Cine, TV, Video: crítica: Sahara (2005)

Volver al Indice – Cine, TV, Video

“Sahara” es una mezcla de Indiana Jones, 007 y el Codigo Da Vinci. Mientras el argumento y los dialogos son descerebrados, la acción y el impacto de las imágenes son ciertamente espectaculares.

Por Alejandro Franco – contáctenos

Director: Breck Eisner; Intérpretes: Matthew McConaughey, Steve Zahn, Penelope Cruz, Lambert Wilson, Glynn Turman, Delroy Lindo, William H. Macy

Sahara (2005) - uan aventura a pura accion con Matthew McConaughey, Steve Zahn, Penelope Cruz, Lambert Wilson, Glynn Turman, Delroy Lindo, William H. Macy Los americanos suelen denominar como películas “de pochoclo” (pop corn movies) a ciertos films descerebrados que sólo intentan entretener, aún a pesar de su mediocridad intelectual. No hablamos de Star Wars o Indiana Jones, que son films de acción inteligente, sino de películas en que uno deja el cerebro en la puerta del cine y que disfruta con cierto placer culpable durante dos horas, aunque no tenga mas substancia que una bebida light.

Precisamente Sahara entra en esta categoría. Es un gran video clip con algunas de las mejores y más espectaculares secuencias de accion de estos años, pero embarrado por un argumento que se olvida de cualquier mínimo de lógica interna. Los blockbusters más memorables suelen construir mejor la mentira que nos venden, pero Sahara solo quiere vendernos dos horas de escapismo. Y, a diferencia de otros titulos reciéntes de la misma categoria (National Treasure, Resident Evil II Apocalypse, etc), lo consigue en buena forma.

Acá la historia pasa por un acorazado de la Guerra Civil norteamericana, cargado con los “prototipos” de dólares de oro que acuñaría la facción separatista y que desapareció misteriosamente al final de la contienda. Flash al presente, encontramos por un lado a dos cazadores de tesoros ( McConaughey y Zahn) que siguen el rastro del barco, y por otro lado a una doctora de la Organizacion Mundial de la Salud (Penélope Cruz) que está investigando en Africa los orígenes de una epidemia desconocida. Los caminos de los aventureros se cruzarán con el de la doctora, en especial cuando averiguan que el acorazado navegó erráticamente como un buque fantasma (su tripulación muerta) hasta el Africa (!), y que terminó enterrado en el desierto (!!) donde hace 150 años hubo un río.

Obviamente la idea es un atroz asalto a la lógica, imposible de defender aún para el mayor defensor de causas cinematográficas bizarras como podemos ser nosotros. Tanto el director como el elenco entienden igual, por lo que el film está tomado en tono de comedia, sabiendo que la premisa es ridícula y solo es una excusa para la acción. Al cóctel se suma que tanto la epidemia como el barco están relacionados, y están en territorios de Mali donde se desarrolla una feroz guerra civil que libra el dictador Kazim (Lennie James), quien a su vez realiza negocios sucios con un oscuro empresario frances (Lambert Wilson).

Salvando un intenso comienzo, el film se embarca en una larga exposición de su improbable argumento durante tres cuartos de hora hasta que comienza la acción. Mientras que McConaughey no termina de radiar todo el carisma que un héroe de acción requiere (estaba mejor en Reign of Fire, la película de los dragones) – y posiblemente por falla del argumento -, Zahn hace una parte cómica no siempre feliz, y la española Cruz actúa en piloto automático, y sin mucha quimica con el protagonista. Los villanos tampoco brillan por encima de la media, y la acción generalmente entra en lo standard, salvo un par de escenas.

Pero lo que sobresale del film es la impecable fotografía. Los escenarios son descomunales y fascinantes, y el film juega en ellos algunas de las más espectaculares secuencias de acción que se han visto en este año, hablando siempre del pelotón secundario de películas y obviando a gigantes como War of The Worlds o Star Wars Episodio III. Para ser un film clase B, Sahara impresiona y, para ser uno de los nuevos films de Hollywood que sigue la onda Codigo Da Vinci (relacionemos hechos históricos con secretos y tesoros perdidos) es ciertamente mucho mejor y más entretenido que la plomiza National Treasure con Nicholas Cage. Lamentablemente todo el delirio de acción no se acompaña por diálogos y argumentos del film; el guion es realmente malo y, si hubieran puesto un poco más de esmero, posiblemente hubieran obtenido una pelicula memorable.

Sobre la edición en DVD es realmente básica; no incluye escenas cortadas, bloopers o documentales tipo making off. La calidad de imagen y sonido es impecable (widescreen), y es una de las mejores opciones si usted quiere estrenar un reproductor y disfrutar de las cualidades del formato digital.

El Sistema 3, el sistema para mantenerte en forma