La increible historia de Lasse Braun, pionero de la pornografia; desde sus comienzos, la la legalizacion de la pornografia en Dinamarca hasta la caida de su imperio software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui
   

>> VOLVER AL INDICE DE NOTAS DE INTERES

LA INCREIBLE HISTORIA DE LASSE BRAUN, PIONERO DE LA PORNOGRAFIA

Por Alejandro Franco : (contactenos)

 
 
 
software de gestion de alquileres para inmobiliarias Datahouse Company
 
software de facturacion para hoteles Datahouse Company
 

Padre de la pornografía moderna, fundador de la industria comercial del sexo en el momento que era ilegal, ferviente defensor de la libertad de expresión, revolucionario y liberal, ... o explotador y vulgar criminal; denomínelo como quiera, pero lo cierto es que la visión de Lasse Braun terminaría por cambiar el mundo. No es la historia de un simple pornógrafo sino la de un hombre que amasó una fortuna, impulsó un puñado de leyes revolucionarias en Europa, creó un imperio y se vió obligado a abandonar en pleno auge.

Alberto Ferro nació en Argelia en 1936 en el seno de una potentada familia de diplomáticos. De nacionalidad italiana, Ferro parecía destinado a seguir los pasos de su padre y terminaría estudiando leyes en la universidad de Milán entre 1956 y 1963. Pero en 1961 se toparía con un hecho que cambiaría su vida: el hermano de su novia de aquel entonces había sido apresado en Génova con una valija repleta de material pornográfico adquirido en Montecarlo - lo que incluía novelas, copias de cortos caseros blanco y negro en 8 mm, y algunas revistas con imagenes explícitas pero impresas con muy mala calidad -. Ferro se acercaría a la causa, y terminaría asesorando al abogado del hermano de su novia. Ya en aquel entonces tenía una postura claramente liberal - había presentado en la universidad una abultada tesis sobre la censura en Occidente, la cual terminaría siendo descartada por los catedráticos -, y utilizaría dichos conocimientos para nutrir la causa en los juzgados italianos. A su vez comenzaría a utilizar sus privilegios diplomáticos; primero se encontraría con el muchacho en prisión, de donde obtendría el dato de sus proveedores de material obsceno; después viajaría a Montecarlo para contactarlos e interiorizarse del negocio. Este resultaría ser una cigarrería, la cual ofrecía copias de mala calidad de novelas, revistas y cortos, los cuales fabricaban en el sótano del establecimiento.

Haciéndose amigo de los propietarios belgas del negocio, Ferro comenzaría a desarrollar su propia actividad comercial pornográfica. Empezó a escribir novelas bajo seudónimo, y comenzaría a tomar fotos explícitas con las chicas que conocía en sus numerosas aventuras sexuales para inclurilas en las nuevas revistas que los belgas imprimirían bajo su dirección. A su vez, utilizando la inmunidad diplomática, Ferro viajaría a otros países cargando numeroso material pornográfico en el baúl del Mercedes Benz de su padre, visitando cigarrerías y otros establecimientos under, y regalando muestras gratis de sus productos para establecer una cadena comercial (sus clientes terminaría por apodarlo "Santa Claus" en esta etapa de su vida). En aquel momento los negocios que ofrecian material erótico y pornográfico eran víctimas de una ferviente persecución por parte de las autoridades, además de que el hampa interfería en la actividad. Demás está decir que los riesgos que Ferro corría era muchos y enormes.

Pero a medida que pasaba el tiempo, Ferro estaba cada vez más convencido de que era necesario legalizar la pornografía. Para él, la verdadera obscenidad era la censura, que alguien pudiera decidir lo que la gente podía leer y consumir. Sintiéndose el portador de una causa revolucionaria, Ferro se impuso la tarea de crear una industria millonaria para impulsar financieramente el cambio de las leyes así como para afrontar los numerosos juicios que tendría por delante. Lo primero que hizo fue adqurir una cámara hogareña de 8 mm y rodó el primero de sus cortometrajes explícitos - "Golden Butterfly", que data de 1966 -, e inmediatamente sacó avisos en revistas masculinas europeas. Como la pornografía era ilegal, los avisos eran muy discretos - simplemente decían que era material exclusivo para adultos - y vendía los cortos a través de una casilla de correo. Ferro se vió inundado de pedidos de compra y apenas daba abasto. Contrataba sobreturnos en laboratorios fotográficos de confianza hasta que resultó evidente que debía adquirir sus propias instalaciones. Para ello, Ferro imprimió un pequeño catálogo en donde anunciaba nuevos cortometrajes - cinco más en total - y los entregaba a los clientes que adquirían Golden Butterfly por correo. Obteniendo dinero anticipado por los nuevos productos, decidió mudarse a Suecia y allí se puso el seudónimo de Lasse Braun - quien era uno de los carpinteros que arreglaba sus recién adquiridas instalaciones -. Braun no sólo montó un moderno laboratorio fotográfico sino también una avanzada imprenta, y los cortos se entregaban en impecables cajas multicolor. Estaba decidido a ofrecer lujo y calidad - todos sus cortos tenían complejos argumentos, o representaban elaboradas fantasías, desarrolladas en escasos 8 minutos de duración - y ello quedaría claro en sus siguientes producciones, las que serían rodadas en los numerosos viajes que haría Braun alrededor del mundo - yendo de España hasta el Caribe, y filmando con actores locales -. Incluso una serie de cortos - "Casanova" - sería montada con trajes de época y alquilando castillos europeos durante los fines de semana.

