Tecnología: análisis base cooler para notebook Seisa DN-IS790

Volver al Indice – Análisis de Computadoras, Notebooks y Periféricos PC

Aunque juramos no volver a adquirir nada de Seisa, esta base de refrigeración para notebooks entraba por los ojos y por el precio, y tenía toda la apariencia de ser un producto sólido. El problema es que, en la práctica, resultó ser un dispositivo mucho mas light de lo que rezaba la caja.

Tecnología: análisis base cooler para notebook Seisa DN-IS790

Por Alejandro Franco – contáctenos

3 estrellas: buenoMe reconozco un asesino serial de computadoras. Cuando compro una, le doy palizas descomunales, un uso tan intensivo que termina por agotarlas. Léase: dejar descargando archivos durante toda la noche, seguir usándolas de día durante toda la jornada, culminar a la madrugada con sesiones de varias horas de algún juego de estrategia o un brutal shooter en primera persona. Por experiencia propia he aprendido varias cosas: una, que los procesadores AMD no me van – no resisten mi traqueteo y terminan por sobrecalentarse y fundirse -; que a veces he precisado fuentes de ventilación adicionales (desde coolers extra hasta abrir la tapa del gabinete de la PC y plantarle un ventilador delante); y que debo hacer un mantenimiento intensivo de los ventiladores internos / externos de las computadoras que uso, ya que un taponamiento por tierra y pelusa puede determinar el súbito fallecimiento (por fusión) del corazón de mi ordenador.

En los últimos años hemos pasado de gabinetes a notebooks. La movilidad, la autonomía de energía, la posibilidad de engancharla a un televisor de alta definición le brinda una gran cantidad de ventajas respecto a las computadoras de gabinete. Por otra parte, desconfío de sus frágiles sistemas de ventilación. Tienen lo mismo que una PC de gabinete, pero comprimido y aireado con un misero cooler de salida lateral. Uno asume que la tecnología se ha perfeccionado y que los procesadores son mas eficientes en cuanto a calor y energía,… pero la desconfianza está. Mas aún cuando a la notebook le he plantado un monitor de 20 pulgadas y me despacho con una larguísima sesión de juego en resolución 1600 x 900 y con los gráficos al mango. Increíblemente mi laptop lo soporta sin dejar un agujero en el centro de la mesa. Quizás esté bien diseñada, o quizas la base de refrigeración – una Cooler Master – me esté salvando las papas del fuego. Ver para creer.

Hace rato que vengo con ganas de cambiar la deficiente base GTC-SPG082 que tiene la portáltil de mi señora. Es incómoda, ruidosa, pero bastante eficiente a la hora de ventilar. Encima la laptop de mi mujer (un HP i3 con pantalla de 13.3 pulgadas) recalienta de manera brutal, aún visionando páginas web sencillas como diarios y Facebook. Convencido que era el momento, comencé a averiguar el precio de las Cooler Master (que tan buen resultado me había dado): las cifras andaban entre $ 500.- y $ 1.000.- según lo sofisticado del modelo y su tamaño. Por otra parte, el vendedor comenzó a mostrarme una Seisa DN-IS790, la cual se veía apetitosa. Parecía una base de ventilación sólida – toda la estética calcada de las Cooler Master como la serie Notepal, con rejilla de metal, patas regulables, etc -y estaba muy barata: $ 240.- (precios a Noviembre 2014, MercadoLibre), lo cual es un 50% menos que una Cooler Master. Si era sólida al tacto y se veía bien diseñada… ¿que tan mala podría resultar?.

