Salud y medicina: Orlistat – Xenical: la droga para combatir la obesidad

Volver al Indice – Notas sobre Salud y Medicina

No es una droga milagrosa. Requiere cuidados y observación. Pero el Orlistat es una herramienta indispensable para tratar cuadros extremos de obesidad, y puede salvar vidas.

Por Alejandro Franco – contáctenos

El Orlistat (descubierta en 1998, utilizada por más 20 millones de personas en todo el mundo, y aprobada en 140 países) es un derivado saturado de la lipstatina, y funciona como inhibidor de las enzimas pancreáticas. Esto impide metabolizar los trigliceridos de los alimentos, con lo cual las grasas terminan por ser excretadas sin absorbción. La ruta primaria de salida es a través de las heces fecales.

El efecto primario es que el cuerpo descarta hasta un 30% de las grasas que se consumen. La droga actúa especialmente sobre el intestino, y el exceso de grasas produce heces “aceitosas” lo que acelera el final del proceso digestivo. Además de producir efectos benéficos sobre la obesidad en general, el Orlistat reduce con el tiempo los niveles de colesterol, mejora los niveles de azucar en diabéticos y ayuda a los pacientes en riesgo de diabetes.

Pero el Orlistat no es un medicamento de venta libre. Debe ser recetado y debe ser acompañado de una dieta acorde al cuadro del paciente. En especial para que el resultado sea óptimo, y para reducir los efectos secundarios de la droga. Al actuar sobre el intestino, el Orlistat produce tanto flatulencia como incontinencia fecal. En casos extremos de obesidad, la acción de la droga induce al uso de pañales de adultos de manera constante durante el tiempo de suministro.

Los efectos son pasajeros y varían de acuerdo a cada paciente en particular. La droga produce su mayor impacto en los primeros 7 a 15 días de suministro, hasta que el organismo se acostumbra. En muchos casos resulta ampliamente tolerable, pero en los casos de obesidad extrema o en pacientes con procesos digestivos rápidos, la incontinencia fecal resulta una secuela que se mantiene durante todo el tiempo de tratamiento con la droga.

La efectividad de Orlistat depende del cambio de hábitos alimentarios del paciente. Una dieta baja en grasas reduce los efectos colaterales de la droga. Tras un año de tratamiento, el Orlistat puede ayudar a que personas obesas pierdan entre un 5 y un 10% de su masa corporal. Y tras dejar la droga, los pacientes han recuperado el 35% del peso perdido, pero nunca han regresado a su peso anterior.

Entre las contraindicaciones de uso del Orlistat, se encuentran embarazadas, pacientes con transplantes de órganos, gente con problemas cardiovasculares, y personas sensibles al principio activo de la droga. Es que, al acelerar el proceso digestivo, el Orlistat disminuye la absorción (o impide en algunos casos el proceso natural) de algunos medicamentos, reduciendo o anulando su efectividad. Así mismo disminuye la absorción de vitaminas A, D, E , K y betacaroteno, por lo cual suele ser necesario tomar complementos vitamínicos.

Actualmente el Orlistat se encuentra en debate en Estados Unidos, ya que existe una propuesta para su venta libre, algo desconsejable ya que no existe control sobre abusos de su ingesta, o su toma por parte de individuos con tendencias bulímicas.

En la Argentina el costo de la caja ronda entre los $ 85.- y los $ 110.- (marzo 2008); las obras sociales no la cubren, aunque los laboratorios suelen realizar promociones (con la compra de una caja se obtiene un cupón por una gratis).