Cine. TV, Video: 8 celebridades insufribles de Hollywood

Volver al Indice – Cine, TV, Video

En Hollywood abundan las manías y los egos, y eso convierte a las celebridades en personas realmente difíciles; pero hay una pequeña casta que parece resumir lo peor del grupo, y que conforman el listado que presentamos hoy.

8 CELEBRIDADES INSUFRIBLES: FAMOSOS CON LOS CUALES NADIE QUIERE TRABAJAR EN HOLLYWOOD

Por Alejandro Franco – contáctenos

Hay artistas de mal temperamento; y hay artistas definitivamente desagradables, individuos llenos de exigencias que le hacen la vida imposible a quienes le rodean. Con el paso de los años las anécdotas han corrido por Hollywood, y los rumores no han sido desmentidos, dando lugar a una pequeña lista de celebridades insufribles, gente con la cual nadie quisiera trabajar… a menos de que resulte necesario.

1 – Val Kilmer: En una época bello, apuesto y talentoso, hoy es una sombra de la estrella que fué… pero sigue siendo una persona tan difícil como en sus mejores tiempos. Ya a los 12 años se marchó del que fué el primer trabajo de su carrera – un comercial de hamburguesas -, y los desplantes lo siguieron durante el resto de su vida. Incluso en el set de Batman Forever se agarró a las trompadas con Joel Schumacher, quien le reclamó terminar con los desprecios con los que se despachaba hacia el resto del equipo técnico.

2 – Mike Myers: La estrella de Austin Powers es un maníaco del control, y exige modificaciones a cada rato en el set de filmación. Durante el rodaje de El Mundo de Wayne, Myers tuvo que poner a su hija en el rol de asistente personal, ya que nadie quería el puesto a causa de su interminable lista de demandas.

3 – Katherine Heigl: Si bien tiene una carrera realmente extensa – actúa desde muy joven -, los humos se le han subido a la Heigl. Siempre ha criticado (y denostado) cada uno de los filmes y series que ha protagonizado, diciendo que Knocked Up era sexista, o negándose a aceptar una nominación al Emmy por su participación en Grey’s Anatomy, aduciendo que se trataba de un show realmente mal escrito.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

4 – Gwyneth Paltrow: La Paltrow es reconocida por sus demandas ridículas, como exigir que la ducha que vaya a usar esté perfectamente seca, ya que no quiere el contacto con cualquier resto de agua perteneciente a al que la usara antes; o la indiferencia total con Scarlett Johansson en el set de Iron Man 2, en donde se negó a intercambiar palabra alguna con la blonda; y como ésas, hay una larga lista de manías y anécdotas que la convierten a la Paltrow en una estrella altamente intratable.

5 – Russell Crowe: Crowe es un camorrero serial, acostumbrado a pelearse a las piñas con gente del set cada vez que está alcoholizado; por otra parte, cuando no se siente cómodo, suele escapar de los horarios de rodaje sin dejar nota a nadie sobre su paradero. Recientemente ha provocado a George Clooney por su participación en avisos comerciales, llamándolo vendido. Clooney, con mucha altura, le respondió: “la única gente que gana con dos famosos peleándose es la que imprime la revista People.

6 – Edward Norton: Es un apasionado perfeccionista, algo que bordea la intolerancia cuando siente que, quien trabaja con él, no está a su altura o que no pone lo mejor de sí. Sus exigencias en el set han provocado inestabilidad e inseguridad con sus co-protagonistas, incapaces de satisfacer sus altas demandas actorales.

7 – Steven Seagal: Seagal es un provocador nato: no sólo busca rencillas en el set para demostrar su destreza en el uso de las artes marciales, sino que su trato prepotente es legendario. A ello se suma su contínua manía de fabricar antecedentes sobre su vida – como la de ser un antiguo agente de la CIA – , envuelta en una supuesta aura de misterio que, con el tiempo, termina bordeando lo ridículo.

8 – James Cameron: Su talento es equiparable a su intolerancia. Engreído y gritón, quienes han trabajado con él (y no han caído en su gracia) le han padecido. Si alguien desea hablarle en el set, primero debe sacar un número y pedir turno. Tolerado por su innata capacidad de generar taquillazos, es legendaria su fama de llevar a los actores al límite, lo cual le ha valido veladas enemistades de todo tipo y color en el mundo hollywoodense.