Tras un par de años en la actividad, Braun recaudaría una enorme fortuna, aunque padecería el acoso legal de todos los países en donde extendía sus negocios. Era común que Braun cambiara de seudónimos y se mudara constantemente; pero la gigantesca rentabilidad del mercado le permitía darse esos lujos. Así es como pasaría a la siguiente etapa de su plan y comenzaría a sondear a parlamentarios europeos hasta que obtendría el eco que esperaba en un representante danés, de mentalidad tan liberal como la suya. Este parlamentario terminaría utilizando material de la descartada tesis universitaria de 1961 para elaborar sendos proyectos de ley con los cuales obtendría, primero, la despenalización de la literatura pornográfica (1966) y, por último, la de las imágenes y filmes. El 4 de Junio de 1969 la ley sería aprobada y terminaría siendo la victoria de su vida para Lasse Braun.

Con un pie en Dinamarca, Braun impulsaría la despenalización en otros países europeos (Alemania sería la siguiente etapa) y se dedicaría a expandir el negocio. Para principios de los 70 los cortos de Braun eran conocidos en Norteamérica y era introducidos de manera ilegal en el país - pero USA estaba en su propio período de cambios y en 1971, con los estrenos de Mona y Garganta Profunda, los juzgados norteamericanos comenzarían a reconocer legalmente a la actividad pornográfica como una variante valida de la libertad de expresión -. Braun sería contactado por el empresario norteamericano Rueben Sturman, y entre ambos terminarían concretando un enorme negocio: el montaje de 60.000 cabinas privadas en Estados Unidos, las cuales exhibían los cortos de Braun durante las 24 horas. Para tener una idea de la magnitud del negocio, las cintas de celuloide no alcanzaban a durar más de una semana debido al desgaste por el uso.

Ya en los años 70, Braun se veía como un pionero de la revolución sexual y decidió ir más allá, desarrollando largometrajes con complejos argumentos y lujosos decorados. Algunos de ellos - como French Blue o Sensations - lograron ser exhibidos en el Festival de Cannes y fueron recibidos con éxito por la crítica y el público. Fue el tiempo del llamado "porno chic", en donde los filmes explícitos tenían aspiraciones artísticas y se consideraban cine de autor - como El Diablo en la Señorita Jones, Detrás de la Puerta Verde o Cafe Flesh, por poner un ejemplo -. Pero a su vez ello demarcaría el comienzo de la decadencia de Braun. Sus filmes pornográficos llenos de pretensiones artísticas serían baneados y perseguidos tanto en Francia como en Holanda, y aunque Braun seguía mudándose de país y batallando con la censura, en Junio de 1977 decidió retirarse. La cantidad de causas acumuladas en su contra habían llegado al límite y Braun decidió alejarse temporalmente del negocio hasta que se aclarara el panorama.

Eso no impidió de que continuara rodando filmes - de manera esporádica - con el correr de los años, y de que su hijo siguiera por el mismo camino, pero Braun sintió que la industria había sucumbido bajo el peso de la ambición comercial en desmedro de los productos. Eso no quita de que sea reconocido como el fundador de la pornografía moderna - estableciendo el modelo comercial y artístico que seguiría la industria hasta el día de hoy -, además de ser un revolucionario que cambiaría el mundo para siempre. Aún si uno no está de acuerdo con la actividad que ha desarrollado, no puede ignorar la magnitud y los efectos de la obra de Braun, los que se viven hasta hoy en día.

 
 

Menú de navegación

Página principal

Buscador interno del portal

Entretenimiento

Chistes y humor

Juegos on line

Videos on line

Internet e informática

Estrategia SEO en buscadores

Internet y hackers

Informatica y tecnologia

Software y trucos juegos PC

Notas y articulos

Citas maximas

Consejos de belleza y mujer

Critica de cine, TV y video

Estrategia de negocios

Medicina y salud

Musica y letra de canciones

Notas de interes

Novelas y cuentos on line

Recetas de cocina

Recetas de coctels

Wallpapers sexys

Servicios

Codigos postales de la ciudad de Buenos Aires

Codigos postales de provincias argentinas

Codigos postales de paises latinoamericanos

Comunidad San Nicolas

Discado directo nacional

Discado directo internacional

Recorridos lineas de colectivos de la ciudad de Buenos Aires

Guia de colectivos del Gran Buenos Aires

Telefonos comisarias de Capital Federal

Telefonos comisarias de la Provincia de Buenos Aires

Telefonos oficinas Registro Automotor de Argentina

Telefonos utiles de Argentina

Otras secciones

Aviso legal

Directorio de sitios alejados

Envie su articulo a Datacraft

Publicidad en el portal

Quienes hacemos el portal

Contactese con Datacraft

DX Software