Internet: análisis Simply Static: el plugin para convertir un sitio WordPress a HTML

 Volver al Indice – Internet y Tutoriales de Diseño Web

Internet: análisis Simply Static: el plugin para convertir un sitio WordPress a HTML

Por Alejandro Franco – contáctenos

Hay una realidad: la oferta de hosting del mercado argentino es sumamente dispar y tiende a ser mediocre. Hablemos de las nuevas tecnologías (o, si se quiere, las tecnologías standarizadas): según la fuente que se consulte el número cambia, pero la realidad es que aproximadamente un 30% de los sitios web que pululan en Internet está hecho con WordPress. Creado originalmente como una herramienta para construir blogs, la proliferación de plantillas de múltiple propósito y la inherente facilidad de uso han hecho que el WordPress se popularice ya sea para construir portales, sitios institucionales o páginas de e-commerce. El secreto está en los plugins, ese enorme mercado de mini programas que agregan funciones, son mayoritariamente gratuitos y convierten a WordPress una navaja suiza de infinitos usos.

Pero el WordPress tiene requisitos mínimos para correr, y más aún si pretende crear un sitio con prestaciones sofisticadas o un portal con intrincados servicios. Hay una realidad y es que el WordPress es un programa y, como tal, precisa un mínimo de memoria para ejecutarse con eficiencia. Ahí es donde entra la ignorancia / picardía del empresariado argentino de hosting, el cual suele omitir la cantidad de memoria RAM en la descripción de las especificaciones de sus planes. En épocas pasadas – en donde la gente diseñaba en HTML o lenguajes mas simples – el tema de la RAM disponible por porción de server (o plan de hosting) era anecdótico: uno se fijaba en el tamaño del hosting, el tráfico permitido, la cantidad de casillas de correo pasibles de ser creadas, etc. Hoy, armar un sitio en WordPress y pretender que funcione bien con un plan de hosting de 32 MB de memoria RAM es absurdo: los temas y los plugins suelen devorar bastante memoria RAM y, si piensa crear algo con bastante tráfico (10.000 visitas mensuales en mas), ni hablar. Mucho menos suponer que una web con sección de comentarios en cada una de sus páginas internas pueda caminar con 32 de RAM.

Hay plugins que miden la memoria RAM disponible y el uso (como el Server IP & Memory Usage Display), y si el mismo indica que un 80% de la RAM está usado, usted ya tiene problemas. WordPress precisa como minimo 64 MB de memoria RAM para andar con lo justo (dos o tres plugins y algún antivirus residente tipo Wordfence), pero planes con 64 de RAM cotizan caro en el mercado argentino, amén de que es una cifra de memoria paupérrima. En Europa o USA los planes de hosting que preveen el uso de WordPress vienen, como minimo, con 256 MB de memoria.

Entonces, ¿qué hacer?. O contrata un costoso plan a medida o se embarca en un VPS, un servidor virtual multidominio que suelen tener 1 GB de memoria. El tema es que ahí tampoco hay una standarización de precios / prestaciones y es una enorme bolsa de gatos: eso sí, casi todos parten de u$s 300.- anuales, lo cual es salado para algunas pymes y pequeños emprendedores. Que el WordPress sea fácil de implementar / operar no implica que un microemprendimiento esté en condiciones de gastar 300 dolares en algo que es meramente institucional o decorativo, amén de que es necesario de que alguien vigile / actualice / haga el mantenimiento del sitio (desde agregar o cambiar contenidos a actualizar todos los plugins y temas de WordPress por una cuestión de seguridad). Vale decir, es el costo del VPS + el de un servicio (interno o externo) de un webmaster.

Si usted no precisa interactividadcarga de comentarios, acceso de visitantes a servicios privados mediante usuario / contraseña, e-commerce, etc -, lo cual requiere usualmente una base de datos que se modifica / amplia todo el tiempo, entonces existe un plan B, que es crear una versión HTML estática de su sitio construido con WordPress. Ello implica un radical cambio de perspectiva: en vez de instalar el WordPress en la web (e ir creando y modificando el sitio en el ciberespacio), usted deberá instalarlo en una simulación de server alojada en su PC Windows. Estas simulaciones de server  (como Wamp) son freeware y fáciles de instalar (hay muchos tutoriales en YouTube que te indican cómo setearlo en cuestión de minutos), y contienen el pack de programas / lenguajes / bases de datos que precisa WordPress para poder operar (MySql, Apache, PHP, PhpMyAdmin). Una vez seteado se le instala el WordPress / los temas  y plugins que precisamos, se corre el proceso de seteo de WP desde el browser, y la instalación local queda lista para que comencemos el diseño y la carga de datos.  Y cuando decidamos que el diseño del sitio está terminado sólo resta activar el Simply Static, el cual exporta cientos de archivos HTML , imágenes y rutinas javascript a un directorio de su PC, desde el cual lo levantaremos directamente a nuestro hosting vía un programa de transferencia FTP. Vale decir, usa WordPress como editor WYSWYG en su computadora para armar un sitio web responsivo… que se ve igual a un sitio WordPress standard.

