Tecnología: análisis parlante para karaoke Winco B208 USB

Volver al Indice – Análisis de Parlantes y Home Theaters

Para la gente que gusta del karaoke, el Winco B208 es un parlante activo realmente económico, potente y completo en prestaciones; pero la calidad del sonido es discutible y depende de los gustos de cada uno.

Tecnología: análisis parlante para karaoke Winco B208 USB

Por Alejandro Franco – contáctenos

4 estrellas: muy buenoA los japoneses les encanta el karaoke. Digo: siempre existieron las pistas instrumentales – pensadas para que un cantante en solitario haga su acto sin la presencia de una orquesta -, pero siempre se las consideró un recurso de emergencia usado por los profesionales de la música. Sin embargo la idea caló hondo en Daisuke Inoue, un baterista frustrado que – a finales de los años 60 – regenteaba una pequeña banda que tocaba en clubes de ejecutivos. Hasta ese entonces los chicos de Inoue acompañaban a los adinerados hombres de negocios, los cuales – embriagados – subían al escenario, les pedían ciertos temas y comenzaban a desentonar sus canciones favoritas. Un día Inoue tuvo que salir de gira y sus clientes habituales le reclamaron su presencia… tras lo cual, les mandó una cinta grabada con versiones orquestales de los temas solicitados. Al toque Inoue pensó que se trataba de una solución ingeniosa, y que podría ser popular en los numerosos clubes de ejecutivos que abundaban en Japón. Y no pasaría mucho tiempo antes de que se aliara con un fabricante y terminara construyendo la primera máquina de karaoke: una vitrola alimentada a monedas, dotada de un amplio repertorio de canciones populares – tocadas de manera instrumental – y munida de un sistema de micrófono, mezcla de audio y parlantes. A diferencia de las vitrolas tradicionales, la máquina de karaoke exigía que la persona interactuara con el dispositivo y, en los modelos mas sofisticados, hasta traía el catálogo de letras para guiar a los improvisados cantantes en la ejecución de sus temas favoritos.

En sí, el karaoke es una actividad mas social que artística; la gente se divierte escuchando a sus pares cantando horribles versiones de temas archiconocidos. Aquí hay algunos bares de karaokesobre todo en Buenos Aires – y, en las tiendas de electrodomésticos, salen con timidez algunos equipos para efectuar dicha práctica, sean dvds / home theaters / minicomponentes con entrada de micrófono – y algún que otro mecanismo que mitiga la pista central de audio (en donde generalmente va grabada la voz del artista) o, bien, que mezcla la pista en tiempo real con la voz del aficionado . En el caso que ahora nos ocupa, tratamos sobre un parlante activo pensado específicamente para dicha actividad, el cual se ofrece a un precio muy tentador ($ 2.099.-, Mercado Libre a noviembre 2014)..

Desde ya, no resulta necesario aclarar que Winco es una marca muletto para un producto genérico chino. Hace tiempo los Winco eran prestigiosos tocadiscos portátiles de fabricación nacional, los cuales estuvieron de moda en los 60; pero ahora se ha convertido en otra de esas marcas revividas (en nombre exclusivamente) para rebrandear productos chinos, sumándose a una larga lista de nombres como RCA, Stromberg Carlson, Ken Brown, Ranser, Noblex, BGH, etc. – todos ellos, fabricantes extintos cuya chapa subsiste exclusivamente en nuestra bendita tierra argentina -. En general no soy un particular enemigo de la práctica; como todo, depende de si el armador pone empeño y hace los correspondientes controles de calidad, amén de que no importe los productos mas horribles del mercado asiático de genéricos – hay muchas marcas chinas (como TCL o HiSense) que fabrican para fuera y para otras marcas, y tiene un nivel de calidad mas que potable -.

Honestamente desconozco la marca de origen del Winco B208 USB. Es un parlante activo monoaural, similar a esos que proliferan en las paredes de los boliches. Incluso si usted no quiere usarlo como máquina de karaoke, puede montarlo en una pared o un atril y encadenarlo a una serie de otros parlantes monoaurales para ambientar un baile o un evento social. Posee control remoto, así que la distancia y la altura no suponen un problema para regularlo y encenderlo / apagarlo. Tiene entrada de audio stéreo (2 RCA correspondientes a izquierda y derecha), 2 RCA de salida de audio stéreo, controles de volumen, bajos, agudos, y efecto de eco, del cual desconozco su verdadera utilidad (salvo la de arruinar una sesión de karaoke si está mal regulado). ¿Qué uso práctico puede tener el modificar el sonido para que se escuche como si uno estuviera cantando dentro de un gigantesco galpón de chapa?.

Mientras que esas son las utilidades como parlante, como aparato de karaoke suma otros artificios: la posibilidad de conectarle hasta dos micrófonos simultáneos, un control de volumen único para ambos micrófonos – lo que me parece una decisión técnica discutible -, un lector de tarjetas de memoria SD / MMC, un puerto USB para leer pen drives, controles de avance / retroceso / reproducción / volumen de los mp3 leidos en las tarjetas, un pequeño display para ver nombre de archivos y carpetas, y un botón que alterna entre leer los mp3 de tarjeta y la entrada de línea conectada al parlante. Vale decir: usted puede cantar leyendo pen drives, memorias, o bien conectando por cable una computadora / celular / tablet / reproductor de mp3.

