Tecnología: análisis Smart TV HiSense HLE4317RTF 43 pulgadas

Volver al índice – reseñas de dispositivos, tecnología y gadgets

En su nicho es el Smart TV que mejor se ve y tiene un precio formidable; es una lástima que, en el apartado Smart, hay un par de detalles importantes que le falta pulir.

Tecnología: análisis Smart TV HiSense HLE4317RTF 43 pulgadas

Por Alejandro Franco – contáctenos

5 estrellas: excelente

(Antes de empezar, una pequeña reflexión sobre la economía argentina: acá, cuando el dolar se dispara, el dolar se dispara. No hay términos medios y recupera todo el tranco perdido por el atraso cambiario en menos de 30 días, haciendo puré la economía de los argentinos porque… ¿cuánta gente gana su sueldo en dólares?. Obviamente el que tenía dolares guardados va a encontrar que, en verdes, un televisor como el que hablamos pasó a salir un 30% menos – de 550 u$s a 366 u$s -. Ahora… ¿quién puede aprovechar semejante oferta?. Y lo que es peor, ¿tenemos idea de los efectos colaterales que tuvo semejante estampida?. Porque el televisor estará rebajado en dólares pero el pan, la carne, la luz y un enorme etcétera dispara su precio sin miramientos, intentando achicar la brecha en el menor tiempo posible. Lo que parece una oportunidad (una TV barata!) termina siendo un desastre cuando uno mira a los costados, un error que terminamos pagando todos por otro lado, con sobreprecios en otras cosas que sí son de primera necesidad y que compramos todos los días)

No soy amante de los Smart TV. Para mí siempre tienen cosas a medio cocinar, y no he conocido uno que me resulte satisfactorio o directamente “inteligente” – que tenga una interfase rápida, fácil y que haga todo lo que uno quiera -. Por ejemplo el Ken Brown 24 pulgadas de mi hija es una atrocidad que ni siquiera merece llamarse Smart (4 aplicaciones, nada de Netflix y 5 horas para acceder a YouTube viendo videos en la resolución mas baja posible). La calidad de su imagen no compensa la interfase abominable. Mi cuñada tiene un TCL de 32 que es lento, todo lo que va por streaming se ve muchísimo mas oscuro que la TV standard (o el cable), la interfase de Netflix es extremadamente incómoda y tampoco se ve que es una maravilla. Yo, a todo esto, le paso por arriba con el Chromecast, el mayor invento que haya hecho el hombre después de la rueda (sí, el 27/06/2018 le pegó un susto a medio mundo pero ya está perdonado).

Pero había mi cumpleaños número 50 y, desde hace siglos que deseo un televisor grande. Tengo de 24 y de 32 y se ven bárbaro, pero amo el cine, disfruto como loco la alta definición, la automatización, el streaming… y he visto a cada zanguango teniendo televisores gigantescos de 50 pulgadas y viendo CableVisión en resolución standard. Como quien dice, margaritas para los cerdos (o como ponerle nafta común a una Ferrari). Gente que no aprecia, no disfruta o no distingue la diferencia entre ver algo en calidad 480 en un televisor del tamaño de un ropero (y así de mal se ve!) y deleitarse de las explosiones de Star Wars en calidad 1080 y con efectos HDR.

Un tema a dilucidar era si valía la pena estirarse a un 4K. Después de todo las diferencias se han achicado tanto que a veces sólo son $ 2.000, lo cual no es nada. Para disfrutar un televisor 4K como se debe primero tiene que tener una conexion de Internet de mas de 25 megas reales… porque acá, en Argentina, quien dice dar 25 termina dando 15 y los 25 megas están disponibles a las 3 de la mañana cuando nadie está conectado. 25 MB es la velocidad mínima para hacer streaming por Internet de una señal UHD, sea YouTube o los escasos videos 4K (generalmente documentales) que dispone Netflix. Lo otro es que tenga películas descargadas en 4K (que pesan como 150 GB!), o que disponga de un reproductor de video 4K y alquile / compre DVDs de Ultra Alta Definición. La mayoría de estas cosas se me antojan imposibles a menos de que disponga de mucho dinero o una instalación infernal de Internet. La otra – que atenta contra el espiritu del aparato – es que use un TV 4K para ver Full HD (1080). Es como tener una Ferrari para hacer los mandados… pero el 4K da ventajas adicionales sobre un TV Full HD standard y es que posee controles extendidos de imagen amén de poder resaltar el video mediante efectos HDR. Para los neófitos, el HDR es un efecto que superpone varias capas de la misma imagen, cada una de las cuales resalta hasta el cenit los colores mas brillantes. Esto te da unos colores y brillos alucinantes, sobre todo en imágenes nocturnas.

