Crítica: X-Men

INICIO / NOTAS / CRITICA CINE, TV, STREAMING

Crítica: X-Men

Por Alejandro Franco – contáctenos

X – Men ( EUA, 1999): Intérpretes: Hugh Jackman, Halle Berry, Famke Janssen, Ian McKellen, Patrick Stewart. Dirigidos por Bryan Singer. Este mes por Cinecanal. (****)

Hay varios hechos destacables en X Men; uno, es el increíble reparto, compuesto de actores de gran calidad, incluso de tradición shakespeareana como McKellen y Stewart; el otro es la incursión de un director de culto como Singer, habituado más a obras de suspenso (thrillers) con abundante tensión dramática como su brillante Los desconocidos de Siempre o su menos conocida pero igual de excelente El Aprendiz.

La base del comic de la Marvel se mantiene; a diferencia de su competidora DC comics, Marvel siempre se caracterizó (y especialmente las tiras guionadas por Stan Lee) por personajes humanos detrás de su rol de súper héroes. Son personajes carismáticos, con abundante desarrollo especialmente en su sicología y relaciones sociales. El paroxismo de ello es el Hombre Araña, posiblemente el super héroe más popular que ha brindado la casa. Sobre esos mismos esquemas funciona X Men; el tema de fondo no es ni más ni menos que la discriminación, el pertenecer a minorías y sobre todo, el como integrarse a la sociedad en conjunto.

Precisamente ese enfoque es el que enganchó a Singer al proyecto; si vemos a los mutantes (que han nacido como parte de la evolución genética del hombre) en la misma perspectiva de los ´60 con las minorías negras en EE.UU, se puede trazar un paralelismo entre el profesor Xavier (Stewart) como Martín Luther King , y Magneto (McKellen) como el iracundo Malcolm X. Resistencia pacífica versus opción activa, de armas tomar.

Aun antes del film, cuando el comic se traslado a la TV mediante dibujos animados, los guiones siempre fueron de alta calidad, girando sobre los mismos temas, y sobre la sicología de cada uno de los personajes respecto al tema de la integración social. Entre ellos se destaca (y es el personaje más popular del grupo) Wolverine o Lobezno, el conflictuado y agresivo mutante canadiense que es interpretado aquí con altura por Jackman. Posiblemente si no hubiera dado en la tecla, todo el film fracasaría, ya que su personalidad es atrapante y es sobre la cual gira más de la mitad de las acciones del grupo.

Como dijimos antes, en un futuro la raza humana genera (o degenera) creando al azar, mutantes de apariencia humana pero con enormes superpoderes. El congreso intenta separarlos en ghettos; el profesor Xavier arma un grupo para integrarlos pacíficamente a la sociedad, creando una escuela para educación y adiestramiento en el manejo de tales poderes. A su vez, Magneto (McKellen), cuyo odio hacia la sociedad y su discriminación proviene desde su niñez, desde que pierde a sus padres en un campo de concentración nazi, entiende que son una raza superior que debe regir el planeta. En cada grupo hay héroes con poderes y conflictos individuales; Wolverine, Jane Grey, Storm, Ciclope, … y del otro lado, Toad, Sabretooth, Mystique… con garras, rayos que parten de sus ojos, mutando camaleonicamente su forma, matando con el tacto… del comic al film se pierden algunos personajes como Beast o Gambito, debido posiblemente a que Singer se encuentra con el mismo problema que la serie Batman; como desarrollar tantos héroes y villanos en dos horas de película. Sin embargo, al contrario de la devaluada serie del murciélago (que perdio muchisimo cuando se desvinculo Burton), Singer campea muy bien el problema de desarrollar 6 u 8 historias simultáneas además de la principal.

Hay acción y hay buenos diálogos. Los efectos son excelentes, y los papeles estan muy bien interpretados; en general se expone una variedad de razas y orígenes como para que el tema sea entendido que va mas allá de fronteras y etnias, y que aún cada súper poder debe ser complementado por el de otro de su grupo. Se trata de una historieta adulta bien filmada, con un final abierto para posibles continuaciones, y que eleva el golpeado género de films de súper heroes, que salvo las primeras dos películas de Batman, la Máscara y el Hombre Araña (sin mencionar la histórica Superman), solo suele apelar a golpes de efecto y desgastar nombres de calidad en la taquilla.

visitá Autos De Culto - el portal sobre la historia de los autos - click aquí