SEO: tutoriales SEO: qué es el Posicionamiento Web (1era parte)

 Volver al Indice – Estrategia SEO y Posicionamiento en Buscadores

Si Internet está poblada de millones de sitios web, ¿existe alguna manera para sobresalir en medio de semejante multitud?. Quizás el secreto pase por figurar en los primeros puestos en los resultados de los buscadores, un lugar de privilegio al cual se puede acceder si se aplican correctamente las técnicas conocidas como “Posicionamiento Web”… y las cuales comenzaremos a develar en el transcurso de las siguientes entregas.

SEO: tutoriales SEO: qué es el Posicionamiento Web (1era parte)

Por Alejandro Franco – contáctenos

Para entender cómo funciona Internet, me gustaría contarles una pequeña historia. Hace unos cuantos años tuve un amigo – un asesor de empresas cuya metodología de trabajo rayaba en el perfeccionismo puro -, el cual estaba interesado en montar su primer proyecto web. Como para ese momento me encontraba saturado de trabajo, decidí excusarme y me limité a darle algunos lineamientos generales, amén de recomendarle el nombre de un par de webmasters que conocía. El tiempo pasó y, al cabo de unos meses volvimos a cruzarnos. Estaba molesto y le pregunté qué era lo que le pasaba. Me contestó que estaba enojado porque el “buscador” no le asignaba a la página web de su emprendimiento el prestigio que merecía – según su impecable curriculum -, y el costoso sitio figuraba en el puesto 30 de los resultados, razón por la cual nadie lo visitaba (y mucho menos, lo consultaba).

Internet no es el mundo real. Su nombre, su título universitario, su prestigio profesional no sirven de nada en el universo del ciberespacio. Como si se tratara de un mundo alienígena, las reglas allí son totalmente distintas. Un negocio de computación de barrio puede construir una página web optimizada y figurar en primeros puestos en los resultados de los buscadores, por delante de gigantes multibillonarios de la informática como IBM, Microsoft o Dell. Son otras las leyes; la física funciona de manera diferente; los valores se alteran de manera radical.

La culpa de ello la tienen los motores de búsqueda (“search engines”), los que son la manera mas moderna, rápida y eficiente de acceder a la información que pulula en el ciberespacio. Hace muchos años – a principios de los 90, cuando nació la World Wide Web -, la manera básica de organizar información era mediante estructuras rígidas conocidas como “Directorios”: una serie de categorías y subcategorías organizadas alfabética y temáticamente, en donde el usuario debía entrar y sondear de manera ardua hasta alcanzar el nombre del sitio web que pudiera satisfacer sus necesidades informativas. Después de eso, había que hacer click en el link, rogar para que el sitio web siguiera existiendo y, sobre todo, que contuviera la data que se estaba buscando; de lo contrario, había que comenzar de cero todo el proceso artesanal de bucear en las categorías de los directorios.

Mientras que todo ello era impráctico – habían centenares de editores “humanos” responsables de un puñado de categorías; la revisión de sitios para anexar era larga y engorrosa; la información del sitio no estaba al día, figurando como activas numerosas webs que habian dejado de existir hace rato -, pronto surgió la idea de crear algo mas automatizado y eficiente, lo cual no sólo clasificaría los temas generales de cada sitio sino que tendría capacidad de “leer” los nuevos contenidos que diariamente generara cada web, incorporando semejante cantidad de datos a una base de información realmente útil y fácilmente accesible. Así es como nacieron los primeros motores de búsqueda alrededor de 1993, con Wandex, Lycos, Excite (entre otros) como los primeros exponentes de la materia.

El cómo funciona cada motor de búsqueda es un misterio celosamente guardado por sus respectivos creadores. Es algo así como la fórmula secreta de la gaseosa cola mas popular del mundo: los competidores conocerían la receta y la imitarían, y los usuarios sabrían cómo alterarla para poder alcanzar sus propósitos personales. Porque, por si usted no lo sabe, obtener un primer puesto en resultados de buscadores representa éxito y dinero. Son los sitios mas visitados; los auspiciantes de las servicios publicitarios on line se pelearán porque sus avisos aparezcan allí; sus autores obtendrán prestigio en el nicho al que apuntan; y si la página tiene una orientación comercial, se generarán mas clientes y mas posibilidades de negocios

Pero obtener un primer puesto en resultados no es fruto del azar sino de la aplicación de una determinada serie de técnicas – conocidas como Posicionamiento Web -, las cuales ayudan a optimizar la construcción del sitio web así como interrelacionarlo con otros para obtener autoridad, ranking y popularidad. La cuestión es: ¿es muy complicado obtener un primer puesto (o al menos un puesto de privilegio entre los 10 primeros resultados mostrados por un search engine)?.

Hay muchos puntos a considerar; quizás el primero de ellos consista en ver la amplitud del nicho temático al cual apunta el sitio web. Los portales de cine se cuentan por millones mientras que un sitio web dedicado a un tema tan escaso como específico – por ejemplo, la historia de los microcars fabricados en Argentina hasta la década del 70 – quizás cuente apenas con un par de cientos de competidores. Cuanto mas puntual sea la temática, menor es la competencia y mas fácil es obtener una posición favorable en resultados. En cambio hay otros nichos en los cuales se libran batallas campales de manera diaria, como es el caso de los sitios que ofrecen hosting. Como se tratan de auténticos emprendimientos punto com – es decir, lo que ofrecen sólo se puede adquirir vía Internet, y sólo pueden subsistir si venden servicios de manera constante -, estos negocios aplican tácticas de todo tipo y color para provocar cambios radicales en los rankings de resultados de los buscadores de un día para el otro. En este caso apelan a los servicios de un especialista SEO – un individuo que conoce técnicas de optimización para motores de búsqueda (search engines optimization) -, el cual aplica reformas y estrategias variadas de manera diaria como.para mantener la web de su cliente en la cresta de la ola.

Para posicionar un sitio web, primero se debe entender cómo funciona un motor de búsqueda; y como ya dijimos que esa información es secreta, uno debe deducir su accionar a partir de sus secuelas, de las pistas descubiertas por otros webmasters, y de los informes de prensa brindados por los responsables de área de Google (y otros buscadores de importancia)… pistas y detalles sobre los cuales hablaremos en la segunda parte de este informe.

En resumen:

1 – la Internet – tal como se la conoce ahora – fue estructurada a principios de los años 90; los primeros sitios web resultaban accesibles (y estaban clasificados) en directorios;

2 – al ver que los directorios eran rígidos e ineficientes, comenzaron a surgir los primeros motores de búsqueda como Wandex (1993);

3 – los motores de búsqueda actualizaban su base de datos de manera diaria, y presentaban una manera mas práctica de acceder a la información solicitada ya que memorizaban el contenido entero de infinidad de sitios web, lo clasificaban y lo categorizaban;

4 – la proliferación de motores de búsqueda impulsó la pelea por la obtención de los primeros puestos en resultados de buscadores, y así fue como nacieron las técnicas de posicionamiento web

5 – la estrategia SEO es un conjunto de técnicas destinadas a producir cambios en el ranking otorgado por los motores de búsqueda a un determinado sitio web, de manera de revalorarlo e impulsarlo de manera ascendente en los puestos de resultados.

El Sistema 3, el sistema para mantenerte en forma