Tecnología: análisis celular Moto C Standard 4G (Smartphone)

Volver al Indice – Análisis de Celulares y Smartphones

Tiene uno de los precios mas accesibles de mercado, pantalla de 5 pulgadas y lo hace Motorola; no, no trae todos los chiches de un Samsung línea S pero para quien quiere algo grande, barato y sólido (que no sea un celular chino genérico) el Moto C Standard puede ser una gran alternativa.

Tecnología: análisis celular Moto C Standard 4G (Smartphone)

Por Alejandro Franco – contáctenos

4 estrellas: muy buenoPermítanme hablarles de un engendro de marketing al cual llamaremos reposicionamiento de producto. La idea es la siguiente: durante años le vendí al público el producto X e hice una costosísima y vasta campaña para que la gente conociera su existencia  y supiera que era bueno y barato. Y un buen día, porque se me cantó las cuarenta, se me ocurrió que el producto X iba a ser un objeto de lujo.  A su favor, el producto ya está instalado en la mente del público pero, en contra, la gente mantiene el pre-concepto previo del mismo y se topa con una desagradable sorpresa – que está fuera de su alcance – a la hora de adquirir su versión siguiente. En vez de crear un nuevo producto con una nueva marca que parezca cara (que es lo tradicional; vean sino lo que pasó con Toyota y Lexus), decido matarme reposicionando el que todos consideraban barato. Algo así como tomar un Ford T y empezar a ofrecerlo como un Mercedes Benz.

La historia está plagada de ejemplos así, algunos mas válidos que otros. El VW Escarabajo, sin ir mas lejos, era un auto que valía dos mangos. Dejó de fabricarse, pasaron 30 años, vino la onda retro y ahora el nuevo diseño cotiza como modelo de lujo. Pasó con los Mini Morris, con el Fiat 500 y hasta con los ponys y muscle cars (desde el Mustang hasta el Camaro, pasando por el Challenger) de la era de oro de la industria automotriz norteamericana. Y mientras que el transcurso de décadas es un válido borrón y cuenta nueva para que la gente acepte el producto aggiornado y encarecido, cuando el proceso ocurre de un año a otro resulta aberrante. Sin ir mas lejos, cuando el Renault Megane pasó a costar el doble con la salida del Megane II. O el caso de los minis de Fordel Fiesta y el Ka -, que valían dos pesos y de pronto pasaron a ser súper minis o compactos cinco puertas de precio mas alto que perdieron por completo el espíritu del modelo económico que iniciara la línea.

En estos últimos casos cabe la pena preguntarse si vale la pena confundir al público.  Sí los cambios y mejoras de una versión a otra son tantas y justifica encarecer el producto, ¿no sería mejor crear una marca nueva y dejar que los Megane / Ka / Fiesta sigan siendo los productos baratos que fueron toda la vida?. Ese contrasentido se aplica en el caso que nos ocupa: desde hace tiempo Motorola (primero propiedad de Google, ahora de Lenovo) posicionó al Moto E como su celular mas barato, un producto tan sólido como accesible. Y, del 2017 al 2018, el Moto E saltó de ser algo base a convertirse en un producto de gama media, costando casi el doble (u$s 300.-) del valor original. Un dato que deja en la neblina a los seguidores de un producto tan venerable.

¿Y qué quedó como el Motorola mas barato?. El celular sobre el que rezan estas líneas. La idea de Motorola es competir con la feroz invasión de ignotas marcas chinas, para lo cual decidieron sacar un celular grande y bien barato. Sale $ 3.700.- (Garbarino, valores a junio 2018), que es lo mismo que se abonaba un Moto E 2da generación hace un par de años. Tiene 5 pulgadas, cámara doble, flash doble (así te podes sacar selfies con iluminación propia en lugares oscuros), 4G y batería desmontable, un detalle que se aparta de la última tendencia general de los fabricantes en sellar sus baterías en el interior del producto.

