Tecnología: análisis placa de sonido externa USB 7.1 genérica

Volver al Indice – Análisis de Computadoras, Notebooks y Periféricos PC

El dictamen es simple: es barata, frágil y suena bien.

Tecnología: análisis placa sonido USB 7.1 genérica

Por Alejandro Franco – contáctenos

calificación: 3/5 - buenoEdifier R1000T4: qué parlantes. Claro, los R1000T4 no pueden hacer milagros si se conectan a un equipo con sonido mediocre y es lo que ocurre en mi casa con la notebook de mi señora. Bah, también ocurre con la de mi nena: son dos Acer i3 standard – vale decir, 4 GB RAM, video integrado Intel, pantalla 15.6 – con la única diferencia que una es i3 de sexta generación y la otra, i3 de séptima. Por alguna razón monumentalmente estúpida Acer decidió ponerle un chip de sonido Realtek High Definition Audio variante SST. Mientras que no tengo nada en absoluto con los chips Realteksuenan muy bien, incluso en mi Lenovo están mejorados gracias a ser una variante Dolby compatible -, la versión SST es una auténtica porquería simplemente porque los drivers no traen las opciones de mejora que todas las Realtek standard tienenléase, Mejorador de Graves, Surround, Mejorador de la Voz Humana… y fundamentalmente, la ausencia olímpica de un ecualizador integrado -. Vale decir, se escucha tapado y como el demonio y no hay manera de habilitar el ecualizador – cuya ausencia es impensable en algo que se jacta de ser Audio de Alta Definición -, ya que Realtek lo inutilizó completamente en las últimas versiones de drivers que lanzaron al mercado. Repito: esto solo pasa con el modelo SST, los Realtek sin las siglas SST tienen el ecualizador habilitado e incluso traen mejoras de todo tipo dependiendo de la versión de los drivers. Es como si la Realtek SST fuera la versión castrada del chip de sonido que traen el 90% de las notebooks que existe en el mercado.

Mi solución temporal fue instalarle un ecualizador externo – Boom3D -, el cual es genial en muchos sentidos… pero, para una máquina con sólo 4 GB de RAM, ocupa un lugar indispensable en la memoria y a veces hace un poco de interferencia con algunos audios. Por mas que buscara un driver viejo para la Realtek SST Windows 10 te lo pisa por defecto con la última (y castrada versión), y no hay nada mejor que una solución de ecualización integrada en el mismo driver (es residente y económica en el uso de RAM).

Estando al divino botón un día me puse a hojear MercadoLibre y me acordé de haber visto hace unos años una placa de sonido externa Encore, la cual era un aparato del tamaño de un router pequeño, se conectaba via USB y permitía 5.1 canales. Lamentablemente la Encoremarca respetable si las hay – ya no está mas en mercado pero hay una avalancha de plaquitas genéricas chinas, una de las cuales adquirí por $ 799.- (valor a Diciembre 2020, MercadoLibre), la que podría solucionar mi drama con la Realtek SST. Vale decir, inhabilitar la Realtek y habilitar la placa USB, la cual podía escucharse mejor e incluso traer mejoras incorporadas como ecualizador, surround, etc.

China ha abaratado todo hasta el punto de lo imposible; así también le va la calidad en saga. Yo recuerdo hace 30 años cuando tenía mi primera PC, épocas en donde todo el sonido pasaba por el mediocre altavoz del gabinete y tener una placa de sonido era todo un lujo. Para comprar una tarjeta genérica compatible con Sound Blaster (creo que era una Genius que sonaba como una Sound Blaster Pro) recuerdo haber ahorrado durante meses y años después, con enorme esfuerzo, logré llegar a una Sound Blaster 16 endeudándome en cuotas con tarjeta de crédito. ¡Oh, qué épocas!. Luego las placas madre vinieron con chips de video y sonido incorporado, las placas de sonido PCI standard prácticamente se extinguieron (y se reconvirtieron en un nicho reservado a especialistas con Sound Blaster y otras marcas creando monstruos para DJ, ingenieros de audio, músicos, sibaritas del sonido, etc) y nadie mas se preocupó por el sonido salvo que fuera muy quisquilloso. En esa época no estaba Realtek sino C-Media la cual, cosa curiosa, es la fabricante del chip que trae esta placa genérica USB y con la cual me vuelvo a reencontrar después de tantos años.

