Tecnología: análisis notebook Acer Aspire 3 i3 7ma gen A315-53-354F

Volver al Indice – Análisis de Computadoras, Notebooks y Periféricos PC

Esta notebook de Acer es un cabal ejemplo de las diferencias invisibles que hay entre los modelos de 14 y 15.6 pulgadas… y que va mas allá de una pantalla mas grande y un precio mayor.

Tecnología: análisis notebook Acer Aspire 3 i3 7ma generación A315-53-354F

Por Alejandro Franco – contáctenos

Encontrarle el pelo al huevo. Pareciera que fuera una manía mía pero lo cierto es que a veces ciertas diferencias son tan evidentes que resulta imposible pasarlas por alto. Tomemos el caso de las notebooks de 14 pulgadas vs las de 15.6. Aunque sean del mismo fabricante, aunque tengan el mismo procesador, aunque la única diferencia aparente sea la pantalla y el teclado extendido con pad numérico… ¿son iguales?. La respuesta es un rotundo NO. Y he ahí la razón que encuentro inexplicable. Si la notebook de 15.6″ te la cobran mas caro, ¿por qué no te la dan tan equipada como la de 14″?.

Porque, aunque parezca mentira, las notebooks de 15.6″ trae menos chiches de fábrica. Y ésa es una mentalidad que no entiendo. Yo tenía una Acer i3 de 5ta generación de 14″ y, un par de años mas tarde, le compré a mi señora una Acer i3 de 6ta generación de 15.6″. O sea, no sólo una máquina mas moderna y rápida sino con mayor pantalla y un teclado mas cómodo. Pero si las comparo, la Acer i3 de 5ta iba mucho mas rápido: arrancaba mucho mas veloz, dibujaba mucho mas rápido la pantalla, trabajaba mas cómoda moviendo cientos de archivos. Quizás el hard disk de la notebook 15.6″ fuera mas lento que el de la pequeña, porque la placa gráfica es similar. O la pantalla LED de 15.6 sea algo mas lenta, porque de resolución andaban igual – 1366 x 768 -. Pero había otras diferencias bajo la carcasa. Yo tenía tres port USB 3.0, mi señora 1 port USB 3.0 y otros dos USB 2.0. Muy lindo para copiar archivitos a un pen drive pero si tenés que mover GBs y GBs a un disco sólido externo, podés pasar horas si no sabés la diferencia de velocidad entre el USB 2.0 y el 3.0, algo que a la mayoría de la gente – que solo lee el diario, ve videos de YouTube y cargan novedades en Facebook – se le escapa. Pero las diferencias siguen: la cámara mía era HD, la webcam de la Acer de 15.6″ era de 640×480. Si uno compra un auto grande y que se supone que es mas veloz y lujoso que el chico, ¿por qué el auto chico viene mejor equipado que el grande, aunque salga menos?.

Parece la mentalidad de un fabricante argentino, y eso que las Acer vienen ensambladas de China. Entonces se trata de una directiva comercial. Cobremos mas caro por la pantalla, pero ahorremos en el resto así tenemos una ganancia mayor; y los usuarios, si no se dan cuenta de la diferencia, mejor.

Algo parecido es con la Acer i3 de 7ma generación (y pantalla de 15.6″) que le ayudé a elegir a un familiar: las i3 de 8va se fueron a $ 44.000.- o mas (y hablamos con pantalla de 14″, fuera HP, Lenovo o Acer; las marcas nacionales no existen en mi universo por las obvias deficiencias de calidad en la terminación) en medio del pánico pre-electoral y con la perspectiva de que el dolar se fuera a las nubes; pero fue posible encontrar una i3 de 7ma generación a precio razonable (mas para el tamaño de pantalla que traía). Como el usuario final sólo iba a hacer Facebook, YouTube y transferir fotos del celular, un modelo 2018 iba mas que bien (hablamos del mercado argentino, donde los procesadores de 10ma generación ni se conocen o están reservados a notebooks gamers que traen por encargo – y valen el triple -, nada de encontrar nada tan avanzado en una cadena de electrodomésticos). El resultado final fue una Acer Aspire 3 A315-53-354F con procesador i3 de 7ma generacion y pantalla de 15.6″ que adquirimos en Pardo a $ 39.900.- (unos u$s 666.-, valores a octubre 2019). Esa misma notebook, en otras cadenas de electrodomésticos y en MercadoLibre anda por los $ 45.000.- o más.