A veces la gente se dispara en sus propios pies, ahorrando en detalles mínimos y arruinando lo que era un buen esfuerzo de producción. Eso es lo que ocurre con la Seisa DN-IS790. El modelo original es chino y es genérico (esta misma base se vende con otras marcas – como ColdPlayer y Kinobo – en sitios como Amazon), lo cual es un dato interesante y no necesariamente despectivo. Todo lo que tiene a la vista la IS790 se ve sólido y robusto; el diseño es idéntico a las Cooler Master, ya sea en su rejilla metálica superior, su intrincado diseño inferior (lleno de rendijas y canaletas para pasar cables), su forma de estrella, e incluso el largo cable de conexión, el cual posee un conector USB de doble cabezal. Vale decir, al enchufarla usted no pierde un puerto USB sino que lo reemplaza con una segunda salida, la cual es un poco mas lenta ya que se trata de un USB 1.1. Las patas traseras desplegables son sólidas y de graduación única, lo que le dá un ángulo cómodo a la notebook para trabajar. El diseño de la plataforma es angular y futurista y, si hay algo que reprochar con ello, es que se ve chica. Una netbook Hewlett Packard de 13.3 pulgadas entra con lo justo, y posiblemente notebooks de 14 / 15 pulgadas terminen sobresaliendo en los bordes. En el fondo no está mal, ya que la ventilación debe darse sobre los sectores centrales y superiores, que es donde usualmente están ubicados los procesadores centrales / GPU de las notebooks (y son los lugares que más levanta calor). Y desde ya, la base es extremadamente silenciosa al ponerse en funcionamiento, lo que resulta formidable,… pero…

La macana con la Seisa DN-IS790 es que resulta floja en su componente menos sofiticado y mas barato, que es el ventilador. Es tan light que apenas sopla. Desde ya, odio cuando toman a la gente de idiota y, como dice las especificaciones de la caja, intentan venderme que este cooler va a 2.800 revoluciones por minuto (como quien dice, si no le pone nada arriba va a salir volando como si fuera un dron de bajo costo!). ¿A quién intentan engañar como una cifra tan ridícula?. Un Cooler Master de muy buena calidad va a 1.400 RPM con un margen de tolerancia de más / menos 25% (y es lo suficientemente potente como para despeinarlo a uno)… ¿y pretenden ofrecer esta base ignota (que vale un par de billetes y apenas hace vientito) como si fuera la turbina de un Jumbo 747??.

Dejando de lado la avivada del texto de la caja (impreso en Argentilandia, cuándo no), la Seisa DN-IS790 zafa con lo justo. Yo diría lo siguiente: sirve para no quemarse las piernas al tener la laptop en el regazo, y – entre el ángulo y la altura de la base (que despega la portátil del escritorio y le brinda circulación de aire) y el débil ventilador (que debe ir a 800 RPM donde uno se descuide, ya que con la mano a 5 cm de altura sobre la base ni siquiera se nota) – puede estar ok para un usuario no intensivo de notebooks, que quiere una fuente de ventilación de respaldo para el verano y que no le cueste demasiado. Pero, si usted le da con un caño a su portátil – con videos de alta definición, largas sesiones de videojuegos o numerosas horas de uso y encendido -, la Seisa DN-IS790 se queda muy corta y no le bajará ni un grado de temperatura a su notebook. Quizás le convenga poner unos $ 300.- mas para llegar a la mas básica de las bases Cooler Master ya que en definitiva estamos hablando de preservar el capital de $ 9.000 o $ 10.000 (lo que cuesta una notebook decente), y en donde estamos arriesgando su vida útil al ahorrarnos un par de billetes… en un dispositivo que después nos puede terminar costando demasiado caro.

Caracteristicas técnicas de la base cooler para notebook Seisa DN-IS790

  • ventilador de 140 mm
  • admite notebooks hasta 15 pulgadas
  • malla metálica
  • nivel de ruido: <19dbA
  • peso: 480g
  • dimensiones de la base:350 x 250 x 25 mm
  • patas traseras de posición única para darle ángulo
  • alimentado por conector USB de doble cabeza, con lo cual no anula el port USB
  • velocidad de ventilación: la caja reza 2.800 rpm, lo cual no es creíble frente a la perfomance real

Precio: U$s 18.- (o $ 240.-, valores a noviembre 2014)

Conclusión: Buen diseño, sólida construcción, mediocre ventilador. No refrigera lo suficiente para un uso intensivo de la laptop y sólo sirve para tener un mejor ángulo de escritura / no quemarse la falda con la portátil. Considerando que es un dispositivo pensado para alargar la vida útil de algo tan costoso como una notebook, le sugiero gastar un poco mas y adquirir una Cooler Master (siquiera la mas barata), la que resultará muchisimo mas eficiente como base de ventilación que este modelo.