Opinión: Curiosidades de la Cultura Japonesa

Volver al Indice – Artículos Interesantes

Opinión: Curiosidades de la Cultura Japonesa

Por Alejandro Franco – contáctenos

Primero quisiera wikipediarme y citar lo que se conoce como concepto de cultura: conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo. Existe una cultura norteamericana, una cultura argentina, una cultura francesa… que tienen matices y localismos pero unas cuantas cosas en común. Y buena parte de esas cosas en común parten (nos guste o no) del encastramiento que ha tenido el cristianismo en la cultura de occidente, ya sea adoptándolo, por rechazo y construyendo sus propias versiones (todas las variantes protestantes), o ignorar olímpicamente su presencia. El cristianismo es, ante todo, un sistema de valores morales que establece lo que es prioritario en nuestra vida, lo que debemos respetar y cumplir y una guía de nuestro tipo de conducta.

Pero cuando uno se va al otro extremo del mundo el cristianismo desaparece y proliferan otras religiones, otros puntos de vista que dan a luz otras culturas. Yo no soy un especialista en la cultura japonesa, la he investigado a lo largo del tiempo al ver películas japonesas e intentar entender su subtexto, pero hay cosas que definitivamente me llamaron la atención y que acá quiero comentar. Y ojo que mi intención es simplemente didáctica, no es mi propósito ofender a nadie.

Una de las cosas que mas me llamó la atención es su postura sobre la Segunda Guerra Mundial. Por ejemplo, en Alemania sería impensable hacer un filme glorificando a un nazi o rodar una fantasía donde el héroe montara un Panzer Tiger ese aterrador tanque germano que hizo historia por su exceso y letalidad -. Japón, en cambio, rueda filmes sobre el almirante Yamamoto o incluso hace fantasías de sci fi con el acorazado Yamatoel acorazado mas grande de la historia, que los militares japoneses cuidaron con tanto celo que jamás hizo algo de utilidad, salvo hundirse cuando Japón tenía perdida la guerra -. Hay un anime sobre el Yamato refaccionado y convertido en nave espacial, ultima esperanza de la humanidad para detener una invasión alienígena (¿los estadounidenses?), cosa ridícula si las hay ya que la nave no fue diseñada para el espacio. Yo creo que tienen el nacionalismo a flor de piel y que, para ellos, no estuvo mal la Segunda Guerra Mundial a excepción de la derrota, ya que era una nación predestinada a gobernar el mundo (y posiblemente algunos de estos sentimientos permanezcan en la cultura japonesa, en especial en los adultos mas mayores).

Por supuesto esa visión militarista / imperialista de su país y del mundo tiene un origen, y es el ascenso de los militares al poder a principios del siglo XX, los cuales manejaron al emperador como un títere y se dedicaron a hacer cambios en la cultura japonesa para transformarla literalmente en una nación guerrera. Tomaron el Sintoismo, una religión pacífica que explica el origen divino del emperador, y lo transformaron en un adoctrinamiento supremacista que proliferó por décadas antes que el Japón fuera derrotado en 1945 – antes de la Segunda Guerra Mundial Japón tenia una agresiva política territorial que lo llevo a conquistar la mayoría de Asia Occidental, con lo cual el régimen reformado por los militares estuvo vigente durante lustros, mucho mas tiempo de lo que estuvo el nazismo en Alemania, o sea mas tiempo para adoctrinar a la gente; ¿cómo se desprograma mentalmente a una nación de una mentalidad tan equivocada y extremista? -. Por supuesto la caída de Japón llevo a los norteamericanos a establecer reformas culturales acordadas con los sectores mas moderados del Japón, retrocediendo a los valores previos al ascenso del generalato y, en vista del conservadurismo previo, a no modernizar preconceptos culturales que – para los años 40 – ya se consideraban caducos. Es por eso que el cine adulto japonés no puede mostrar partes pudendas a excepción de que estén pixeladas.

Pero el Japón es también una tierra de contradicciones. Los nipones pueden adorar las películas mas ñoñas de Godzilla y Gamera (no hablo de los filmes serios sino de la etapa 1960 – 1970), hacer animes repetitivos sobre robots y superhéroes (expresiones subconscientes de su proceso de industrialización y expansión tecnológica; su deseo de ser relevantes en el mundo) y, a su vez, tener una filmografía adulta basada en el machismo puro y el abuso, con una postura tan agresiva que las mujeres quedan reducidas a objetos.

Por supuesto el Japón moderno tiende a corregir esto en la vida real – un video no es una muestra de la realidad, sino mas una expresión del subconsciente -, porque hay mujeres respetadas y en cargos importantes en el gobierno y las empresas. Pero no deja de ser una cultura machista que cambia muy lentamente, sobre todo por influencia de la cultura occidental (que tampoco es ejemplar en cuanto a la igualdad de los sexos en temas laborales y profesionales).

El ultimo dato a acotar es la pureza de la raza. Si te vas a vivir a Japón, no podés nacionalizarte japonés, solo obtener la residencia… y los occidentales son vistos con recelo, con lo cual cuesta mucho socializar con los locales. Por el contrario, todo hijo de japonés es japonés, aún cuando nazca en La Quiaca (o en Brasil, donde migró una colonia importante de nipones para establecerse durante el proceso de industrialización del país). Ese celo por la autenticidad, sumado a una cultura de valores estrictos – la cuestión del honor, la imposibilidad deshonrar a la familia lo que ha impulsado a muchos estudiantes universitarios a suicidarse si tenían malas notas o fracasaban en su carrera; esa herencia de la mentalidad de clan que proviene de la era feudal, donde el equivalente actual de los señores feudales son las empresas multinacionales, donde los padres le dejan sus puestos a sus hijos cuando se jubilan, sobre la imposibilidad de cambiar de trabajo porque sería deshonrar a los ancestros que trabajaron en ella durante décadas – pintan un panorama inusual, curioso y hasta atemorizante de la cultura japonesa. Es un pueblo criado en otros valores distintos a los nuestros, y por ello basta un puñado de detalles anecdóticos sobre ellos para asombrarse y sorprenderse sobre ellos.

Coronavirus; teléfonos a donde llamar en caso de síntomas:

  • Ciudad de Buenos Aires - 107
  • Provincia de Buenos Aires - 148
  • ​​Catamarca - 383-4238872
  • Córdoba - 107
  • Corrientes - 107
  • Chaco - 0800-444-0829
  • Chubut - 107
  • Entre Ríos - 0800-555-6549
  • Formosa - 107
  • ​​Jujuy - 0800-888-4767
  • La Pampa - 2954-619130 / 2954-604986
  • ​​La Rioja - 107 / 911
  • Mendoza - 0800-800-26843 (línea COVID)
  • Misiones - 107
  • Neuquén - 0-800-333-1002
  • ​​Río Negro - 911
  • Salta - 911 / 136
  • San Juan - 107
  • San Luis - 107
  • Santa Cruz - 107
  • Santa Fe - 0800-555-6549
  • Santiago del Estero - 107 (SEASE) / 385 4213006 (Ministerio Salud) /385 5237077​
  • Tierra del Fuego - 911 / 1091
  • Tucumán - 0800-555-8478 / (WhatsApp) 381-3899025