Cine, TV, Video: crítica: Luchando con mi Familia (2019)

Volver al Indice – Cine, TV, Video

Los perdedores suelen triunfar en los filmes sobre deportes; pero aquí la inspirada dirección de Stephen Merchant lo hace con ausencia de clichés y abundancia de corazón y gracia.

Cine, TV, Video: crítica: Luchando con mi Familia (2019)

Por Alejandro Franco – contáctenos

La familia Knight no es lo que se dice una familia standard. El, con un prontuario extenso como ladrón. Ella, drogadicta de casi toda la vida. Pero ambos lograron salir del pozo por su pasión por la lucha libre – un deporte escasamente popular en Inglaterra – y han logrado contagiarle el entusiasmo a sus hijos, Zak y Saraya. Arman improvisados encuentros en los pueblos cercanos a donde viven, a veces arman trifulcas entre los cuatro y se divierten como locos en el ring. Zak es el mas entusiasta porque cree que está predestinado para la WWElas grandes ligas norteamericanas donde pelean la Roca, John Cena y otros ídolos – y por eso se vuelve loco cuando la WWE va a hacer una gira de reclutamiento en su Inglaterra natal. Saraya lo acompaña para estar solo… pero quién iba a imaginar que la chica – pequeña, maciza, dark – iba a ser la elegida en vez de su hermano?.

Luchando con mi Familia no deja de ser otra fantasía bienintencionada sobre el mundo de los deportes, aún cuando se base en una historia real. Sí, la fama hizo estragos en Saraya (conocida como Paige en el mundo del wrestling) y tuvo su cuota de escándalos en el mundo real, pero el filme no se ocupa de ello sino del ascenso, el entusiasmo y el trabajo duro. Florence Pugh brilla como Paige, pero no sin tener un elenco de respaldo de lujo, incluyendo al siempre delicioso Nick Frost como su padre y a una irreconocible Lena Headey como su madre punk.

Pero la Pugh encandila, y el otro que le hace frente es Vince Vaughn, que viene en pleno comeback como actor serio y acá hace de entrenador duro, un personaje que haría las delicias de R. Lee Ermey. Su Hutch Morgan es despótico e impenetrable pero sabe reconocer el talento y sabe como endurecer a las personas, aún cuando deba destrozarlas primero y rearmarlas después. A Vaughn se suma un cameo de Dwayne Johnson – que disfruta como loco su exagerada versión de si mismo y es uno de los productores del film -, el director Stephen Merchant como el atribulado padre de la novia de Zak, y Jack Lowden como el hermano de Paige, el cual en un momento cae en la cuenta de que el deporte no solo es fama sino una disciplina para mantener el espíritu en alto y el físico en regla.

Luchando con mi Familia está plagada de momentos deliciosos; hay humor y hay drama, pero también es la crónica de una chica descubriendo su lugar en el mundo. Y la Pugh tiene todo lo que se precisa – carisma, aura animal, ternura – para llenar de sobra la pantalla con excelentes resultados. Todo un show mas que satisfactorio para la platea y ampliamente recomendable.

El Sistema 3, el sistema para mantenerte en forma