Mientras que aún son escasos los medios para acceder a videos 4K (aunque si hay abundancia de oferta de televisores), me pareció que con un Full HD estaría bien. Por otra parte, me moría de ganas por un 49 / 50 pulgadas pero el tamaño de mis muebles (y la extension de cables eléctricos y de audio) me lo impedía. Hay 49 pulgadas a $ 15.000 pero, por otro lado, se me iba demasiado. En cambio prefería pagar un peso mas por un 43 pulgadas de buena calidad.

Haciendo extensas investigaciones desde meses antes – viendo precios y modelos, navegando por foros de usuarios y especialistas -, llegué a la conclusión que todo el mundo recomendaba acaloradamente los televisores HiSense. Yo tengo una tablet Noblex cuya base es una HiSense – y, salvo el detalle de la batería agotada, el aparato funciona como los dioses – como tiene salida HDMI lo usa mi hija para elegir películas en Netflix y transmitirla a la TV conectada mediante el cable correspondiente -. Y como siempre pispeo televisores y monitores, los HiSense siempre se destacan en los exhibidores de las cadenas de electrodomésticos debido a lo vivo de sus colores y su gran definición. Dias antes de adquirirlo, vi uno en Carrefour que se veía con un brillo tal que parecía un 4K con HDR (pero no, era un 1080 estandar!).

El modelo adquirido al final fue el HiSense HLE4317RTF de 43 pulgadas, que adquirí en Supermercado del Mueble a $ 11.900.- (valores a julio 2018). Es cierto que en otros lugares se vende mas barato pero, en todo San Nicolás, era el único lugar que lo tenía. Por otra parte los HiSense los arman BGH (marca de la cual desconfio), e incluso toda la linea de TV BGH son HiSense rechapeados (el código de modelo es el mismo). Aún cuando el BGH HLE4317RTF sea $ 1.000 mas barato que el HiSense HLE4317RTF, se lo veía apagado, anónimo, como si estuviera mal seteado o le faltaran opciones para calibrarlo. Así que encargué el televisor y lo recibí a las 24 horas.

Además de la calidad de imagen, el otro factor que me decidió por el HiSense HLE4317RTF es que viene con conector de auriculares. Parece una estupidez pero no lo es; si usted no quiere condenarse a la frustración eterna con el abominable par de parlantes que traen los TV LED, precisa un juego de speakers externos (por lo menos standard, a menos que tenga la guita y posea un equipo Dolby Digital). Yo le conecto mi equipo de música que da 650 Watts RMS, lo que lo convierte en un Home Theater mas que respetable. Otra gente compra equipos 5.1 por dos mangos que son una maraña de cables y se escuchan espantosos. Para tener un buen Home Theater hay que gastarse 7 o 9.000 pesos y, si no querés poner torres, cables y parlantes desperdigados por todo un cuarto, al menos hay que comprarse una barra de sonido con subwoofer (existen sin subwoofer, pero deben escucharse tan light a la hora de las explosiones que te deben dar ganas de hacerlo añicos con un hacha), las cuales andan en 5.000 o 6.000 $ y tienen conexión óptica / DTS o Dolby. Lo mio es mas artesanal, menos costoso y me deja satisfecho. Puedo hacer retumbar los vidrios de la casa y asustar a mas de un vecino si lanzo los 650 Watts RMS a todo su poder en medio de una batalla intergaláctica. Cosa curiosa, no todos los Smart TV (incluso los mas grandes) vienen con conector de auriculares o alguna salida externa de audio que no sea la óptica. Esa es la principal razón por la que no compre LG, otra marca de la cual tenia muy buenas referencias.