Que la placa cueste $ 799.- habla a las claras de la calidad que puede tener el producto terminado. No hablo del chip de sonido, que los fabrican por millones y valen monedas, sino del equipo en si, que es una especie de pen drive cargado de botones y luces y que trae conectores separados para salida de parlantes y entrada de micrófono. Conectada a la notebook la placa externa sobresale, se ve frágil y es probable que las mitades se despeguen si uno toquetea demasiado. Hay botones para subir / bajar el volumen, habilitar / inhabilitar parlante / micrófono, luces de conexión y tráfico: pero todo es un plástico transparente que se ve delicado, por decir algo generoso.

Dejando de lado su construcción, la placa de sonido USB rinde mucho mejor que lo esperado. No sé si realmente es 7.1, no dispongo de esa clase de equipos para probarla y, por lo que vi en las opiniones, el micrófono es mono, útil para chats pero no para grabar sesiones de música en vivo. La placa de sonido USB 7.1 trae un pequeño CD con drivers para Windows XP y Windows Vista, pero si tiene Windows 10 no es necesario usarlo ya que Windows reconoce al toque el aparato e instala los drivers. Lo que sí, usted luego debe inhabilitar los drivers del chip de sonido integrado de su PC / Notebook – los de la Realtek SST en mi caso – para evitar conflictos (sea hace desde el Administrador de Dispositivos).

Mientras que con la salida de audio no tengo drama alguno, el problema es con la entrada de micrófono. Los micrófonos standard (como los de karaoke) no funcionan y lo único que sí graba sonido es un auricular manos libres, y esto se debe a la ubicación de la raya de contacto en el enchufe miniplug que conecta. Verán: los micrófonos standard (mono) llevan una sola raya de contacto casi en la punta del enchufe ya que, con toda lógica, van a ir conectados en un puerto exclusivo para el micrófono. En cambio un auricular manos libres las dos primeras rayas son para la conexión de audio stereo y la tercera – cerca del final del enchufe – es la del micrófono. La entrada de micrófono de la placa de sonido USB solo lee la tercera raya, no la primera que es el standard de cualquier micrófono dedicado. Es una idiotez de acá a la Luna con lo cual es imposible usar cualquier micrófono con la placa; la única opción es inhabilitar el micrófono de la placa de sonido USB, rehabilitar el micrófono del chip de la notebook… y hablarle a la pantalla si tiene un chat por Facebook, WhatsApp o Zoom. Ni me imagino el drama que debe tener si usted puso la placa USB en una computadora de gabinete… (bueh, ahí le recomiendo directamente comprar una placa de sonido PCI si tiene dramas con el chip integrado).

Mientras que el lio de los micrófonos no me afecta tanto – mi señora chatea prácticamente todo por celular -, en donde la mejora es radical es en el sonido de los altavoces. Así es como debieron escucharse los Edifier R1000T4 desde el principio. La placa C-Media no trae ecualizador pero si trae Mejorador de la Voz Humana, Surround, Mejorador de Graves y Sonido Ambiental. Con un par de ellos habilitados los parlantes sonaron de manera cristalina y con bajos muy potables.

Si usted es una de las víctimas damnificadas por la decisión de Acer (u otro fabricante de notebooks) de poner el bodrio del chip Realtek HD SST en su portátil, esta placa de sonido C-Media USB es una gran solución. Deberá darse maña para ver qué configuración de micrófono le conviene, pero la calidad de sonido es realmente superior sin ser una super maravilla. Es mas potente y cristalino y, por $ 799.-, eso es lo que justamente estaba buscando.

Características de la placa de sonido USB 7.1 genérica:

  • Conexión por USB 2.0 o superior
  • Chip de sonido C-Media (sin especificar el modelo)
  • Salida de audio / entrada de micrófono
  • Controles físicos de volumen / inhabilitar audio / micrófono
  • Luces de conexión y tráfico
  • CD con drivers para Windows XP / Windows Vista
  • Conexión teórica de audio 7.1

Precio: u$s 5.- aproximadamente (o $ 799.-, valores a Diciembre 2020)

Conclusión: Para los dueños de notebooks con horribles chips de sonido integrado (carente de ecualizador y mejoras) esta placa de sonido externa sirve. El sonido es mas cristalino y potente, aún cuando no traiga ecualizador integrado en el driver. La entrada de micrófono es problemática, con lo cual mas vale inhabilitarla y dejar el micrófono del chip de sonido integrado original. Y sí, se ve muy frágil pero ¿qué se puede esperar de algo que sale solo 5 dólares?.