Siguiendo un razonamiento similar al del Moto G, vienen dos versiones: la C Plus, que sale $ 4.700.-, tiene pantalla resolución full HD IPS, cargador de alta velocidad, batería de 4.000 mAh, memoria interna de 16 GB, cámaras de 8 / 2 Mpx y mas software preinstalado. El C standard (objeto de este artículo) tiene pantalla de 854 x 480 px, memoria interna de 8 GB, cámaras de 5 / 2 Mpx, batería de 2.350 mAh con cargador standard y viene prácticamente peladito. Nada de Facebook o Twitter preinstalado, mucho menos trucos para hacer con la cámara de fotos. Como trae Android Nougat 7.1, uno puede hacer el formateo especial de tarjeta micro SD (hasta 32 GB) y usarlo como “memoria interna expandida” para instalar mas apps y juegos. En lo personal es una decisión que nunca tomaría; si se funde el celular y la micro SD está encriptada sólo para leerse con ese móvil, ¿como diablos hago para leer y recuperar los datos?.

Una amiga mía tiene un Huawei de 5 pulgadas que costó lo mismo y la verdad, nada que ver. Las partes móviles del Huawei son frágiles y el desempeño del celular es lento. Acá el Moto C standard es vistoso y saca fotos decentes (la luz LED es tan fuerte que te deja ciego) pero no tiene zoom o autofocus, a lo sumo lo más sofisticado es el efecto HDR que realmente te mejora las fotos. Tiene un ecualizador de 5 bandas completamente configurable (no prefijado en 5 sintonías como el Moto E) y con el parlante interno se escucha realmente bien. Es rápido sobre la web, para navegar y ver Netflix / YouTube aunque quizás le falta algo mas de brillo para distinguir la pantalla en lugares abiertos.

Considerando que es un celular barato con cámara decente y pantalla grande, el Moto C standard es recomendable para alguien sin mayores aspiraciones. Quizás el mayor defecto sea la batería, la que – si bien no es supergrande, sólo 2.350 mAh – demora siglos en cargarse (de 0 a 100% en 6 horas lo cual es una locura; mi Moto E demora una hora, a mas tardar hora y media para volver a full si quedó completamente descargado). Con la batería a pleno, el celular da un día completo de charla intensa (mi señora lo usa cada 10 minutos y le da con un caño con el WhatsApp). El otro punto es que no trae Gorilla Glass y que la sensibilidad táctil que trae de fábrica es extremadamente quisquillosa, con lo cual hay que regularla desde los seteos.  Luego de eso queda potable, no como ocurría con otros celulares (léase LG) que hemos tenido y te vuelven loco a la hora de intentar mandar un mensaje de texto.

Como celular base el Moto C standard es muy recomendable. Desde luego, comparado con un Moto E de segunda generación (o sea, el celular barato que Motorola ofrecía hace 2 años) el E es mucho mas pulido y sólido en prestaciones. Así como está es un celular barato, sólido, sin lujos cuya pantalla grande es su mayor regalo y que dejará mas que satisfecho a la gente de gustos mas espartanos.

Caracteristicas técnicas del celular Moto C standard

  • Cámara principal: 5 mp x/ Cámara frontal: 2 mpx. Graba video en HD
  • Flash: Sí (dual, en dorso y frente para selfies)
  • Red: 2G, 3G, 4G-LTE
  • Pantalla resolución: 480 x 854 p
  • Tamaño pantalla: 5 pulgadas IPS
  • Sistema operativo: Android 7.1 Nougat
  • Memoria interna: 8 gb, expandible a 32 gb (mediante Micro SD)
  • Memoria RAM: 1 gb
  • Procesador: Quad Core 1.1 ghz
  • GPS: Sí
  • Bluetooth: Sí
  • Wi-Fi: Sí
  • Bateria: 2350 mah
  • Dimensiones: 145.5 x 73.6 x 9 mm
  • Peso: 154 gr

Precio: U$s 130.- (o $ 3.700.-, valores a junio 2018)

Conclusión: Espartano, grande y económico. La pantalla no es la mejor, la cámara se defiende y tiene flash, no tiene la mayor capacidad de memoria interna… pero me resulta preferible antes que un celular de marca china y prestigio dudoso. Viene pelado de aplicaciones y la batería es lerda para cargar como pocas, pero el precio, la marca y la solidez de la construcción terminan compensando estos defectos.