Tecnología: ¿cómo comprar una PC de escritorio?

Volver al Indice – Análisis de Computadoras, Notebooks y Periféricos PC

Una PC de gabinete es mucho mas económica y potente que una notebook – además que se puede obtener con una financiación mas larga y conveniente -; acá le damos una guía de cómo y dónde comprar una computadora armada a pedido… y, especialmente, qué cosas debe fijarse / pedirle al armador para tener la mejor configuración de acuerdo a su presupuesto y necesidades

Tecnología: ¿cómo comprar una PC de escritorio?

Por Alejandro Franco – contáctenos

¿Por qué las notebooks son mas caras que las computadoras de escritorio?. Es simple: todo lo que traen es a medida, miniaturizado y hecho en cantidades limitadas por lo cual es mucho mas costoso. Mientras que la memoria y el disco duro pueden ser standard, los teclados, baterías, pantallas y motherboards suelen ser hechas a medida de cada modelo o marca. Hay mucha ingeniería de la propia marca en cada modelo de portátil mientras que una PC suele estar montada como un rompecabezas en base a partes sueltas standarizadas creadas por distintos fabricantes.

El otro punto es que, al ser portátiles, los componentes deben consumir poca energía lo cual es muy específico y encarece la producción de los mismos. A igual marca y modelo de procesador, la versión para notebook consume mucho menos que la versión standard de escritorio. Poniendo de ejemplo dos procesadores Intel i5 de octava generación, la versión portátil solo usa 15 Watts mientras que la de escritorio puede llegar a consumir 65 Watts. Es necesario esto para no devorarse la batería de la notebook en dos segundos; pero, por contra, menor gasto de energía implica menor potencia. En el caso citado el i5 versión portátil tiene una velocidad mínima de 1.6 Ghz mientras que el modelo de escritorio tienen de base 2.8 Ghz. Por supuesto esto le importa poco al usuario común – quiere que su notebook consuma poco, abra rápido Windows y pueda navegar / usar aplicaciones con agilidad – pero para usuarios demandantes – como gamers de gama media / alta, programadores, diseñadores y editores multimedia – el detalle se vuelve realmente importante. Hay una diferencia grande de perfomance y, en el caso de aquellos que suelen dejar corriendo procesos de edición / compilación, el que el reloj de tu procesador de notebook vaya a la mitad que la versión de escritorio puede implicar gastar el doble de tiempo para realizar la misma tarea.

La realidad es que, si usted puede conseguir una notebook a $ 100.- (por poner un número de ejemplo), seguro puede obtener una PC de escritorio que haga exactamente lo mismo a $ 50.- (y posiblemente con mayor potencia de procesador y mayor tamaño de pantalla en el caso de un monitor externo). El otro punto a favor de las computadoras de gabinete es que no todo el mundo tiene los $ 100.- para conseguirse una notebook. Las PCs, si bien son aparatosas y están llenas de cableríos, tienen ventajas adicionales realmente importantes: se pueden armar a medida, se pueden mejorar con upgrades, sus partes son fácilmente reemplazables y, lo mas importante de todo, el proceso de ensamblaje es considerado “producción nacional”, razón por la cual entran en planes de financiación largos y sin interés tipo Ahora 12 / Ahora 18 (datos a Setiembre 2021). Para muestra basta un ejemplo: este año me propuse renovar mi notebook y buscar algo un poco mas potente. Las especificaciones eran simples: debía de ser de marca conocida, ensamblada en China (la calidad de terminación de las notebooks nacionales deja bastante que desear), procesador Intel i5 (generación 9 o 10) o Ryzen 3 / 5, pantalla de 15.6 pulgadas, disco de 1 TB y 8 GB de memoria RAM. Algo así me hubiera salido $  $ 140.000.- (o, financiado, 9 cuotas de $ 15.600.- ya que en este momento nadie da 12 cuotas sin interés, menos a un producto totalmente importado). En cambio me encargué un gabinete con procesador Intel i5 9na generación (de escritorio), 12 GB de memoria RAM, una aceleradora Radeon de 4 GB memoria DDR5 y 1 disco de 1 TB por apenas $ 80.000.- pagaderos en 18 cuotas fijas de $ 4.400. Conseguí mas memoria RAM, una gráfica mucho mas mejor que la integrada que hubiera traído la portátil y una versión de procesador muchísimo mas potente que el equivalente light que traen las notebooks. Ah!. Y me sobró dinero como para comprar un monitor de 20 pulgadas (!) (en vez de la pantalla de 15.6 de la laptop) a $ 20.000.- o menos en 12 / 18 cuotas.

