Cine, TV, Video: crítica: La Película de Los Simpsons (The Simpsons Movie)

Volver al Indice – Cine, TV, Video

Después de 18 años Los Simpsons llegan a la pantalla grande, y lo hacen con una tonelada de gags para callar a aquellos críticos que venían diciendo que la serie estaba agotada.

Por Alejandro Franco – contáctenos

Director: David Silverman; Intérpretes: Dan Castellaneta, Julie Kavner, Nancy Cartwright, Yeardley Smith, Harrry Shearer, Hank Azaria

la pelicula de los Simpsons: critica del film, adaptacion a la pantalla grande de la popular serie animada ¿Quién no conoce a Los Simpsons?. La serie fue concebida como un corto animado de relleno para The Tracey Ullman Show en 1987 y pronto llamó la atención del público, razón por la cual la Fox terminó por darle su propio espacio. Y desde entonces más de 400 episodios de 22 minutos han sido televisados en 18 años de puesta en el aire, haciendo que la serie rompiera varias marcas de permanencia en la televisión americana. Los Simpson no son la serie más larga de la historia (desde Gunsmoke hasta varios animés japoneses lo superan en cantidad de episodios y años de emisión), pero su longevidad y capacidad de convocatoria les ha creado su propio nicho en la cultura mundial.

Desde mediados de los 90 que el proyecto de un largometraje se viene cocinando en la Fox. Muchas idas y venidas han pasado, comenzando por la partida de Matt Groening hacia otras series animadas que le dieran aire fresco en lo creativo como Futurama, pero para el film el padre creativo de Los Simpson está de regreso. Una batería de los mejores guionistas de la serie (se cuentan once) pusieron los dedos en el libreto. Ahora la cuestión es, si de semejante esfuerzo multitudinario (que se viene armando de a poco desde el 2001) puede resultar algo coherente, fresco y divertido.

Y la respuesta es un rotundo sí. La Película de Los Simpsons es equiparable a los mejores episodios de la serie, tan maniática, inteligente y llena de energía como en sus mejores momentos. Aquí la satira apunta sus dardos a la política, la religión y los ambientalistas, pero con suficiente calidad como para que nadie se sienta demasiado ofendido.

Para la mayoría de su duración, The Simpson Movie es una serie interminable de gags enganchados, al mejor estilo de ¿Y Dónde Está El Piloto?. Y si alguno de los chistes fracasa, basta esperar unos segundos para el siguiente. El film está recargado en el apartado parodia y comedia, con algunos toques ligeros de emotividad como cuando Homero tiene una epifanía acerca de la importancia de la familia. Mantiene el tono de la serie sin caer en melodramatismos, con lo cual los espectadores se interesan por los personajes en medio del torbellino de gags.

Hay por supuesto un guión, que no será Shakespeare, pero es efectivo. Es sorprendentemente coherente a pesar de la docena de libretistas acreditados. Cuando el gobierno (a cargo del Presidente Arnold Schwarzenegger) descubre los niveles tóxicos del lago de Springfield (generado a partir de un container de “deshechos de chancho” que descarta Homero), la comunidad es puesta en cuarentena. Homero y su familia – la esposa Marge, el hijo Bart, y las niñas Maggie y Lisa – escapan de la ciudad y se van a Alaska, decididos a empezar desde cero. Pero cuando se enteran de que el gobierno desea tomar medidas más drásticas con Springfield, ellos deciden regresar y tomar cartas en el asunto.

La inmensa mayoría de personajes secundarios de la serie tienen sus cameos, para deleite de los fans. Y están muy bien integrados, de modo de no saturar al espectador ni sorprender a los novatos en la cultura Simpson (si es que hay alguno sobre la Tierra). No faltan los cameos estelares como los de Tom Hanks, que son una marca registrada de la serie.

Visualmente mantiene el estilo, aunque hay una mayor profundidad de detalle y unos cuantos CGI como para que se vea mejor en la pantalla grande. Es obvio que el gran esfuerzo es que parezca similar pero no más de lo mismo.

Si la mitad de la gente que alguna vez disfrutó un episodio de Los Simpson acude a ver el film, es obvio que resultará un gran hit. La Fox apuesta fuerte y hace una gigantesca campaña publicitaria como no se ha visto en años. Con algunas excepciónes de malas palabras y una escena de desnudo de Bart, no hay nada que aleje a los chicos de ver la película. No es South Park llevado al cine, sino que mantiene su política de entretenimiento para toda la familia, un título que ultimamente viene siendo mal usado y culmina en terribles bodrios. Por suerte, The Simpson Movie no es el caso y es una película que disfrutarán enormemente niños y adultos.