Articulos interesantes: Operación Unthinkable: cuando la Tercera Guerra Mundial estuvo a punto de estallar

Volver al Indice – Artículos Interesantes

Operacion Unthinkable: el operativo ideado por Winston Churchill para declarar la III Guerra Mundial a fines de 1945.

Por Alejandro Franco – contáctenos

Al final de la película Patton, el personaje encarnado por George C. Scott pensaba de que la Segunda Guerra Mundial no había terminado sino que recién empezaba. Y que ahora la guerra debía seguir contra los soviéticos.

Fueran especulaciones del filme o no, lo cierto es que hubo un plan concreto para proseguir el conflicto contra el bloque comunista. Se llamó Operación Unthinkable (Impensable) y fue ordenado por Winston Churchill a su estado mayor.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

Churchill se encontraba alarmado por el poderío soviético. Había sido el mayor ejército del planeta antes de entrar en guerra con el Tercer Reich, pero su equipamiento y entrenamiento era muy pobre. La rápida sucesión de victorias nazis al comienzo de la guerra habían provocado un masivo éxodo de las industrias militares, que se mudaron de los territorios ocupados a Siberia. Y allí los soviéticos procedieron a un enorme esfuerzo de remilitarización y capacitación. Para 1943 el ejército rojo no sólo era el más grande sino también el más avanzado tecnológicamente, lo que impulsó el contraataque y la caída de Adolfo Hitler en 1945.

Pero el problema era el estacionamiento de semejante despliegue de fuerzas en Europa Oriental. Churchill consideraba al ejército rojo una amenaza inminente, y a Stalin como un líder poco confiable. El 22 de Mayo de 1945 quedó armado el estudio que componía la Operación Unthinkable: contemplaba una alianza con las fuerzas americanas y polacas, así como el re-enrolamiento de 100.000 soldados nazis capturados. El plan se basaba en una operación relámpago que debía prosperar antes de la llegada del invierno ruso – que fuera, precisamente, la causa de la derrota de las fuerzas alemanas en el frente oriental -.

Pero el plan se basaba en una enorme cantidad de supuestos favorables para poder tener éxito. Uno de ellos era que los comunistas no se aliaran a último momento con el Japón (que permanecería en guerra hasta setiembre de 1945). La otra era la necesidad de una sucesión de golpes sorpresa que compensaran la relación de 2 a 1 que tenía el ejército rojo con las fuerzas occidentales. Pero el estado mayor conjunto rechazó el proyecto. El miedo de Churchill era que los americanos abandonarían Europa para dedicarse al teatro del Pacífico y a combatir a los japoneses. Ni siquiera la idea de establecer bases continentales en Europa resultó aprobada.

En caso de ataque soviético, la única resistencia sería la de las fuerzas navales y aéreas, pero Gran Bretaña se encontraba desprotegida frente a un probable ataque con misiles. A esas alturas buena parte de los científicos alemanes desarrolladores de las bombas voladoras V1 y V2 ya estaban en poder de los soviéticos.

Si bien el plan fue archivado, durante los años de la postguerra fue varias veces consultado. En 1946 los conflictos entre occidentales y soviéticos tuvieron varios picos de tensión, y se evaluó utilizar el material de Operación Unthinkable como base de estudio para una eventual guerra europea. Incluso las fuerzas aliadas pensaron que la idea de Churchill acerca de las bases continentales no era tan desacertada, y evaluaron instalarlas en los países bajos, ya que por su proximidad a Gran Bretaña podrían actuar como un escudo militar.