Yo sé que las computadoras de gabinete no son para cualquiera pero, para quien mide el peso, es gamer o precisa algo mas potente que lo standard, son lo ideal no solo por el costo sino por sus infinitas posibilidades de expansión. Es por ello que armamos esta guía de compra para que sepa qué buscar (y en dónde) de manera que pueda comprar la PC de sus sueños por un costo acorde a su presupuesto.

(Nota: si todo esto le resulta complejo, busque la ayuda de algún amigo que entienda de computación y déle a leer ésta guía)

Punto 1 – búsquese un armador de prestigio en Mercado Libre

Es cierto: en su barrio o ciudad hay casas de computación pero sólo en MercadoLibre hay armadores grandes que le dan financiación hasta 18 cuotas fijas… algo demasiado importante en estos tiempos de alta inflación (y, aunque suene terrible, la ventaja de las 18 cuotas es que de acá a un año y medio la inflación se habrá tragado mas de la mitad del valor de las mismas, o sea que la computadora cada vez le saldrá mas barato). Vea la reputación de los armadores, elija entre los mas populares, chequee las opiniones de los compradores sobre los mismos.

Punto 2 – los combos económicos suelen tener procesadores antiguos / lentos

Hoy en día un gabinete armado con un procesador / memoria / disco decente (sin monitor) suele andar en $ 60.000.- (unos u$s 340.-). Ese debe ser su presupuesto base. Si ve ofertas muy por debajo de eso (tipo $ 20.000.-), desconfíe: es probable que sean gabinetes ensamblados con procesadores antiguos o discontinuados.

Hay dos maneras de identificar si el procesador que incluye el gabinete en oferta es antiguo: la mas sencilla es fijarse qué tipo de memoria DDR usa el armador suele especificar en el detalle todos los componentes del gabinete como la placa madre, tamaño y tipo de disco duro, la cantidad y tipo de memoria, etc -. Los procesadores antiguos – 5 / 10 años para atrás – usan memoria DDR3, la cual no sólo es mas lenta sino que escasea hoy en día. Vale decir que si quiere ampliar o reemplazar una memoria, en un par de años va a tener que recorrer cielo y tierra para encontrar chips de memoria DDR3. Hoy en día se usan memorias DDR4.

El segundo modo de identificar si el procesador que le venden es antiguo es preguntarle directamente al armador el modelo y la generación. Muchos de ellos ponen en las especificaciones cosas como “procesador Intel i5”… pero no indican nada mas: siempre se pone el número del modelo y, si el vendedor lo omite, es la primera señal de alerta de que se trata de un chip antiguo.

¿Y por qué es importante todo esto?. Por dos factores: perfomance y posibilidades de expansión. En términos simples, es como que le ofrezcan la versión de lujo de un Renault 12 1970 en estado cero kilómetro. Si, es un auto nuevo sin uso (y con unos cuantos chiches) pero está diseñado con tecnología antigua: no tiene el rendimiento, la potencia ni las comodidades de un auto mas moderno (incluso si hablamos del modelo mas básico y económico de un coche moderno), además de que usted va a sufrir para conseguirle repuestos o mejoras. En el caso que nos ocupa hay armadores que ofrecen procesadores Intel i5 2da generación (como el i5 2500) nuevos, impecables pero con una tecnología que data del 2011. O sea que sólo pueden utilizar memorias con tecnología del 2011 (la dichosa DDR3), discos duros que no vayan mas rápido que el procesador, aceleradoras gráficas que sean compatibles, etc. Y cuando a un procesador antiguo le instala un Windows 10, un juego AAA del año pasado o la última versión de un software de diseño / edición fotográfica / multimedia… el motor del Renault 12 va a empezar a toser y a cabecear porque no tiene la potencia suficiente para cubrir lo que le demanda. Simplemente porque fue diseñado para soportar software menos exigente como el que había en el 2011. 

