SEO: ¿son rentables los programas publicitarios de Google AdWords y AdSense?

 Volver al Indice – Estrategia SEO y Posicionamiento en Buscadores

Por Alejandro Franco – contáctenos

Ambos son las dos caras de una misma moneda. Y ambos han hecho rentable a Google, quien se ha alzado con más de 600 millones de dólares el año pasado por su intermediación entre oferentes y demandantes. El sistema de sindicación publicitaria de Google parece prometer el oro y el moro en Internet, y una manera rápida de que los webmasters conviertan rentables a sus sitios. Pero, ¿es tan así?.

En esta nota veremos como funcionan en la práctica ambos sistemas, los resultados que se obtienen y si son tan rentables como dicen.

AdWords: el mundo al alcance de un click

AdWords es el programa publicitario de Google que le ofrece que su aviso figure tanto en primeros puestos de resultados del buscador (los llamados enlaces patrocinados), así como sea publicado en sitios web cuya temática esté relacionada con lo que publicita.

El sistema funciona así: usted ingresa al programa de AdWords e indica que va a contratar un aviso. Este aviso puede figurar en los resultados de búsqueda de Google (como enlace patrocinado) cuando los usuarios buscan determinados términos. En un principio esta es una solución alternativa para aquellos sitios web que no han podido realizar un posicionamiento web de determinados términos respecto a su sitio – el caso más obvio es el de las páginas de hosting, donde se libran guerras sin cuartel todos los días -. Vale decir, si su página web no figura en primeros lugares cuando uno busca un término o una determinada combinación de palabras, el único modo de figurar en la primera página de resultados es contratando AdWords.

El tema es que toda la estrategia comercial de Google está puesta con miras de este servicio. Todos los caprichosos cambios de criterio del robot, base de datos, posicionamiento, page rank, etc., están pensados con el fin de hacer que las búsquedas en Internet sean un mar revuelto y Google el único pescador. Los webmasters suelen quemar sus neuronas intentando descifrar métodos, palabras clave de moda, estrategias SEO, etc. para pelear la punta de resultados (vale decir, estar entre los primeros 10 a 20 resultados que arroja Google en cada búsqueda, y que son los únicos que pueden capturar visitas de la misma), cuando equivale a descifrar qué contiene la Coca Cola por su sabor. Lo cierto es que jamás se podrán descifrar las políticas de Google, y el buscador número 1 del mundo lo que pretende es obtener dinero. Con cada Google Dance (cambios de criterios del robot, cambios drásticos en las puntas de páginas posicionadas en resultados y etcéteras varios que se dan cada 3 – 4 meses), lo que hace el buscador es sacudir la coctelera y subir (o bajar) su magnánimo pulgar a determinada cantidad de sitios. Los que hayan perdido posiciones pueden esperar a la próxima Google Dance o bien, ingresar en el programa AdWords.

La publicidad que hace AdWords es de texto, y uno diseña el aviso publicitario. Google da una mano al respecto, indicando las palabras claves más comunes de acuerdo al sitio web que ud. desea publicitar. La publicidad se abona por tarjeta de crédito, y usted contrata una determinada cantidad de clicks.

En teoría esto es mucho más efectivo que lo standard en publicidad en internet, que es contratar banners por determinada cantidad de impresiones (vistas de página). Aquí usted abona por gente que haya hecho click en su aviso y haya visto su sitio web. Los importes por click varían: la cotización la pone el usuario y pueden ir por ejemplo desde los 6 centavos de dólar. Cuanto mejor pague ud. por click, mayor será el puesto que Google le otorgue en los resultados de los buscadores (ud. generalmente compite con 4 o 5 sitios web patrocinados en cada búsqueda). Lo mismo pasa con el mecanismo de sindicación: su aviso también figurará en páginas web de webmasters adheridos al programa AdSense – quienes exhiben 4 o 5 avisos en cada página de su sitio web, y estos están relacionados con su temática -.

Pero el problema del programa es que los usuarios suelen hacer click en cualquier cosa. En la reciénte edición de WebProNews, un especialista de una consultora SEO hizo un curioso experimento para demostrar la banalidad de los criterios del navegante de internet. Durante 6 meses mostró un aviso de AdWords a unos 259.000 visitantes que decía simplemente “Inféctese aquí” (y el link llevaba a un sitio web con extensión .info, que usualmente contienen publicidad spyware o directamente tienen virus embebidos en el código). Y obtuvo más de 400 visitas.