En cuanto a imagen, el HiSense HLE4317RTF es glorioso. Tiene un montón de opciones – incluyendo el horrendo contraste dinámico que te puede dejar gris toda la pantalla en una escena nocturna – pero se puede desactivar y customizar a piacere. Con el seteo estandar, un poco mas de brillo y contraste que el que trae de fabrica, y desactivando las opciones dinámicas, el HiSense se ve con una nitidez y brillo tan formidable que hace falta ver el manual para darse cuenta que no es un 4K (de hecho le he conectado un TV Box 4K y la pantalla puede setearse a 4096 x 2160; hay que ver si la placa gráfica puede pasar video en esa resolución, porque las fotos de ese tamaño sí las visualiza sin escalar). El nivel de detalle es abrumador – he visto desde El Despertar de la Fuerza hasta Operación Trueno en calidad 1080, y se le pueden contar los poros en la piel del rostro a los protagonistas -. La calidad de video es superior a todo lo que he visto en 43 pulgadas Full HD por muy muy lejos.

Complementando a esto, el HiSense HLE4317RTF ofrece un pack de opciones de sonido basado en el sistema DBX-TV. Creado por un ex ingeniero de Dolby, el DBX es un sistema de sonido que actúa en tres niveles: puede emparejar el volumen automáticamente – como cuando en una pausa comercial pasan los avisos con un volumen mucho mas alto que el de la película que acabas de ver -, puede hacer efectos surround en un sistema de dos parlantes, y tiene un sistema depurador que balancea diálogos y efectos especiales de manera que puedas escuchar nítido cada cosa sin que se saturen los speakers. El surround es bueno y el resto me parece efectivo; desde ya aplicar estas cosas tiene un costo y es que afecta la potencia del sonido – sin efectos DBX todo se escucha mas potente pero también desprolijo -. Por momentos (y sobre todo en la música) el HiSense suena como si estuvieras en un auténtico cine.

Mientras que el hardware del televisor es genial, la parte Smart tiene su cuota de aspectos discutibles. Posee internamente un procesador quadcore y eso se nota, porque la respuesta del televisor al cambio de menúes / aplicaciones / reproduccion de videos es inmediata. El control remoto es fantástico, super simple, con botón directo a YouTube y Netflix. La interfase de Netflix es genial, super nítida, pasa trailers automáticamente al pararse sobre los títulos, y se elige géneros, usuarios o se hacen búsquedas con suma facilidad (si, parece una tontería, pero la interfase Netflix del TCL de mi cuñada no es ni por asomo tan amigable… y son todas apps basadas en el sistema operativo para TV de Opera). La interfase de YouTube no es tan feliz – es la misma que tenia el Ken Brown 24″ -y tiene la tendencia a mostrar videos en calidad máxima 720 en vez de lanzarse a  1080 cuando puede, o de dejar setearlo a voluntad del usuario.

Como todo Smart TV, el HiSense HLE4317RTF viene con dos toneladas de relleno inútil. A mi ni me interesa ver el canal de la construcción, el canal empresario o el canal de los gamers. Sí en cambio trae un sistema de casting – Anyview Cast – que permite ver fotos y videos en la TV. Lo probé, no logré entenderlo o hacerlo funcionar. Lo que sí, cuando conecta el Smart al WiFi verá que le aparece un dispositivo nuevo en su red – el modem HiSense XXXX -, como si fuera un dispositivo Chromecast (y en las apps Android de los celulares / tablets conectados al WiFi le aparecerá el botón de casting). Eso significa que desde un celular o una tablet puede manejar YouTube o Netflix. “Manejar” es un término relativo según el caso: el control de YouTube es total (tal como un Chromecast, navega en su celular, elige el video, lo manda reproducir a la tele), mientras que en Netflix primero debe arrancar la aplicación desde la TV (con el control remoto) y luego usa el celular / tablet para elegir la película / parar / reproducir. Para salir de la cuenta precisa sí o sí el control remoto. El manual indica que se puede usar una app de BGH para utilizar el celular como control remoto… pero me dice que es incompatible con el HiSense (!!); ni siquiera la app oficial de HiSense logra conectarse como debiera.