En sí, el Winco B208 USB no es una máquina de karaoke – de esas que depredan la pista de audio del cantante y dejan el resto (el acompañamiento musical) intacto -; es mas bien un parlante munido a una bandeja mezcladora, sumado a un reproductor de mp3. Puede darle menos potencia al audio de la canción y más al micrófono pero, si la pista ya tiene un cantante, el equipo no hace milagros y a lo sumo usted quedará haciendo un dúo con algún cantante conocido. La opción de dos micrófonos suena interesante, lo mismo que los controles de agudos y bajos con lo cual puede hacer una experiencia de karaoke colectiva y teniendo el control de la calidad de la salida de audio. Incluso los conectores de salida le permiten conectar éstos a algún dispositivo grabador, con el cual plasmar en un mp3 / cassette la sesión de canto. No es guau, pero es bastante práctico y hay muchos cantantes – amateurs y de circuitos semi profesionales – que vienen buscando esto.

Lo que no termina de convencerme es el sonido. Es un parlante grande – casi 50 cm de alto por 30 de ancho y profundidad -, dotado de un woofer de 8 pulgadas (unos 20 cm), sistema de bass reflex ese con orificios de ventilación, lo cual le da una potencia extra a la hora de ejecutar bajos – y el cual brinda 250 Watts RMS de potencia, lo cual no es nada despreciable. Pero tiene la calidad de sonido de un boliche standard o, si se quiere, de parlante de acto de colegio. Los bajos son buenos sin ser excepcionales – la frecuencia mas baja es de 50 khz, y no alcanza a los niveles de un subwoofer profesional, el cual precisa llegar a 20 khz -. Es potente, oh si,son ideales para inundar de sonido un gran salón – pero no espere de ellos la claridad o definición a los que está acostumbrado en un equipo Hi Fi, esos en donde puede distinguir – de manera pristina – el sonido de los violines. En todo caso podría decirse que es un equipo musculoso con escasa lucidez, el cual debería perder en comparación con otros equipos de karaoke menos potentes pero mas refinados en cuanto a la acústica – como el Phillips Home Theater MCD 1165/77, el cual viene con un 2.1 de 70W pensado para una plena experiencia cinematográfica, y el que trae prestaciones de karaoke incorporadas -. La ventaja comparativa, si se quiere, es que – aparte de su enorme potencia – el Winco B208 USB viene de una sola pieza: no hay que embalarlo ni armarlo; basta tirarlo en el baúl del auto y se lo puede llevar sin pérdida de tiempo al recital que ha organizado en en el bar de solteros del barrio.

Robusto, potente, completo, barato… pero opaco en cuanto a claridad de audio. Es cierto que uno puede depurar seteos si se pone exquisito – desde los controles que trae el parlante hasta tocando el ecualizador de la computadora / tablet que conecte al equipo – y seguramente optimizará la experiencia; pero a mi los equipos monoaurales no me convencen y, cuando son tan baratos como éste, el bajo precio indica que la calidad ejecutiva del altavoz se ve resentida. Mi consejo es: si quiere hacer kararoke en su hogar, búsquese algo con dos parlantes, un poco de menos potencia y más fidelidad de audio; y si quiere hacer karaoke en un gran salón, si busca un parlante para los actos públicos, o si precisa una bocina robusta para musicalizar un nutrido baile, entonces los Winco B208 USB son adecuados. Hay mejores, con mayor potencia y mejor sonido, pero éstos son económicos, completos y potentes, y a muchas personas – desde cantantes semi profesionales que poseen su circuito de presentaciones en bares y restaurantes los fines de semana, o esos DJ que recién empiezan y se estan armado con un stock de bafles – ese simple dato les basta y les sobra.

Caracteristicas técnicas del parlante para karaoke Winco B208 USB

  • parlante activo
  • 250 watts RMS
  • entrada para dos microfonos
  • entrada de linea stereo vía 2 RCA
  • salida de línea stereo via 2 RCA
  • lector de tarjetas SD / MMC, con reproductor mp3 y display de LCD azul
  • entrada USB para leer pen drives
  • sensibilidad 98 db
  • rango de frecuencia 55hz – 20 khz
  • potencia musical (maxima) 400 watts
  • conexion directa a 220 volts
  • medidas: 45 x 30 x 30 cm
  • impedancia 8 ohms
  • control remoto
  • control bajos, agudos, volumen de linea, volumen de microfono (unificado), control de eco
  • peso: 9.6 kgs

Precio: U$s 150.- (o $ 2.099.-, valores a noviembre 2014)

Conclusión: son potentes, baratos y vienen con multitud de prestaciones; es mas un parlante con unidad de mezcla de sonido que una auténtica máquina de karaoke; el problema (según mi gusto personal) es que no tiene nitidez y es monoaural, lo que lo hace mas apetitoso a un cantante semi profesional o a un DJ sin demasiadas pretensiones que a un usuario que piensa en un entorno familiar, el cual quizás prefiera claridad acústica antes que potencia.