Belleza y mujer: como crear aceites aromáticos y esencias

Volver al Indice – Consejos de Belleza y para la Mujer

como crear aceites aromaticos y esencias, para perfumes, cremas o para perfumar su casa

Los aceites aromáticos son primordiales en muchas recetas de cosméticos caseros, a las que aportan un toque final muy especial. Aunque se pueden comprar ya elaborados, su preparación es muy fácil y divertida.

Los aceites elaborados en casa no serán tan concentrados como los que se adquieren en el mercado, pero son de muy buena calidad y considerablemente más baratos que los industriales, por lo que se pueden usar con generosidad sin tener que pagar un alto precio.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

La elaboración

En líneas generales los pasos a seguir son los siguientes:

  • Lave y seque con papel de cocina las hierbas que vaya a usar, pulverícelas e introdúzcalas en una botella de cuello ancho de cristal marrón con capacidad para medio litro. Asegúrese de que la botella está limpia y seca.
  • Vierta en la botella el aceite indicado. Si son varios, mézclelos primero. Si es necesario apriete las hierbas para que el aceite las cubra totalmente.
  • Cierre herméticamente la botella y guárdela en un lugar calido y oscuro durante 21 días.
  • Una vez pasado ese tiempo, filtre el preparado.

Algunos trucos

Para conseguir aceites más concentrados, añada otra vez hierbas y deje reposar otros 21 días. Puede repetir el proceso las veces que quiera.

No olvide etiquetar los frascos; es sorprendente lo fácil que resulta olvidar lo que hay adentro.

Guarde las hierbas, pues aunque gran parte de su perfume haya sido absorbido por el aceite, todavían pueden utilizarse para aromatizar el baño.

Use el aceite de hierbas como aditivo para el baño y como aceite corporal; su piel quedará suave y sedosa. Para revitalizar la piel use, después del baño, aceites de almendra, maní, coco u oliva.

Si añade los aceites esenciales al aceite de masaje se beneficiará de sus diferentes cualidades.

Aceites de flores

Son algo más trabajosos de preparar, pero no presentan demasiadas dificultades. Use las flores más aromáticas y frescas.

Ponga una cazuela resistente al baño maría dentro de otra más grande. Vierta medio litro de aceite de girasol o de almendras en la cazuela pequeña, y caliéntelo hasta que el aceite esté templado. Eche flores suficientes como para llenar la cazuela, cubra con una tapa ajustada y manténgalo caliente, procurando que no llegue a alcanzar en ningún momento temperaturas elevadas. Después de dos horas saque las flores y llene el recipiente con más flores frescas. Repita el proceso hasta que el aceite tenga la intensidad deseada. Deje hervir entonces el aceite con todos los capullos hasta que las flores queden crujientes.

Separe las flores, filtre el aceite con un colador de tela (o una gasa), añada una cucharadita de benjuí y enváselo.

Algunos aceites esenciales y sus propiedades

  • albahaca: estimulante mental
  • cedro: diurético y tónico
  • eucalipto: revitalizador, anti inflamatorio y antibiótico
  • jazmín: reactivador, estimulante y afrodisíaco
  • lavanda: antibiótico, anti vírico, anti fúngico y tónico
  • limón: diurético, estimulante y refrescante
  • manzanilla: tranquilizante, calmante, antibiótico natural
  • menta: revitalizante, refrescante y relajante
  • pino: estimulante y fortificantes
  • rosas: tranquilizante, fortificante y relajante.