En todo caso lo mas importante que ofrece el HiSensefuera de YouTube / Netflix – es que trae un cliente Plex preinstalado. Plex es un software gratuito para crear un media server en una computadora; usted lo instala (es gratuito!; lo que son pagos son los clientes que manejan el server a distancia e indican a qué dispositivo transmitir la película / música), indica qué directorios con música y películas posee, y éstos quedan disponibles para compartir en su red WiFi, donde cualquier cliente Plex puede leerlos, seleccionar subtítulos / pistas de audio, ver el resumen de la trama de la película sacado de la IMDB, etc. Yo vengo usando Plex desde hace rato con mis Chromecast, la novedad es encontrarlo (el cliente) preinstalado en el Smart Tv HiSense. Luego de lidiar con la escritura del usuario / contraseña usando el control remoto, el HiSense se conecta al Plex Server y empiezo a elegir películas y reproducirlas… lástima que las mismas se ven horrendas. Por alguna estúpida razón el Plex del HiSense las aplasta a un tercio de la pantalla, dejando barras negras de 30 cm arriba / abajo de la imagen, y arruinando por completo el espectáculo. Y, para colmo, el Plex Cliente HiSense bloquea los controles de ajuste de pantalla, seteándolos en proporción automática e impidiendo el cambio. No es un problema sólo del HiSense argentino armado por BGH; foros estadounidenses dan cuenta del mismo error y le han reclamado a la gente de HiSense que saque un parche pero el defecto sigue sin solucionarse, y el sistema operativo no posee un market decente (a lo Google Play; bah, tiene uno de Opera, inamovible y desactualizado, lleno de cosas inútiles) siquiera para bajar una versión mas actualizada de Plex que corrija ese error. Para colmo si quiere usar el cliente Plex instalado en su celular (y usar el modem HiSense como un Chromecast), el televisor no le da bolilla. Ignora los pedidos de transmitir a la pantalla del HiSense. Considerando la vasta videoteca que poseo es por esa razón que conservo un Chromecast enchufado al HiSense HLE4317RTF , el cual me permite ver con toda espectacularidad todas las peliculas que tengo en la notebook. Pero, si es así, ¿para qué me compré un Smart TV?.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

¿Esto merece defenestrar al HiSense HLE4317RTF?.  Ciertamente el 80% de los dueños de HiSense ni sabrán para qué sirve el Plex, así que les parecerá bárbaro y sencillo para usar Netflix / YouTube. Y quizás en un futuro alguien se acuerde de mandar una actualización para bajar por el WiFi. Una macana, considerando que el hard es genial y que el televisor está plagado de buenas ideas – como el tutorial de HiSense en pantalla en español, que te indica como hacer casting, setear el TV, sintonizar Netflix, etc -.

Todo este artículo termina desembocando en la pregunta mas dificil, inquietante e importante de todas: ¿es mejor un Smart TV o un televisor con un Chromecast atachado? (aunque los televisores simples no Smart están en extinción, más en los de tamaño grande). Para la gente que no sabe lo que es un Chromecast, las opciones que le da HiSense HLE4317RTF le parecerán mas que suficientes. Con el Chromecast uno castra la capacidad Smart del HiSense a costa de la enorme flexibilidad de manejo que permite el dispositivo de Google. En todo caso la respuesta reside en si usted es un usuario común, básico y standard o un tipo que conoce de informática y quiere sacarle todo el jugo a su Smart TV. Si es el último caso, el HiSense HLE4317RTF  se queda corto en cosas mas sofisticadas para los cuales precisa un Chromecast. Salvando eso, es un televisor con una visión y sonido geniales, y una interfase super amigable, lo cual lo hace mas que recomendable.