Ahora bien: en la práctica, ¿qué es lo que hace Simply Static?. Crea un archivo index.html como página principal y después crea tantos directorios (compuestos por archivos index.html) como páginas web compongan su sitio. Cada página HTML busca las imágenes / plugins de WordPress en los directorios respectivos WP-CONTENT y WP-INCLUDES. Como los plugins son en su mayoría rutinas Javascript, no hay problemas de compatibilidad con el lenguaje HTML. Ciertamente no todos los plugins funcionan con la versión “estática” pero si una enorme mayoría (seguir o compartir en redes sociales, plugins de armado visual, lightboxes o expansión de imágenes en ventana, etc). Usted puede definir parámetros adicionales (si el resultado final está totalmente abierto en cientos de archivos en una carpeta o si sale comprimido en un único ZIP, si agrega carpetas o seteos extra, etc) pero el proceso es muy sencillo.

La Guerra Fria, la Segunda Guerra Mundial, proyectos faraonicos argentinos... todo eso esta en HistoriaDeCulto, el portal sobre historia argentina y mundial del siglo XX

Como todo proceso, hay pros y contras. La primera ventaja es que el sitio HTML se ve idéntico a la versión original en Wordpress (salvo algún caso raro en que un plugin resulte incompatible y el mismo afecte el maquetado / diseño de la página),  y es igual de responsivo:  no hay diferencia entre la versión WordPress y la estática HTML (generada por Simply Static) en celulares, tablets o pantallas de ordenadores con diferentes resoluciones. La segunda (y más importante) ventaja es que a la versión HTML estática le importa tres pepinos la cantidad de memoria RAM que tenga el server. Como es un documento fijo (no una web dinámica generada en el momento a partir de la base de datos, como hace WordPress), sólo se descarga – no se ejecuta -. La tercera virtud es que la versión estática HTML es prácticamente inhackeable: mantener la seguridad en WordPress requiere un trabajo constante de monitoreo y actualización de versiones de WP, plugins y temas (sobre todo en los sitios muy visitados), anticipándose a que alguien descubra una debilidad en ellos y se haga con la función de administrador para usar el sitio, por ejemplo, para postear publicidad indebida o convertirlo en una máquina de generar Spam. Y la cuarta es que no precisa un plan de hosting especial (con PHP / base de datos) para instalar el sitio ya que es 100% HTML.

A primera vista si lo suyo no es un blog interactivo / sitio de e-commerce / página web a la que deba modificar todos los dias, el Simply Static se asoma como una solución genial… el tema es ver sus defectos:

  • cada vez que corrige / agrega una página, debe exportar todo el sitio / levantar via FTP todo el sitio. En una web de 30 páginas no supone problema pero en un portal de 500 o 1.000 páginas de contenido el proceso de transformación dura un par de horas y borrar / pisar / subir las nuevas 1.000 páginas puede ser engorroso (precisa una conexión de Internet muy rápida para no dormirse en el intento);
  • si eligió “guardar archivos” en vez de generar un zip, el directorio generado por Simply Static dentro de WP-CONTENT/PLUGINS (y que contiene los miles de fotos, paginas HTML y rutinas) tiene permisos de solo lectura y no se puede mover / borrar. Hay que entrar desde Windows, elegir la carpeta, acceder a las propiedades y ponerle derechos de lectura / escritura para el usuario de turno / administradores / etc;
  • los formularios de contacto standard de WordPress (como Contact Form 7) no funcionan ya que el PHP queda deshabilitado. Debe armar formularios de correo en HTML standard que operen con un CGI de correo (o con rutinas PHP externas; incluso para mayor seguridad puede incluir un Captcha para evitar el abuso para Spam);
  • así mismo cualquier otra rutina interactiva con los visitantes que use PHP / base de datos (como polls o estadísticas) deja de funcionar;

Para aquellos con sitios institucionales o webs estáticas Simply Static se muestra como una solución ideal. No precisa hosting caros y, para quienes se quejan de la volátil seguridad de WordPress (o que la misma requiere muchos recursos), la versión HTML es altamente económica y funcional. Le sugiero probarla y ver su funcionalidad, ya que en muchísimos casos resultará mas que apropiada.