Belleza y mujer: consejos para una belleza natural

Volver al Indice – Consejos de Belleza y para la Mujer

consejos para una belleza natural: desintoxicacion del cuerpo, mantenimiento de un busto firme, cuidado del cutis y medidas contra el envejecimiento

Acerca de las grasas

En primer lugar debe entender que no debe erradicar completamente a las grasas, ya que éstas proveen nutrientes imprescindibles para mantener la piel en buen estado.

Para estar radiantes se deben incorporar acidos grasos monoinsaturados, los que se encuentran en el aceite de oliva y en la palta; y también ácidos grasos poliinsaturados que se hallan en los aceites de semillas, frutos secos oleaginosos y pescados. Además la incorporación de vitamina E a través de germen de trigo, cereales (comunes o integrales) y vegetales de hoja verde. La vitamina E es antioxidante, neutraliza la acción dañina de los radicales libres y ayuda a eliminar las manchas del envejecimiento.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos

Tener un busto firme

Se puede obtener senos firmes sin necesidad de pasar por el quirófano, mediante el uso de aceites. Los aceites vegetales penetran muy bien en la piel, no presentan reacciones adversas y suavizan la misma. Además de nutrirla, la elastizan. Entre los aceites recomendados se encuentran: el aceite de borraja (que tonifica y elastiza, preservando las fibras de colágeno y resulta particularmente recomendable para las pieles secas); aceite de germen de trigo (nutritivo, protector y anti arrugas); aceite de palta (suavizante, fortificante, hidratante ideal para las pieles agrietadas y frágiles).

En cuanto a dieta beneficiosa para el busto, los cereales como malta, cebada, centeno, trigo, maíz, y avena son altamente recomendados ya que dan una turgencia natural.

Vegetales antiarrugas

Las frutas y hortalizas de color amarillo y anaranjado, y las verduras de hoja verde tienen latas dosis de betacarotenos, fundamentales a la hora de formación de los tejidos. Además frenan la proliferación de los radicales libres y, por ende, el envejecimiento cutáneo. Por ello se recomienda la ingesta de frutas como durazno, damasco, melón, y la de verduras como la calabaza, zanahoria, acelga, perejil, berro, coliflor, espinaca y escarola.

Sus concentraciones de vitamina A favorecen la elasticidad y recuperación de la piel.

Hidratación natural

El 93% del tomate es agua y es una magnífica fuente de sales minerales (calcio, magnesio, potasio y fósforo), oligoelementos, vitamina A (reduce los efectos negativos del Sol), B y C, y ácido láctico. Además la aplicación de rodajas de tomate fresco sobre el rostro depura la piel del cutis de indeseables grasas.

Desintoxicación de nuestro cuerpo

Para ello se precisa hacer: una limpieza intestinal (mediante el consumo de fibras); una limpieza hepática (a través de una dieta de frutas y verduras), y una limpieza del sistema nervioso Consuma para ello vitamina C, magnesio, vitamina B6, calcio. Ello permite que el cuerpo se relaje y disminuya el stress.