Humor: selección chistes de humor negro 2024

INICIO / NOTAS / CHISTES Y HUMOR

Humor: selección chistes de humor negro 2024

¿Por qué Mónica Lewinsky no votó a Hilary Clinton? La última presidencia de Clinton le dejó mal sabor de boca.

“Doctor, ¿tendré cura?”. “Por supuesto, cura, misa y funeral”.

Peluquero: ¿Le pongo champú al huevo? Cliente: No, gracias. Limítese a mi cabeza.

“¿Qué haces el sábado por la noche”. “Suicidarme”. “¿Y el viernes por la noche?”.

Un hombre va al médico para un chequeo, y este le dice: “Tengo malas noticias, usted tiene Cáncer y Alzheimer”. El hombre le responde: “¡Gracias a Dios que no tengo Cáncer!”.

Estaba Bush en la Casa Blanca cuando suena el teléfono y habla Bin Laden: “Tengo dos noticias, una buena y otra mala”. A lo que responde Bush: “La buena primero”. “La buena es que me voy a entregar”. “¿Y la mala?”. “La mala es que voy en avión”.

Traté de advertir a mi hijo sobre jugar a la ruleta rusa. Le entró por un oído y le salió por el otro.

Una madre le dice a su hija ciega: si te vuelves a portar mal, te cambio los muebles de lugar.

Acabo de leer que en Nueva York alguien es apuñalado cada 52 segundos. Pobre hombre.

“¿De qué murió Bob Marley?”. “De un porrazo”.

¿Qué tienen en común el tofu y un consolador? Ambos son sustitutos de la carne.

Quiero morir mientras duermo, como mi abuelo. No gritando, como los pasajeros de su avión.

Un ciego entra en una pescadería y dice: “¡Hola, señoras!”.

Gemelo suicida mata a su hermano por error.

Pensé que abrir una puerta para una señorita era de buenos modales, pero ella me gritó y salió volando del avión.

El perro de mi novia se murió, así que le compré otro idéntico. Ella me gritó y me dijo: “¿Qué voy a hacer con dos perros muertos?”.

Mi novio me dejó, así que le robé la silla de ruedas. Adivina quién volvió arrastrándose…

Un padre en el hospital esperando a que salga el doctor con su hijo en brazos. Cuando sale el doctor dice: “Su hijo ha nacido con una discapacidad, no tienes ojos, nariz, boca, cabeza, tronco, piernas ni brazos”. “Bueno, me da igual es mi hijo, déjemelo ver.”. “Si usted quiere…”. El doctor destapa la manta y se ve una oreja gigante. El padre dice: “¡hijo mío!” y el médico: “no, no le hable, que es sordo”.

El piloto acaba de anunciar por el altavoz que el avión se va a estrellar y que no queda ninguna esperanza de salvarse. Entonces una pasajera del vuelo se pone en pie y grita: “¿Hay alguien aquí lo suficientemente hombre para hacerme sentir mujer una última vez?”. Entonces un tipo se levanta, se arranca la camiseta y le dice: “Toma, plancha esto”.

“Gracias por venir: sufre usted pérdida de memoria a corto plazo. Son 30 euros la consulta”. “Vaya, doctor, tome su dinero”. “Gracias por venir: sufre usted pérdida de memoria a corto plazo. Son 30 euros la consulta”. “Vaya, doctor, tome su dinero”. “Gracias por venir: sufre usted pérdida de…”

La esposa al marido: “Quiero otro bebé”. “Vaya, qué alivio, a mí tampoco me gusta el que ya tenemos”.

No necesitas un paracaídas para hacer paracaidismo. Necesitas un paracaídas para hacer paracaidismo dos veces.

El otro día, mi mujer me pidió que le pasara su lápiz de labios, pero accidentalmente le pasé una barra de pegamento. Todavía sigue sin hablarme.

Abuela: “La mayoría de las personas de tu edad ya están casadas, ¿por qué tú no?”. Yo: “La mayoría de las personas de tu edad ya están muertas, ¿por qué tú no?”.

¿Dónde fue José Luis después de perderse en un campo minado? A todas partes.

Dos cazadores están en el bosque cuando uno de ellos se desmaya. Su compañero llama inmediatamente a emergencias. “Mi amigo no respira”, grita al teléfono. “¿Qué debo hacer?”. “Tranquilo”, le dice el operador. “Puedo ayudarle. Primero, asegurémonos de que está muerto”. Se hace el silencio y luego suena un disparo. El tipo vuelve a tomar el teléfono y dice: “Listo, ¿y ahora qué?”.

Llega un tipo a la morgue: “Busco a un amigo mío que se ahogó ayer”. “¿Puede darme alguna seña particular de su amigo para identificarlo?”. “Sí, era sordomudo”.

Un hombre va a la biblioteca y pide un libro sobre cómo suicidarse. El bibliotecario le responde, “el problema es que, si te lo presto, no me lo vas a devolver”.