Obviamente la página a la cual acudía el visitante contenía un inofensivo gracias por la visita, pero sirvió para demostrar la inefectividad del programa. Vale decir, el navegante de internet hace click en cualquier cosa – si uno pusiera un aviso de que vende mercadería robada, o a malos precios o en mal estado, igual habría gente que haría click en el aviso -. Sin hablar de que esa clase de visitantes se multiplica varias veces si usted publicita un producto o servicio normal, con lo cual la mayoría de tráfico obtenido es inservible.

La realidad es ésta: del tráfico que obtenga su web – por buscadores o por AdWords -, sólo el 5% se contactará con el propietario de la web o hará consultas. Y de ese 5%, un porcentaje muy menor son clientes potenciales potables.

AdSense: la mina de oro de internet

La contracara de AdWords es AdSense. En este caso es un programa de sindicación de publicidad pensado para los webmasters. Si posee un sitio web, usted puede afiliarse al programa. Basta con indicar la temática de su página para que Google le dé un código html para copiar y pegar en su sitio (aunque usted también puede escoger publicar avisos de otras temáticas en su página).

Una vez hecho esto, el webmaster se sienta a esperar mientras amasa su fortuna. Google le paga al webmaster unos centavos de dólar (es la diferencia que hace entre el pago por click de AdWords y la menor cotización del click abonado al dueño de la página). Tal como AdWords, AdSense dispone de un panel de control en el cual los usuarios pueden seguir el avance de la campaña (clicks recibidos, dinero acumulado). Google recién abona cuando usted acumula unos u$s 100.- en su cuenta, remitiéndole un cheque.

El 90% de los sitios web de internet prácticamente se ha plegado a AdSense. En un principio es una fuente pasiva de ingresos, aunque ya han salido los oportunistas de turno para intentar explotar (y degenerar) al programa. Desde libros y cursos sobre cuáles son los mejores avisos (y más rentables) para instalar en los sitios, hasta programas (bots) para generar clicks automáticos. Google lleva un estricto control de las IPs de los navegantes que hacen click sobre los avisos, de modo de que si usted se pasa una tarde clickeando sobre la publicidad instalada en su sitio será lisa y llanamente baneado (despedido) del programa. Salvo que ud genere un tour sobre cientos de cibercafés y le pida a todos sus amigos con internet que hagan click en sus avisos (una sola vez), no hay otro modo de trampear a AdSense.

Los cheques de AdSense llegan directo de EE.UU. y en dólares. El pago es real, hay numerosos registros de webmasters que recibieron y cobraron los cheques de Google. En Argentina estos cheques pueden ser cambiados en Casas de Cambio, aunque por supuesto el establecimiento cobra una comisión y, en ciertos casos le exige una factura.

El tema está en la efectividad como fuente de ingresos. En general, es floja. En promedio Google abona 5 centavos de dolar por click, aunque por meses los importes son menores. Para que una web tenga relativo éxito con AdSense, debería generar como mínimo unas 5000 page views por día (unos 2.500 visitantes diarios únicos aprox). Con ello puede generar cerca de 100 clicks diarios, lo que puede dar un valor cercano a los 4 dolares por día de ganancia. Por supuesto los valores varían tanto del click, como depende de la efectividad de los avisos contratados (los avisos en español suelen pagar poco en comparación a los que están en idioma inglés que son mejor cotizados – pero difícilmente un navegante de habla inglesa visite su página en castellano para hacer click en un aviso -). Todo esto para generar 100 dolares por mes.

¿Es efectivo AdSense?. Puede generar algún dinero, pero tampoco demasiado. El webmaster debe evaluar si saturar de publicidad un sitio web le sirve para generar ingresos (y no espantar visitantes). Sitios gigantes como reconocidos diarios lo incluyen. Todo es cuestión de probar y, como ocurre en internet en estos últimos tiempos, los sitios especializados (los nichos) pueden resultar mejor preparados para este tipo de campañas. Sobre el resto, el tiempo dirá si se trata de una pérdida de tiempo, o si la fragmentación del mercado será tan grande (tanta cantidad de páginas con avisos) que sólo Google salga beneficiado de esto.