Las diferencias entre la Acer i3 de 6ta de mi señora y ésta que es de la generación siguiente son mínimas. Sigue trayendo la placa gráfica Intel HD Graphics 520 que te permite ver hasta 4K si tenés la velocidad de conexión a Internet adecuada (léase, videos en YouTube o streaming en filmes selectos de Netflix), o correr algunos juegos de hace 5 años para atrás. El disco es mayor, de 1 TB. La cámara web es igual, de 640×480. Y el retaceo de los ports es el mismo: 1 USB 3.0 y 2 USB 2.0.

Al igual que la generación anterior, la notebook demora en arrancar. Tiene Bluetooth y lector de tarjetas de memoria, lo cual es de agradecer. Como la carcasa es toda de plástico, es super liviana, resistente y no tiene problemas de estática al no tener partes metálicas como la Lenovo i5 que adquirí hace poco. El manual indica que posee apertura de 180º, algo que no me animaría a probar debido al nuevo diseño de bisagras del modelo actual. En los modelos previos eran dos bisagras rectangulares empotradas a 3 cm del borde; pero acá la tapa forma una U con dos extremos con forma de pinza que van insertos en el borde. Vale decir, si se te cae de filo existe la alta probabilidad de dañar esas bisagras por el tipo de diseño que tiene. Mas considerando que por las bisagras pasa una cinta con datos y energía que alimenta la pantalla y la cámara web de la tapa.

El sonido de los parlantes es regular, pero no conozco ninguna notebook de gama media que se escuche de manera decente a menos que le ponga unos altavoces externos (o que sea gama alta como unas HP con bocinas Bose que conocí de un amigo y que, por mas chapa de marca que tenga, tampoco suenan espectaculares porque para obtener buen sonido se precisa una buena caja para hacer resonancia, algo que la delgadez de una notebook impide). El teclado es muy cómodo y la batería es de apenas dos celdas, o sea que – con el tamaño de pantalla que tiene – difícil que dure mas de 3 horas. Al menos el procesador es silencioso y no levanta en absoluto temperatura.

Como compra de ocasión, la Acer Aspire 3 A315-53-354F con procesador i3 de 7ma generación es una buena adquisición. Al usuario promedio le permite hacer mas cosas que una simple Pentium ya que es mas robusta para ver videos de alta definición, manejar miles de archivos, abrir páginas en el navegador, y hacer múltiples tareas sin que se ralentice. Pero para el usuario avanzado, las ventajas de teclado y pantalla están desvirtuadas con el ahorro en otras cosas, con lo cual hubiera sido preferible abonar un par de miles mas y tener una webcam HD y tres ports USB 3.0 como se deben – amén de un disco mas rápido – en vez de andar descubriendo esas cosas a último momento.

Caracteristicas técnicas de la notebook Acer Aspire 3 A315-53-354F

  • Procesador Intel Core i3-7020U, Dual-Core, 2.3 GHz
  • Pantalla LED 15.6 pulgadas, resolución de 1366×768 HD, con apertura hasta 180º
  • Memoria RAM 4GB DDR4
  • Disco rígido 1 TB (5400 RPM)
  • Placa de video Intel HD Graphics 520 (reproduce hasta 4K)
  • Unidad de DVD: no posee
  • Teclado extendido con pad numérico en español
  • Wi-Fi 802.11 ac
  • Bluetooth 4.0
  • Webcam 0.3 Mpx (640×480)
  • Puerto HDMI x1
  • Puerto LAN: Ethernet (RJ-45)
  • USB 3.0 x 1, USB  2.0 x 2
  • Lector tarjetas de memoria SD
  • Entrada de audio: 1 (inteligente; detecta y setea si es micrófono, parlante, auricular o headset)
  • Opción para karaoke (anulación de voz)
  • Chip de sonido Realtek High Definition Audio
  • Bateria 2 celdas
  • Sistema operativo Windows 10 Home 64 bits
  • Office: versión trial (viene con opción para adquirirlo)
  • Peso: 2.1 kg.

Precio: U$s 666.- (o $ 39.900.-, valores a octubre 2019)

Conclusión: las notebooks Acer siempre son sólidas, y ésta i3 de 7ma generación tiene un buen precio. En todo caso el factor de discordia pasa por el tipo de ports, la calidad de la webcam y la velocidad de la pantalla, de lo cual se deduce que los modelos de 14″ vienen mejor equipados que los de 15.6″ aunque sea la misma marca y el mismo procesador. Recomendable para el usuario promedio pero, para el avanzado – que programa, hace diseño web o gráfico -, es aconsejable leer la letra chica de las características del equipo para no llevarse una decepción a la hora de utilizar todas sus prestaciones.