Caracteristicas técnicas del televisor Smart TV HiSense HLE4317RTF 43″

  • Consumo: 75 W
  • Clase energética: A
  • Dimensiones con base: 971 x 606 x 205 mm
  • Resolución máxima (px): 1920 X 1080 (Full HD)
  • Relación de aspecto: 16:9
  • Frecuencia de imagen (Hz): 50 / 60
  • Contraste estático: 3000:1
  • Brillo (Cd/m2): 250
  • Ángulo de visión (Hor./Ver.): 178/178
  • Tipo de LCD: MVA
  • Video (codecs): AVC (h.264), x.264, HEVC (h.265), XVID, MPEG2, VC1, DIVX, VP8, x265
  • Video (contenedores): AVI, TS, MKV, MPG, VOB, MP4, MKV, 3GP, MOV, WEBM, ASF
  • Video (subtítulos): SRT, SSA
  • Audio (codecs): AAC, MP3, WMA, FLAC, AC3
  • Audio (contenedores): MP3, WMA, FLAC
  • Imágenes: BMP, JPG, PNG, GIF, JPEG
  • Sistema de color (sintonizador): Analogico: PAL-M/N, NTSC-M, Digital: SATVD-T (basado en ISDB-T)
  • Sistema de color (AV): PAL-B-G-H/D/I/K/M/N, NTSC-M/4,43
  • Conectores de antena y cable: 2 independientes tipo F (pin fino) 75Ω
  • Entradas video compuesto (AV): 1 (1 conector RCA)
  • AV – Formatos admitidos: 480i 60Hz, 576i 50Hz
  • AV – Entrada audio: 1 (2 canales, conector RCA) (compartida con entrada video por componentes)
  • Entrada video componente (YPbPr): 1 (3 conectores RCA)
  • YPbPr – Formatos admitidos: 480i/p 50/60 Hz, 576 i/p 50/60 Hz, 720 p 50/60 Hz, 1080 i/p 50/60 Hz
  • YPbPr – Entrada audio: 1 (2 canales, conector RCA) (compartida con entrada video por componentes)
  • Entrada VGA: NO.
  • Entrada HDMI: 3 (v1.4. HDMI 2 compatible con ARC)
  • HDMI – Formatos admitidos: 480i/p 50/60 Hz, 576 i/p 50/60 Hz, 720 p 50/60 Hz, 1080 i/p 50/60 Hz, 1366×768 p 50/60 Hz
  • Salida S/PDIF: 1 optico.
  • Salida video compuesto + audio: NO.
  • Salida audio auriculares: 1 jack estéreo 3,5 mm (conector miniplug)
  • USB: 2 conectores hembra tipo A (2.0)
  • USB – Protocolos y consumos: MTP y MSC. Consumo máximo 500 mA (suma de todos los puertos)
  • Conectividad alámbrica: Ethernet (conector RJ-45)
  • Conectividad inalámbrica: WiFi interno (normas 802.11 b/g/n hasta 150 MBps, 1T1R. Antena integrada)
  • Audio (canales x potencia – Watts): 2 x 8
  • Ecualizador: 5 modos (ESTANDAR, TEATRO, MUSICA, DIALOGO, NOCTURNO)
  • SAP: SI.
  • Filtro combinado: 3D
  • Netflix: SI
  • YouTube: SI
  • Open Browser: Si (basado en Webkit sin soporte para plugins)
  • Facebook: No
  • Twitter: Si (aplicación tvitter basada en Opera Store)
  • Accuweather: SI
  • Picasa: No
  • Opera Store: SI
  • Ginga: Si (ginga.ar basado en NCL-Lua)
  • BGH Remote Control App: SI
  • Anyview Stream: Si (DLNA renderer y player) (funcion compartir archivos a traves de la red desde celulares, computadoras, etc.)
  • Anyview Cast: Si (funcion para compartir la pantalla de telefonos Android)

Precio: $ 11.900.- (julio 2018 – u$s 366.- aproximadamente)

Conclusión: se ve y se escucha como los dioses. La interfase de Netflix es genial y si no te dijeran que es Full HD (no 4K), ni te darías cuenta debido a la gran nitidez y brillo. YouTube se limita solo a 720, no sé por qué. Hay un market de Opera que no tiene muchas cosas útiles, y la gran pifia es el cliente Plex, mal seteado de fábrica, que maneja horrible el aspecto de pantalla y arruina lo que debería haber sido una de las mejores cosas del televisor. Salvo eso (y considerando que el 90% de la gente ni siquiera sabe qué es / cómo se usa / cómo se instala Plex) es un Smart TV super recomendado por calidad de audio, video, interfase y precio.

AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos