Cine, TV, Video: crítica: El Hombre Araña III (Spiderman 3)

Volver al Indice – Cine, TV, Video

La última entrega de El Hombre Araña es algo extensa y compleja, pero sigue siendo tan excitante como la película anterior. ¿Ultima actuación de Tobey Maguire como nuestro arácnido amigo?

Por Alejandro Franco – contáctenos

Spiderman 3 (EUA – 2007): Intérpretes: Tobey Maguire, Kirsten Dunst, James Franco. Dirigidos por Sam Raimi

El Hombre Araña 3: vemos y criticamos a la ultima pelicula del superheroe aracnido antes de su estreno en Argentina No tengan miedo, amigos: el fantástico Hombre Araña está de regreso por tercera vez, y es la más grande y excitante aventura de Arañita. La última secuela es inmensamente entretenida, emocionalmente satisfactoria y visualmente impactante.

Todo esto resulta ser una fantástica calificación, teniendo en cuenta que las trilogías del celuloide tienden a desmoronarse antes que terminar con una alta nota (Matrix Revoluciones, o la tercera parte de X-Men). Pero a pesar de un enorme presupuesto (rumoreado en más de 300 millones de dólares), una larga duración (dos horas y 20 minutos), y una historia muy ambiciosa (con tres súper villanos), Sam Raimi y su elenco han completado exitosamente la excepcional serie que la acerca al nivel de suceso de El Señor de los Anillos: El Regreso del Rey.

Spider-Man 3 continúa donde Spider-Man 2 había quedado. Peter Parker (Tobey Maguire) continúa en la Universidad, manteniendo una excelente relación con el amor de su vida, Mary Jane Watson (Kristen Dunst), y finalmente siendo amado por la mayoría de los neoyorkinos – con obvias excepciones como J. Jonah Jameson (J.K. Simmons, que continúa robándose todas las escenas) -.

Portal SSSM / Arlequin, critica de cine fantastico, de culto, filmes de terror y ciencia ficcion

Pero el paraíso dura poco tiempo, cuando comienza a tener roces con Mary Jane y su cada vez más exitosa carrera actoral. A esto se suma el arrogante fotógrafo Eddie Brock (Topher Grace), que intenta robarle el trabajo. Por si fuera poco, un nuevo súper villano llamado Sandman (el Hombre de Arena, interpretado por Thomas Haden Church) comienza a aterrorizar a la ciudad y, en una nota más personal, está relacionado con la muerte de Ben, el amado tío de Peter. Y se suma al cóctel Harry Osborn (James Franco), que aún persigue a Peter y lo culpa por la muerte de su padre, el Duende Verde original.

Como si las complicaciones no bastaran, una misteriosa substancia alienígena se apodera del traje del Hombre Araña, cambiando su color tradicional a negro. La substancia le dá mayor poder a Arañita, pero también afecta su caracter, haciéndolo más sombrío y violento. Con el tiempo, Spiderman deberá también lidiar una batalla interior para evitar ser dominado por la naturaleza malévola del ser.

Obviamente hay mucho para narrar en Spiderman 3, pero la brillantez de la historia – que combina acción, drama, romance, profundidad y humor en dosis adecuadas – muestra su habilidad en converger las distintas tramas hacia el final, el que cierra no sólo el film sino también la serie. Los nuevos elementos añadidos a la saga son efectivos, mezclados con las premisas tradicionales de los dos filmes anteriores.

La Guerra Fria, la Segunda Guerra Mundial, proyectos faraonicos argentinos... todo eso esta en HistoriaDeCulto, el portal sobre historia argentina y mundial del siglo XX

De los nuevos personajes, ninguno ha sido más anticipado que Venom – la substancia alienígena que, de Arañita, pasa a poseer a Eddie Brock, transformándolo en uno de los enemigos más mortales de Spiderman -. Si bien es cierto que hay algunos cambios respecto del origen narrado en los comics, el resultado sigue siendo apasionante, especialmente cuando Venom aparece en pantalla.

Lamentablemente no hay demasiado de él, debido a lo complejo del guión y la enorme cantidad de caracteres que debe mostrar en pantalla en tan limitado tiempo. Mientras que la película toma su tiempo para establecer los inicios de Sandman (el alter ego de Flint Marko) – un villano que resulta carismático para la platea -, resulta algo escueto el tiempo de pantalla dedicado a Gwen Stacy – un interés amoroso de Peter Parker, que rivaliza con Mary Jane – y este personaje termina por permanecer en las sombras. El papel resulta pobremente desarrollado, con lo cual Bryce Dallas Howard hace lo que puede.

A pesar de esto, El Hombre Araña 3 sigue siendo una fabulosa película que no podría haber terminado la serie con mejor nota. Las escenas de acción son magníficas, pero curiosamente en la mayoría de ellas Peter permanece con el rostro parcial o totalmente descubierto – quizás para darle más protagonismo a Peter Parker que al superhéroe -. Para un personaje que idealiza que con un gran poder se acarrea una gran responsabilidad, la misma se ve materializada en la gran calidad final del filme.