Los procesadores Intel actualmente van por la generación 11 y sus modelos se identifican con el número 11xxx (por ejemplo, un i5 11600K; un i5 9400F simplemente es un procesador de la 9na generación). Conseguir un procesador Intel (Pentium, i3, i5, etc) de 9na, 10ma generación o superior está mas que bien… pero no uno de 2da generación porque la diferencia de rendimiento con su versión moderna es brutal. En el caso de AMD la oferta camuflada de los armadores pasa por la línea de procesadores A (A6, A10, etc) que se dejó de hacer hace rato y tienen reconocidos problemas de recalentamiento, cuando no, tienen “cuellos de botella” (se desbordan y no pueden procesar toda la información que les llega en un determinado momento – piense en juegos en donde usted va corriendo y disparando a toda velocidad y, de pronto, el juego se congela por un par de segundos para que el procesador pueda digerir la siguiente tanda de información -, con lo cual a veces van a los saltos en vez de tener una perfomance fluida). Si quiere un procesador AMD moderno busque la línea AthlonRyzen, los cuales aparecieron en el 2017 y han cosechado premios de todo tipo.

Punto 3 – ¿procesador AMD o Intel?

Las dos marcas son muy buenas aunque los procesadores AMD (líneas Athlon, Ryzen x) cuentan con varias ventajas: son algo mas económicos, potentes y modernos que la oferta de Intel; pero el gran argumento de venta es que traen una excelente gráfica integrada (Vega), la cual tiene una perfomance similar a la de una aceleradora de gama media en muchos casos. Vale decir, corren juegos modernos y pesados con buena perfomance de FPS y tienen capacidad para ejecutar software de edición fotográfica / multimedia de manera holgada (aunque si quiere algo mas profesional y potente va a tener que ponerle una aceleradora de gama media / alta). El problema con esto es la viveza criolla: los armadores argentinos clasificaron a los Athlon / Ryzen como procesadores “gamer” (!!) y los pusieron a un costo mas alto que los procesadores Intel.

Si puede conseguir un equipo con procesador Athlon (o, mejor aún, un Ryzen 3 /5 / etc) a un costo accesible a su presupuesto, se lo recomiendo desde ya. Por el otro lado los procesadores Intel (líneas Pentium, i3, i5, etc) son excelentes pero son débiles en el apartado gráfico – su integrada es menos potente que la Vega de AMD -, razón por la cual se recomienda adquirirlos sólo si va a ponerle una aceleradora modesta (una GeForce GT 1030 o una Radeon RX 550 con 2 GB de memoria VRAM DDR5)… al menos que sólo le interese ver videos, leer el diario on line y chequear Facebook, tareas para las cuales las integradas Intel funcionan de maravilla ya que no son actividades gráficamente demandantes.

(si desea saber mas sobre la diferencia de potencias / cantidad de núcleos entre procesadores AMD y procesadores Intel le recomiendo leer el apartado sobre el tema que desarrollamos en el artículo ¿Cómo comprar una notebook?)

Punto 4 – elija un combo de base y mejórelo

En vez de apuntar a los combos mas baratos busque uno cercano a los u$s 300.-, vea lo que trae y mejórelo. Es preferible eso antes que armar algo totalmente de cero.

¿Y cómo mejorarlo?. Primero hay que ver lo que usted precisa y, luego, lo que el armador le ofrece.

El primer punto a fijarse es el procesador de acuerdo a la necesidad: acá armé una lista de procesadores adecuada al tipo de usuario:

  • usuario casual (redes sociales, navegación): procesador AMD Athlon 3000GE / Intel Pentium Gold G5400. Es la computadora del abuelo.
  • usuario de ofimática (Excel, Word, estudiantes): procesador AMD Ryzen 3 / Intel i3 (9na en generación en adelante). Es la computadora del estudiante u oficinista en casa.
  • usuario gamer económico: procesador AMD Ryzen 3. Es la computadora del adolescente jugón.
  • usuario técnico (diseñador / programador) / gamer standard: procesador AMD Ryzen 5 o superior / Intel i5 (9na generación en +) o superior. Es la computadora del jugador veterano / diseñador profesional.

Todos estos combos deben contar como mínimo con 8 GB de memoria RAM (16 GB mínimo para gamers / usuarios técnicos) y disco duro de al menos 500 GB (1 TB recomendado). Esto es, para que la computadora no se ahogue con las actualizaciones de antivirus / Windows / navegadores y aplicaciones (que devoran memoria a lo loco de un año a otro) y para que tenga espacio en disco para fotos, películas, videos, juegos, programas, etc. Un disco mecánico de 1 TB está bien para la mayoría salvo que se trate de un gamer / diseñador profesional que no quiere tiempos de carga extensos (para lo cual un disco sólido SSD le resultará mucho mas rápido aunque sea mas caro).

