Belleza y mujer: consejos para el cuidado de los pies

Volver al índice – belleza y mujer

consejos para el cuidado de los pies; tips sobre pedicuria, recetas de baños de pies realmente efectivos como tonificantes y relajantes

Soportan todo el peso del cuerpo y lo transportan durante toda la vida. A cambio los ahogamos con medias hechas de texturas sintéticas, los apretamos y comprimimos en zapatos puntiagudos, y los forzamos con calzado de tacón demasiado alto.

Elija sus zapatos pensando en su comodidad, no en la moda. El mejor momento para comprar zapatos es a última hora de la tarde, cuando los pies están más dilatados. El calzado debe servir bien de apoyo al arco del pie y ha de dejar suficiente espacio para los dedos, mientras que tiene que ajustar en el talón y en el empeine.

Los zapatos que aprietan demasiado o ajustan mal son los causantes de la mayoría de los problemas de los pies.

Consejos generales

  • Procure andar descalza, sobre todo por la arena de la playa, césped… Haga sus ejercicios de gimnasia descalza.
  • Lleve siempre medias de fibras naturales
  • En verano utilice sandalias que mantengan el pie descubierto
  • Tome un baño de pies semanalmente
  • Cámbiese de zapatos varias veces al día, alternando diferentes alturas de tacón.

Baños de pies

  • Reblandezca sus pies en agua caliente de 5 a 10 minutos. Agregue al agua una infusión de flores de lavanda, salvia y romero para relajarlos y tonificarlos, y de paso prevenir el exceso de sudor.
  • Otra opción es agregar al agua gotas de aceite de pachuli, que es antihongos y tiene efectos calmantes y fortificantes.
  • Para estimular la circulación sanguínea, debe alternar baños de pies en agua fría (1 minuto) y agua caliente (2 minutos). Añada a este baño unas gotas de aceite de limón.
  • Para prevenir los sabañones, añada 2 cucharadas de mostaza al agua.

Pedicuría

Después del baño, elimine los restos endurecidos del talón o del dedo gordo con una escofina. Si las callosidades son blandas, utilice una piedra pómez.

Corte las uñas rectas y límelas para que no se encarnen. Termine el proceso con un suave masaje con una crema hidratante o un aceite corporal. Mientras realiza el proceso, aplique con fuerza sus nudillos sobre la planta del pie, sobre todo en el arco.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos