Salud y medicina: fertilización, embarazo y parto

Volver al Indice – Notas sobre Salud y Medicina

Por Giselle Uset 

LA FERTILIZACION:

Es la fusión del óvulo con el espermatozoide. El ovulo es capaz de ser fertilizado durante unas 24 hs, sino hay ningún espermatozoide, dos semanas mas tarde la mujer tiene su periodo menstrual.

Los espermatozoides son eyaculados contra la apertura del cervix o cuello uterino (parte inferior del útero que ocupa aproximadamente la tercera parte de este órgano.) hasta el fondo de la vagina, y desde la vagina hasta la trompa de Falopio. Los espermatozoides son afectados por sustancias, a medida que va pasando por los distintos lugares, que los capacitan para fertilizar el ovulo. Si el espermatozoide llega a las trompas de Falopio y no hay ningún ovulo no se produce la fusión. Cuando un óvulo penetra en el interior del plasma celular, la composición química de la pared del ovulo cambia cerrando el paso a otro espermatozoide. La cabeza del espermatozoide con su código genético yace en un pequeño núcleo del ovulo. También el material genético del ovulo se concentra en el núcleo correspondiente. En el interior de estos núcleos existen estructuras en las que se copian los mensajes de ADN (ácido desoxirribonucleico).
El óvulo permanece en la trompa de Falopio unos tres días después de la fertilización, dividiéndose mientras se desplaza hacia el útero. Una vez en el interior del útero el ovulo fertilizado queda implantado cerca del techo del útero.

Embrión: Aunque el periodo de gestación completo del embrión humano dura nueve meses, el feto adquiere forma humana reconocible a las 12 semanas. Los órganos vitales no alcanzan desarrollo suficiente para mantener la vida fuera del útero hasta los siete meses. El feto es muy sensible a los efectos de las drogas, el alcohol, los rayos X y otras formas de radiación.

La piel se engrosa formando dos pliegues longitudinal.

Cerebro: forma un abultamiento y comienza a emerger nervios.

Cuerpo: hay tres capas celulares diferentes, a partir de estas se forman los diferentes órganos corporales. No tiene apariencia humana. Luego aparece una cabeza rodeando el cerebro, debajo de esta el corazón embrionico comienza a formarse y a latir.

Las células comienzan a especializarse

Las vértebras se mantienen unidas entre si.

Durante la quinta y sexta semana el tronco y las extremidades siguen creciéndo.

La cabeza y todo el embrión se enderezan.

No existe hueso craneal.

El crecimiento del embrión se produce de la cabeza hacia abajo.

A la sexta semana se produce el crecimiento de la espina dorsal.

Se vislumbra la medula espinal y descienden a ambos lados de estos gruesos vasos sanguíneos.

Comienza a desarrollarse, los arcos óseos, las costillas y se forman los músculos. También se desarrollan las glándulas sudoríparas y sebáceas.

El “cordón umbilical”es el vinculo entre la placenta y el embrión y comprende un vaso sanguíneo que lleva nutrientes y sangre oxigenada al embrión, y dos vasos que transportan sangre desoxigenada desde el embrión a la placenta.

A las ocho semanas los órganos están en su sitio.

De 10 a 12 semanas puede hablarse de FETO.

FETO:

En el tercer mes sus órganos y sistemas orgánicos están interconectados.

Desempeñan un papel importante el cerebro y las vesículas cerebrales.

La placenta forma las hormonas esenciales y es responsable de los intercambios de nutrientes y de producto de desechos hacia y desde el feto.

Las células sanguíneas se forman en el saco vitelino.

Se desarrolla el ojo y los primeros signos de pelos.

En el tercer o cuarto mes comienza a tener rasgos humanos Tiene un rostro definido, con boca, orificios nasales, y oído externo aún en formación; en la undécima y duodécima semanas los genitales externos se hacen patentes., las manos se mueven y los piecitos patean.

Entre el cuarto y quinto mes, puede empezar a oír.

A las dieciocho o vente semanas comienza a ver movimiento fetal.

El feto esta suspendido en el líquido amniótico.

En el tercer trimestre el útero y el feto presionan sobre las venas de la pelvis.

Durante los dos últimos meses el feto desarrolla una capa protectora de grasa sobre la dermis.

PARTO:

Un embarazo normal dura unas 40 semanas, o 280 días, contando desde el comienzo del último periodo menstrual. A veces las mujeres dan a luz mucho antes de la fecha esperada, lo que da origen a un niño prematuro. Un 7% de los niños que nacen son prematuros, es decir, nacidos antes de la semana 37 de embarazo. Los niños que nacen unas pocas semanas antes suelen desarrollarse con normalidad. Los últimos avances en el cuidado de niños prematuros permiten sobrevivir a muchas criaturas que nacen con 25 o 26 semanas. Si el embarazo dura más de 42 semanas, el parto recibe el nombre de parto postérmino.

El parto, proceso mediante el cual el niño es expulsado del útero por la vagina, comienza con contracciones irregulares del útero cada 20 o 30 minutos. A medida que avanza el proceso, aumenta la frecuencia e intensidad de las contracciones. La duración normal del parto para una madre que espera su primer hijo es de 13 a 14 horas, y unas 8 o 9 para una mujer que ha dado a luz antes. No obstante, existen grandes variaciones en cuanto a la duración del parto.

Tradicionalmente, el parto se divide en tres periodos: dilatación, expulsión y alumbramiento. El primero comprende desde el comienzo de los dolores o contracciones hasta que el cuello uterino se ha dilatado completamente. El periodo de expulsión empieza en el momento en que el feto comienza a progresar a lo largo del canal del parto, una vez dilatado el cuello, y termina en el momento de su completa salida al exterior. Desde este momento, hasta la total expulsión de la placenta y sus membranas, se extiende el periodo de alumbramiento.