ¿para qué quiere que se vea como uno de 18?”, le diré que hay aplicaciones y juegos que son tan demandantes que uno llega con lo justo a una resolución de 1360, y que para dibujar 1600 pixels requiere poco más que una computadora nueva – más potente y con una placa gráfica impresionante – (o una baja importante en la calidad de resolución). Con el tiempo uno se acostumbra a esa clase de sacrificios, seteando el monitor en modo automático, y ajustándose a ver 2 cm menos de pantalla.

Esa es una limitación de la tecnología de pantalla plana. Los otros puntos menos felices son la terminación – es buena, pero se siente más rústica y de menor calidad que mi antiguo SyncMaster, amén de que el monitor se siente tan liviano que parece de juguete -, y el software incluido. Si bien el soft de configuración es muy bueno, por algún extraño motivo se ve con las letras totalmente distorsionadas en resolución 1600 x 900 – le han agrandado las letras para que sean visibles… pero nadie ha considerado que ahora no entran en los recuadros en donde figuran! -. Me atrevería a decir que estas desprolijidades proceden de su manufacturación nacional, la cual carece de un punto de control de calidad que hubiera podido filtrar semejantes fallas. Esto no significa que el monitor sea malo – en realidad, es excelente -; pero tiene detalles que necesitan pulirse.

Por lo demás, el Samsung S20B300 es notable. Los controles son ópticos – si usted no usa el soft de configuración, tiene una botonera compuesta por sensores opticos; usted pasa el dedo debajo del sensor y activa un menú en pantalla – y de gran calidad. Tiene un consumo de 30W – el cual es mayor que los 18W del Samsung LCD de 18.5 pulgadas que tenía – pero (detalle curioso) el monitor calienta poco y nada, incluso después de tenerlo 10 horas prendido de corrido. Incluso usted dispone de varias opciones en el menú para rebajar el consumo de energía, lo que redunda en una baja de brillo a costa de un desempeño más ecológico.

En conclusión: el Samsung S20B300 es un excelente monitor, el cual tiene algunos detalles menores y superficiales. Su desempeño visual es excelente – nunca vi los juegos ni los videos tan vívidos; y el dibujo de páginas web es intenso y nítido -, y dispone de numerosas opciones de seteo. Su precio es más que adecuado – entre $ 1.290.- y $ 1.350.- según el negocio -, y su perfomance es notable. Sumado a la garantía extendida Samsung si conserva la caja, está cubierto por desperfectos durante 36 meses -, lo convierte en una opción de compra más que apetitosa, un producto de muy buena calidad que seguramente le garantizará horas interminables de placer visual.

Características técnicas monitor Samsung S20B300

  • Marca: Samsung S20B300
  • Tamaño: 20 pulgadas
  • Resolución nativa: 1600 x 900 pixels
  • 3D: no
  • Contraste estático: 1000: 1
  • Brillo: 250 CD/M2
  • Tiempo de respuesta:5 MS
  • Conexiones D-SUB/ DVI
  • Color: negro
  • Dimensiones: alto 36.5 cm x alto 47.8 cm
  • Origen: Argentina
  • Garantía 36 meses
  • Consumo: 30 W
  • Software incluido: Eco Saving, Multi Screen S/W, Samsung MagicAngle, Samsung MagicBright3, Samsung MagicColor, Off Timer, MagicTune, Customized Key, Image Size
  • Peso: 2.1 kg

Precio: u$s 135.- aproximadamente