Crítica: Alien vs Predator (Alien contra Depredador)

INICIO / NOTAS / CRITICA CINE, TV, STREAMING

El film Alien Vs Predator sólo sirve para demostrar la desesperación de Hollywood por obtener una moneda como sea … incluso explotando dos viejas y bastante venerables sagas, y terminando por darles la estocada final

Cine, TV, Video: crítica: Alien vs Predator (Alien contra Depredador)

Por Alejandro Franco – contáctenos

Alien Versus Predator (EUA 2004); Intérpretes: Sanaa Lathan, Raoul Bova, Lance Henriksen, Ewen Bremner, Colin Salmon, Tommy Flanagan, Joseph Rye ; dirigidos por Paul W.S. Anderson

Últimamente Hollywood ha vuelto a viejos caminos; en este caso, el de enfrentamientos de monstruos. Hubo una vez un Frankenstein contra el Hombre Lobo, un Godzilla contra King Kong (made in Japan), un la Momia encuentra a Abbott y Costello… Esa tanda de films (la mayoría, bodrios interminables) reunían viejas franquicias e intentaban darles algo de sangre nueva (para volver a explotarlas). O darle un giro cómico como la Momia … En general, salvo que se decidiera por un perfil decididamente camp, era bastante evidente que reunir dos personajes fantásticos no puede resultar en algo creíble filmicamente. Decimos de cierta coherencia que hace que el publico acepte y siga la corriente a un disparate o una fantasía. Los experimentos de fusiones de franquicias suelen dar abortos … con es el caso que nos compete hoy.

En este caso, era cuestión de tiempo que la mezcla llegara a las pantallas; ya se han lanzado dos juegos con los personajes y, en mas de un sentido, el film es hijo de dichos juegos, antes que de las sagas de películas. Por empezar, el contenido sangriento está bastante atenuado, y se ha perdido el horror característico de Alien y al menos, del primer film de Depredador. No hay ritmo ni atmósfera, la dirección es pobre, y el dichoso enfrentamiento entre las dos criaturas llega en los últimos 30 minutos después de soportar una hora de idas y vueltas sin interés alguno. De algún modo, parece que la nueva ola de películas con dos monstruos sigue ese patrón (como Freddy Vs. Jason): mucha charla, nada de tensión, director desconocido y solo media hora final de la verdadera batalla.

Hay una expedición a la Antártida comandada por Charles Bishop (Lance Henriksen, reflotando un pariente lejano de su androide de Aliens) y un grupo de expedicionarios que suele ser la carne de cañón de las criaturas en este tipo de filmes. El grupo llega a una pirámide oculta, donde se encuentran con una batalla campal entre 3 depredadores y una horda de aliens.

Hay poco de interesante en el film; las peleas, por ser el tema central, son breves, opacas y generalmente uno contra uno. Entre las batallas sin emoción, los personajes humanos dibujados como caricaturas y la falta de pericia de dirección, a medida que avanza el film poco le importa al espectador quien sigue vivo y quien no. Hay algunos giros y una supuesta sorpresa final, pero el film solo presenta superficialidad sin historia ni personajes. Como ocurrió con el Godzilla de Emmerich, la gente no es estúpida y concurre a las salas para ver algo mas que efectos especiales. Si al menos no hay una trama creíble, al menos debe ser entretenida o pretender ser cómica. Aquí, lamentablemente, no se sigue ninguno de los tres caminos.

visitá Autos De Culto - el portal sobre la historia de los autos - click aquí