Punto 5 – fíjese que traiga Windows 10 full

La realidad es que, cuando hay una diferencia importante de precio entre un combo y otro, hay que fijarse en dónde está economizando el armador. Un caso típico es darle el gabinete armado con un sistema operativo gratuito tipo FreeDOS o Linux. No niego que tengan su utilidad pero la mayoría buscamos lo standard así que precisamos que el gabinete venga con Windows instalado. Y Windows full instalado, no una versión trial (a prueba) que, luego de 30 días, se congela y le pide que compre la versión completa. Si debe pagar una diferencia de precio, páguelo pero que no venga con un sistema operativo inútil, recortado o que de acá a 30 días caduca. Fíjese que hay armadores que le dan Windows full instalado y capaz hay poca o ninguna diferencia con el que ofrece un equipo similar con FreeDos, Linux o Windows 10 trial (versión de prueba).

Punto 6 – la mayoría de los combos no incluye monitor

Le soy claro: yo prefiero comprar el gabinete armado en un lado y el monitor en otro. Los armadores le pueden ofrecer por un plus adicional un monitor… que es de marca pirulo (un genérico chino), cuando la realidad es que con el monitor no se juega y sí o sí hay que comprar uno de marca. La razón es simple: usted puede renovar / cambiar de gabinete en unos años pero el monitor (si es bueno) seguirá siendo el mismo. Yo uso el mismo monitor Samsung desde hace 15 años y no tengo la mas mínima objeción en cuanto a perfomance / nitidez / prestaciones. Un buen monitor le puede durar décadas.

Adquiera un monitor de marca: Samsung es el mejor, pero HP tiene excelentes ofertas a precio accesible y en muchas cuotas; y luego puede optar por monitores Acer, Dell, LG, Asus, Benq, Viewsonic, Lenovo, Philips o Sony (otras marcas, no sé si le recomendaría). Los armadores suelen tener ignotos monitores chinos genéricos de calidad y durabilidad cuestionable. Un monitor de marca viene con garantía y posee una calidad de terminación comprobada.

Ahora bien: ¿qué tipo / tamaño de monitor adquirir?. Definamos tamaños y resoluciones según el uso:

  • monitor 18.5 / 19 pulgadas, resolución HD 1366 x 768: usuarios standard que leen el diario, navegan, ven videos. Estos usuarios tienen gabinetes con procesadores simples, económicos, con gráficas integradas (Pentium / Athlon). Memoria RAM: 8 GB o mas.
  • monitor 20 / 22 pulgadas, resolución HD+ (1600 x 900): usuarios promedio / avanzados que juegan ocasionalmente, corren programas de edición fotográfica / de video de manera no profesional (por hobby)… y por supuesto quieren ver videos, redes sociales, navegar, etc. Estos usuarios tienen gabinetes con procesadores multinúcleo (i3 / Ryzen 3 o superior), con gráficas integradas (Vega, Intel UHD / Iris) o aceleradoras de nivel básico / medio (GeForce GT 1030 / Radeon RX 550 con 2 GB de memoria RAM DDR5; gráficas mas baratas, menos potentes o con memoria mas lenta directamente no sirven). Memoria RAM: 16 GB o mas. Seria el grupo mas numeroso de usuarios ya que casi todos caemos dentro de esta clasificación.
  • monitor 20 /22  pulgadas, resolución full HD (1920 x 1080): usuarios avanzados que juegan de manera asidua, hacen edición fotográfica / de video de manera profesional amén del uso standard (navegación, redes, etc). Precisan gabinetes con procesadores multinúcleo nivel medio (i5 / Ryzen 5) o superior y aceleradoras de nivel medio / alto con al menos 4 GB de memoria RAM DDR6 (como una GeForce GTX 1650). Memoria RAM: 32 GB o mas.
  • monitor 20 pulgadas o superior, resolución 4K (con frecuencia 144 hz o superior): editores profesionales de fotografía y video, edición multimedia, gamers alta gama. Precisan procesadores multinúcleo alta gama (i7 / i9 / Ryzen 5 / Ryzen 7, superiores) y tarjetas aceleradoras alta gama con al menos 8 GB memoria VRAM DDR6.

Si usted no tiene pretensiones profesionales mi recomendación es un monitor de 20 pulgadas con resolución HD+ 1600 x 900 que se consiguen a muy buen precio (HP tiene unos en oferta). Son grandes, le van a todos, no precisan una super gráfica, da bien para gaming y edición.

Cuando adquiera un monitor, fíjese qué tipo de enchufe trae. Un monitor de generación anterior viene con conector VGA y, si su aceleradora o gráfica integrada tiene conector HDMI, puede resolver el problema adquiriendo con facilidad un adaptador VGA a HDMI en MercadoLibre. Los monitores con enchufe VGA son mas baratos, para nada malos (aquí la diferencia de tecnología entre generaciones de monitores es mínima como para que lo note la mayoría de la gente) y vienen con una frecuencia de refresco de 60 Hz – una tasa similar a la de una TV de alta definición -. Le van bien a la mayoría de los usuarios sea para navegar, diseñar, ver videos o hacer gaming ocasional sin pretensiones. Desde ya que también puede conseguirse un monitor standard con conector HDMI y tasa de refresco de 60 Hz por un poco mas de precio que uno con enchufe VGA.

La cosa cambia cuando uno quiere jugar online, especialmente para participar en gaming competitivo (e-sports): en ese caso los parámetros se vuelven radicalmente diferentes y se precisa hardware potente y caro. El jugador competitivo on line precisa ver a su oponente mucho antes de que éste lo perciba y, para ello, entrena a su cerebro para poder detectar el más mínimo cambio en el paisaje… cosa de actuar instintivamente, apuntar al toque a lo que percibió y dispararle primero. Para que ello ocurra, su cerebro debe estar saturado de frames… y ello sólo se puede conseguir si el juego en el que participa logra ejecutarlo a una perfomance superior (pero muy superior!) a los 30 fotogramas por segundo. 30 FPS es el standard usado por el cine y la televisión y es el mínimo framerate en el cual el movimiento se ve fluido. Nuestra mente acepta naturalmente 30 FPS porque la hemos acostumbrado después de décadas de ver cine. Es como examinar 30 fotos de un solo golpe; pero, para el gamer competitivo, tener solo 30 fotos para analizar en un segundo no alcanzan. Comparando dos jugadores de talentos similares, si uno tiene un monitor de 100 Hz y otro de 144 Hz, las probabilidades deberían estar a favor del jugador del monitor de 144 Hz simplemente porque ve 144 frames / fotogramas / fotos para analizar por segundo mientras que su competidor tiene menos – solo 100 -. Es en esa inundación de información en que un solo mero indicio – algo cambió entre la foto 70 y la 71, quizás una cabeza que se asomó fugazmente detrás de un muro en un juego de battle royale todos contra todos – sirve para que el jugador apunte y dispare hacia ese lugar en una fracción de segundo. Para obtener esa perfomance brutal precisa un hardware que le vaya en saga: una tarjeta gráfica super potente, un monitor de alta gama con al menos 100 Hz de refresco, un grado de nitidez /  contraste excepcional, tiempos de respuesta GTG bajísimos… hablamos de monitores que, de base, arrancan de $ 100.000 y pueden llegar al medio millón de pesos. Ciertamente un jugador veterano de e-sports jamás precisará leer un artículo como éste ya que se encuentra a otro nivel – de poder adquisitivo y conocimiento técnico -; pero basta un botón de muestra para entender de qué se tratan los e-sports y, sobre todo, por qué hay monitores y tarjetas gráficas que valen mil, dos mil, tres mil dolares o mas. Por el contrario, el jugador standard – que juega single player u on line de manera ocasional – tendrá cubierta sus necesidades con un monitor con tasa de refresco standard de 60 Hz, ya que estará conforme con tasas de frames de 30 / 60 FPS.

Punto 7 – gabinete y fuente

Los combos que los armadores ofrecen suelen venir con gabinetes standard, los cuales siempre le van a funcionar ok aunque no sean los mas lindos del mundo. Lo que importa es la cantidad de salidas que tenga, de manera de que sea práctico y cómodo conectarle cosas. Si tiene un par de salidas USB / conectores auricular y micrófono en el frente está super bien. Siempre recomiendo poner los gabinetes encima de los escritorios porque el ventilador de las fuentes actúa como aspiradora de toda la mugre cercana que corra por el suelo y ésta termina en el interior del rig. Y eso es un drama porque un gabinete tiene al menos tres ventiladores – los que refrigeran el procesador, la aceleradora (si está disponible) y la fuente – y, si se traban por la tierra, los dispositivos a los que asisten se recalientan, dejan de funcionar o incluso pueden quemarse.

Ahora bien: ¿vale la pena un gabinete gamer plagado de luces RGB?. Y… eso depende. En gabinetes económicos (sin luces ni chiches) no elija el mas barato sino uno termino medio. Y si busca algo gamer (con juego de luces) le sugiero algo de marca tipo Cooler Master o Corsair que valen el doble / triple que un standard.

Un punto importante en todo esto es la fuente con la cual va a dotar el gabinete. Yo le recomiendo poner algo mínimo de 500 Watts (una fuente pasable, económica) aunque use un gabinete standard. Si quiere el gabinete con luces RGB y va a usar aceleradoras gráficas / procesadores potentes (i5 / Ryzen 5 o superior), va a tener que poner una fuente “certificada” de 600 Watts o mas – el armador seguramente lo asesorará – de marca Corsair, EVGA, Silverstone, etc. Duran mas tiempo, el suministro de energía es estable, poseen buenos sistemas de ventilación y pueden atender los requerimientos excesivos de energía de un equipo potente.

Punto 8 – si busca un modelo gamer no acepte aceleradoras GeForce modelos GT 710 / 730 o con memoria DDR3 / DDR4

Así como los armadores ofrecen procesadores Intel / AMD de generaciones antiguas, también suelen ofrecer modelos “gamer” con viejas placas GeForce… que tienen una perfomance decepcionante.

Esto suele darse en la oferta de combos gamer basados en procesadores Intel. Como la gráfica integrada que trae los procesadores Intel es muy pobre (o en algunos casos ni siquiera vienen habilitadas, caso de la serie F de procesadores multinúcleo como el caso del i5 9400F) los armadores le ponen aceleradoras… que datan de hace 5 / 10 años y que no sirven para juegos del 2008 a esta parte (van a 8 / 15 FPS con seteos bajos en resolución 720… ¿quién quiere eso?). El nombre GeForce suele ser sinónimo de aceleradora gamer…. pero lo cierto es que GeForce ha hecho (y sigue haciendo) espantosas ensaladas con sus productos de gama baja y media mezclando procesadores, velocidades y arquitecturas bajo el mismo número de modelo.

Veamos por ejemplo la GeForce GT 730 que muchos combos “gamer” traen. La GT 730 es una placa super básica que sirve para que su computadora arranque, dibuje la pantalla y vea videos full HD sin dramas. Pero hay modelos con memoria DDR3 (vieja y lenta), DDR4 (algo mas potente) y memoria DDR5 (moderna y mas rápida). Los armadores te van a encandilar con la cantidad de GB de memoria que trae la placa (tiene 4 GB! podés jugar a un montón de cosas!) cuando en realidad la GT 730 es tan básica que aún el modelo con 4 GB de memoria DDR5 tiene una perfomance decepcionante, corriendo juegos nuevos por debajo de los 30 FPS. Lo peor de todo es que nadie especifica el tipo de memoria (DDR3, DDR4, DDR5) que trae el modelo, solo pone bien grande el nombre GEFORCE como fuera la panacea para todo.

Algo similar ocurre con el caballito de batalla de GeForcela auténtica aceleradora budget real y no decepcionante de mercado – que es la GeForce GT 1030: hay modelos con memoria DDR4 (¿para qué diantres alguien gastaría en eso?) y modelos con memoria DDR5 que es la única que sirve.

Mi consejo es: ¿quiere un modelo gamer básico?. Búsquese un combo con procesador Ryzen 3 y 16 GB de memoria. La integrada Vega tiene una perfomance genial. ¿Quiere algo un poquito mejor?. Búsquese un Ryzen 3 / Ryzen 5 / Intel i5 con 16 / 32 GB de memoria RAM y una aceleradora GeForce GT 1030 de 2 GB memoria RAM DDR5 (o una Radeon RX 550 2 GB memoria DDR5). Es lo mínimo para jugar juegos modernos con seteos gráficos medios / altos en 720 p / 900 p / 1080 p y obtener una perfomance aceptable de al menos 30 FPS. Por supuesto acercarse a modelos superiores (como la GeForce GTX 1650) solo redunda en mayor calidad de gráficos, mayor potencia y mayor cantidad de FPS (60 o mas)… a sabiendas de su mayor costo ($ 60.000.-, valores a setiembre 2021).

Punto 9 – a diferencia de las notebooks, a los gabinetes hay que agregarle placas para habilitar conexión WiFi / Bluetooth, etc

No todas las placas madre traen conexión a red inalámbrica (lo que sí, traen conexión por cable ethernet). Es necesario adquirir una placa de red WiFi y lo mismo ocurre si precisa Bluetooth. Le recomiendo agregar una placa de red USB de 150 / 300 Mbps de la marca TP-Link, van detrás del gabinete, se conectan como un pen drive y funcionan de maravilla (hay muchos que le enchufan placas de red USB genéricas chinas de calidad mediocre; luego la señal se entrecorta, uno anda renegando, etc). Para Bluetooth pasa lo mismo: el TP-Link Bluetooth 4.0 Nano USB adapter no es para nada caro, es de muy buena calidad y tiene muy buena potencia de señal como para intercambiar archivos entre el celular y la computadora o transmitir audio a unos parlantes inalámbricos.

Punto 10 – financiación: no es lo mismo contado que Ahora 12 o Ahora 18

Aunque un gabinete esté armado con piezas importadas se lo considera producción nacional (!) y por ello entra en los planes de financiación patrocinados por el gobierno Ahora 12 y Ahora 18. La diferencia de precios es brutal entre contado, Ahora 12 y Ahora 18 (las tarjetas de crédito brindan financiación propia pero es tan tan cara que sólo se pueden considerar como “soportables”! las 12 / 18 cuotas propiciadas por el gobierno); por ello pida los respectivos precios finales / importes de cada cuota de cada plan o tipo de pago. En la financiación de Ahora 12 / Ahora 18 es donde los gabinetes le sacan varios cuerpos en cuanto a financiación (relativamente) barata y larga y menor costo base respecto al equivalente de una notebook que vienen ensambladas de China y que suelen tener planes de pago propios según cada tarjeta o casa de computación / electrodoméstico que lo venda. Volvamos al ejemplo mencionado al principio del artículo: un gabinete con procesador i5, 16 GB de memoria RAM, disco de 1 TB e incluso una aceleradora modesta de 2 GB DDR5 me salió $ 80.000.- en 18 cuotas de $ 4.400.-; algo similar en versión notebook andaría en $ 140.000.- y, a lo sumo, obtendría como oferta de financiación 9 costosas cuotas de $ 15.600.-.

Punto 11 – resumen: configuraciones sugeridas según usuario / necesidad

Estas serían nuestras recomendaciones finales:

  • usuario casual (redes sociales, navegación): procesador AMD Athlon 3000GE / Intel Pentium Gold G5400; gráficos integrados Vega / Intel UHD, memoria 8 GB RAM, disco 1 TB mecánico. Monitor: 19 / 20 pulgadas 1366 x 768 de marca. La computadora básica / del abuelo.
  • usuario de ofimática (Excel, Word, estudiantes): procesador AMD Ryzen 3 / Intel i3 (9na en generación en adelante), gráficos integrados Vega / Intel UHD, memoria 8 / 16 GB RAM, disco 1 TB mecánico. Monitor: 20 pulgadas 1600 x 900 de marca. Es la computadora del estudiante u oficinista en casa.
  • usuario gamer económico: procesador AMD Ryzen 3, gráfica integrada Vega, 16 / 32 GB memoria RAM, disco 1 TB mecánico. Monitor: 20 pulgadas 1600 x 900 de marca. Es la computadora del adolescente jugón.
  • usuario técnico (diseñador / programador) / gamer standard: procesador AMD Ryzen 5 o superior / Intel i5 (9na generación en +) o superior, gráfica integrada Vega / aceleradora gama media GeForce GT 1030 / Radeon RX 550 2 GB VRAM DDR5, 16 / 32 GB memoria RAM, disco 1 TB mecánico / 500 GB sólido. Monitor: 20 pulgadas 1600 x 900 de marca.  Es la computadora del jugador veterano / diseñador profesional.
  • usuario técnico avanzado: procesador AMD Ryzen 5 o superior / Intel i7 (9na generación en +) o superior, aceleradoras con 4 GB o mas de memoria VRAM DDR5 / DDR6, 32 / 64 GB memoria RAM, disco 500 GB / 1 TB sólido. Monitor: 20 pulgadas 1920 x 1080 de marca

Recuerde que estas recomendaciones son válidas al 2021 y que se bancan la actualización a Windows 11. Puede que en tres / cuatro años los estándares hayan cambiado, para lo cual actualizaremos el contenido del presente artículo.