Tecnología: análisis parlantes Noga NG-106 USB

Volver al Indice – Análisis de Parlantes y Home Theaters

Barato y fallido no son sinónimos… salvo en este producto, en donde no hay especificación técnica cuya perfomance se salve de la quema.

Tecnología: análisis parlantes Noga NG-106 USB

Por Alejandro Franco – contáctenos

Les juro que no tengo nada personal contra Noga. Como tantas marcas argentinas surgidas en los últimos años, compran genéricos chinos, lo rechapean y lo venden con su propia marca. El drama con esto es que se guían mas por el precio de costo que por la calidad, con lo cual su galería de productos es muy dispar. Tengo muchas cosas buenas para hablar de sus auriculares Noga Loop pero, en cambio, en ratones, tabletas, consolas de videojuegos y otros modelos de auriculares la calidad es mas que discutible. No es que estén mal terminados, es que no se escuchan bien, se rompen rápido o la experiencia de usuario es mediocre. Calificativos que podemos aplicar al espécimen que nos ocupa hoy, el juego de parlantes USB Noga NG-106 que Carrefour ofrece a magros $ 139.- en su mesa de saldos (valores a Agosto 2018). Barato no implica que sea necesariamente horrible – lo comprobé con los parlantes Maxell SS-120 que compré por un precio parecido en el mismo hipermercado -, pero acá viene a ser la confirmación de la regla.

¿Por qué las marcas no cuidan su imagen?. Ya no diría que es un misterio sino que se trata de un fenómeno argentino. En general uno puede empezar de abajo y aspirar a hacerse un nombre, crecer en calidad y empezar a vender mas caro. Pero, como si fuera un fenómeno nacional, la mayoría de marcas nuevas / revividas (desde Noga a Stromberg Carlson, desde RCA a Ken Brown) tienden a vender lo primero que se les topa en el camino, la primera oferta que le hacen sus proveedores chinos y ni siquiera se encargan de testear de si se trata un producto potable. Si estas marcas no se funden, es porque el cliente argentino tiene un espantoso criterio para comprar (en la mayoría de los casos).  Sino, ¿cómo se explica la aparición de miles de casas de accesorios para celulares que venden parlantes y productos de informática de marca ignota, desbordan de clientes y no se funden a pesar de lo espantoso que son sus productos?. Como me explicaba el vendedor de un negocio de informática cuando quería conseguir una base refrigerante para notebook hace unos años: “si traemos Cooler Master a cerca de u$s 100 la unidad, nadie lo compra; por eso traemos esas porquerías genéricas que apenas ventilan, salen la décima parte, y se venden por toneladas; para el cliente todo es lo mismo, es simplemente un ventiladorcito”. Y es lo que pasa al comparar el Noga NG-106 con un parlante supremo como el Logitech Z120; la diferencia de calidad es abismal pero, como el cliente no tiene la oportunidad de escucharlos y compararlos, decide comprar el mas barato (para él, todos los parlantes son iguales!) y se gasta la diferencia de 300 mangos en otra cosa. Hablamos de parlantes, no de una gaseosa o de un paquete de caramelos; ese parlante lo vas a usar durante mucho tiempo y durante todos los días, depende de su calidad vas a odiar como suena, es como comprar un televisor HD de marca pirulo para ahorrarse unos pesos y comprarse una campera con la diferencia, pero luego verás durante todos los días las películas con un granulado terrible y unos tonos superoscuros. Es un criterio bastante idiota – si vas a comprar algo duradero, compra lo mas prestigioso y de renombre que puedas con el dinero que tengas a mano, no algo horrible o barato para quedarte con el vuelto -, pero acá se aplica de manera masiva.

Los parlantes Noga NG-106 son otra pérdida de dinero. Son bonitos, tienen control de volumen, son chiquitos y portátiles, prolijos, con un cable cómodo de un metro de largo, y una potencia mentirosa de 6 Watts RMS, la cual no llega ni a palos. Los Logitech Z120 tienen 1.2 Watts RMS por parlante y te aturden, y acá, conectados a una PC con el volumen al máximo, los NG-106 se escuchan bajito, a medio término que apenas da para llenar un escritorio. Si quiere mas volumen ya tiene que sobrepotenciar su reproductor de audio y video (con el control de ganancia), pero lo que obtendrá es una distorsión espantosa.

Si no tiene potencia, al menos podría compensarlo con calidad de audio… la cual tampoco tiene. Tiende a ser súper agudo y aún con valores de ecualizador a cero en los agudos, siguen siendo extremadamente claros respecto a voces y sonidos finos. Vale decir, para una video conferencia o para escuchar un relato da bien, pero el resto de los rangos directamente no existe: no hay valores medios que le den profundidad ni hay en absoluto bajos para darle un poco de excitación a una canción, un juego o una película. La única manera de obtener algo tibiamente tolerable es poner el seteo Full Bass en su AIMP o reproductor de video, y bajar al piso valores bajos y medios para que suene medianamente pasable.

Imposible recomendar los Noga NG-106, el precio no vale la pena porque solo gana una experiencia de audio frustrante. Todas las marcas deberían tener un piso mínimo de calidad por debajo del cual no deberían vender sus productos simplemente porque no son satisfactorios. Acá ese piso se ha perforado y lo único que uno obtiene por $ 139.- es un par de pisapapeles de aspecto prolijo y colorido… lo cual no era ni la intención del cliente ni la de los fabricantes.

Características técnicas de los parlantes Noga NG-106 USB

  • Alimentación: USB
  • Potencia (declarada): 6 Watts RMS (2 x 3 Watts)
  • Cable conector de 1 metro con enchufe miniplug 3.5 mm
  • Control de volumen
  • Frecuencia: 60 Hz – 20 Khz

Precio: $ 4.50.- (u$s 81.-, valores a agosto 2018, Carrefour)

Conclusión: no, no y no. Sonido ultra agudo, cero valores medios, cero bajos. Sonido de escasa potencia. El precio no compensa sus defectos y, para ello, búsquese mejor un Maxell SS-120 o, mejor aún, el standard de excelencia de los parlantes USB que son los Logitech Z120. Imposible de recomendarlos ya que la experiencia es frustrante.